Atienda el siguiente test y sepa ¿cómo está su conciencia ambiental?

Confíese su pecado ecológico y corríjalo. Si algunas de las acciones indicadas en la siguiente lectura son tan cotidianas en su rutina y se multiplicaran por 15 millones de personas, ¿cuánto aguantará nuestro país?.

Recientemente, el Índice de Actuación Medioambiental 2008 difundido por el Foro Eco­nómico Mundial en Da­vos, reveló que Chile ocupa el quinto lugar entre los países latinoamericanos más respe­tuosos con el ambiente. Si bien esta buena noticia coincide con otros estudios que avalan que hoy la sociedad presta mayor atención a este tema, a nivel mundial el país se ubica en el número 29, lejos de Suiza, Suecia y Noruega. Para ver qué podemos hacer para seguir avanzando en el cuidado de la tierra, Carlos Rungruangsakorn, académico de Ingeniería Ambiental de la U. Andrés Bello, invita a poner atención a la siguiente historia:

Pedro salió de su trabajo a buscar su auto, se detuvo en el puente que cruza a diario, miró las aguas del canal y pensó “que turbia esta porquería”, aspiró una vez más su cigarro y lo arrojó al estero. Llegó al estacionamiento, arrancó el motor y se encaminó a su casa ubicada a tres cuadras de la oficina. El taco era infernal así que demoró más de 30 minutos cuando normalmente tarda 15 a la misma hora. “Siempre hay taco pero hoy se pasó”, pensó mientras abría el portón de su hogar.

Llegó a la cocina y un montón de platos le esperaban. Decidió lavarlos para ayudar algo, dio la llave del agua a su máximo y fregó cada plato, vaso y tasa colocando una buena cuota de lavalozas en cada uno de ellos, cerrando la llave una vez terminada la limpieza. Sin embargo, a pesar de cerrarla por completo aún goteaba y se acordó que hace un mes su esposa le había dicho lo de la llave, pero se dijo para sí mismo, “otro día la arreglo… total cuánto más me va subir la cuenta”. Estaba oscureciendo, acto seguido encendió todas las luces de la casa y la TV, y se fue al jardín a regar.

Mientras mojaba el cemento recordó que su esposa le había encargado bebidas y otras cosas para el paseo de mañana a la playa. Acomodó la manguera para seguir regando el jardín y raudamente partió al supermercado, antes que lo retaran. Avanzó dos cuadras se estacionó, bajó, compró y volvió. Su esposa había llegado y estaba mirando las noticias, le saludó y le dijo: “¿Todo bien para mañana mi amor?”, “Si mi bombón”, respondió.

Camino a la playa el paisaje estaba hermoso, miles de hectáreas de pino vestían las colinas interrumpidas por la carretera. Como era su costumbre, Pedro fumaba al manejar, pero de pronto divisó una patrulla y recordó que en la nueva ley el conductor no puede ir fumando, así que se deshizo rápidamente del cigarro lanzándolo a la orilla del camino. “Me salvé de un parte”, dijo.

Instalados en la playa, la feliz pareja tomaba sol. Comieron y bebieron placidamente, el viento se encargaba de llevarse las bolsas lejos y su mujer disimuladamente enterraba las latas y las botellas en la arena. No vio basureros muy cerca y para justificar más su acción, dijo: “como al municipio no se le ocurre colocar basureros..”. “Típico de la ineficiencia del gobierno”, asintió Pedro

De vuelta a casa, un gran incendio forestal hacía lento el tráfico. Los árboles que estaban a un lado de la vía se quemaban y Pedro abrumado por el dantesco escenario, gritó: “en todas partes hay gente imbécil; quién habrá sido el inconciente que provocó este daño tan grande en la naturaleza, cómo pueden ser tan irresponsables, acaso no han escuchado sobre el cambio climático”. “Mi amor como te lo dije el otro día, la raza es la mala”, agregó su esposa. Más tarde en el noticiario un bombero informó que el incendio fue causado por un cigarro lanzado a la orilla del camino.

Resultados:

En la historia anterior ¿cuántos actos se encontrarían reñidos contra la preservación del medio ambiente?.

-Si descubre entre 10 y 12, felicitaciones. Tiene una óptima conciencia ambiental.

-Si descubre entre 8 y 9, alégrese. Su conciencia ambiental está relativamente bien.

-Si descubre entre 6 y 7, reflexione. La tierra puede estar en peligro. Recuerde que una conciencia ambiental se concibe como la capacidad de entender los efectos de nuestras acciones en el medioambiente.

-Si descubre menos de 5 y todos actuaran como Ud., en el corto plazo estaremos perdidos. Una óptima conciencia ambiental implica tomar una serie de acciones, partiendo por cambiar nuestros hábitos diarios.

Fuente: www.lasegunda.cl

One comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *