Archive for Agricultura

Chile: la amenaza transgénica

Actualmente se discute en el Congreso un proyecto de ley que busca la liberalización de los transgénicos en nuestro país. Senadores de la Alianza por Chile, de la Concertación e independientes presentaron, el 2006, el proyecto, próximo a aprobarse. “Yo llamaría a esta moción, la moción Monsanto”, dice María Elena Rozas, coordinadora de la Red de Acción en Plaguicidas y sus Alternativas para América Latina (RAP-AL). La moción se discutirá a pesar que el tema “no está presente en el debate nacional” y no es “de necesidad urgente”. Lo único que lo explica es la presión de las transnacionales de los transgénicos que quieren la liberalización total. Detrás está Monsanto.

Monsanto, dueña de Semillas Seminis, Agrosearch, Limagrain, Pioneer y Ventrabioscience -las transnacionales que dominan el mercado exportador de semillas transgénicas en Chile-, controla el 90 por ciento de la producción de transgénicos en el mundo, según una investigación de la periodista francesa Marie-Monique Robin, presentada en el documental “El Mundo según Monsanto”. Según la investigación el crecimiento de cultivos transgénicos es monstruoso: En 2007 ya cubrían 100 millones de hectáreas.

La lista de horrores de Monsanto es conocida. En su sede de Saint Louis, estado de Missouri (EEUU) se fabricó el “Agente Naranja” utilizado como “herbicida” en la guerra de Vietnam y cuyos horrores aún se pueden ver en el Museo de Ho Chi Minh, ex Saigón. “El Mundo según Monsanto” revela vínculos de la transnacional con los gobiernos de Bill Clinton y Tony Blair. Además que el ex secretario de Defensa de la administración de George W. Bush, Donald Rumsfeld, trabajó como director de la División farmacéutica de Monsanto.

La Asociación Médica Británica, el Consejo Nacional de Investigación de EEUU, el Crii-Gen de Francia y otras instituciones aconsejan “prohibir el uso de transgénicos y sus productos”, e investigar “los impactos de largo plazo en la salud y el ambiente”. Según el Programa de Naciones Unidas para el Ambiente (PNUMA), la contaminación con transgénicos “pone en peligro una biodiversidad que es fundamental para la seguridad alimentaria de la humanidad”.

La Ley de Introducción de Transgénicos

El diputado Marco Enríquez-Ominami (PS), la Red de Acción en Plaguicidas y sus Alternativas para América Latina (RAP-AL), la Alianza por una Mejor Calidad de Vida (RAP-Chile) y la Asociación Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas (ANAMURI), se oponen al proyecto de ley que intenta la liberación de semillas transgénicas en nuestro país.

“La falta de rigor del gobierno en materia agrícola perjudica a los productores agrícolas, ya que en este caso la inoperancia abre camino al ingreso de cultivos transgénicos al país. Este es un camino sin retorno, debido a los efectos irreversibles de los transgénicos en la agricultura y el medio ambiente. El tema se debate en todo el mundo, mientras en Chile hay desconocimiento sobre los efectos y riesgos de la introducción de transgénicos”, dice Enríquez-Ominami. “Es inaceptable que la Ministra de Agricultura, Marigen Hornkohl, omitiera el tema al dar a conocer el plan de trabajo de su cartera”, agrega.

Actualmente nuestro país autoriza la producción de semillas transgénicas “para la exportación”. Según María Elena Rozas, cada vez hay más evidencias respecto de los daños que producen los transgénicos en la salud de los consumidores. Afirma que un estudio en ratas de laboratorio, alimentadas durante la gestación con soya transgénica RR -de Monsanto-, concluyó con más de la mitad las crías muertas en las tres primeras semanas de vida. “Nos preocupan los efectos de la contaminación de cultivos convencionales con transgénicos y los daños que ello acarreará a los agricultores orgánicos. En países como España y México la coexistencia entre ambos tipos de cultivos se ha demostrado imposible”, dice.

Por su parte, Camila Montecinos, experta en transgénicos y consultora de ANAMURI, critica que la ley no incluya sanciones por la contaminación de cultivos con transgénicos. Las autoridades tendrán apenas 60 días para aprobar la introducción de un cultivo transgénico y será sobre la base de información entregada por las propias empresas interesadas: “Más grave es que se incluye un mecanismo por el cual las transnacionales pueden cuestionar los decretos gubernamentales. Aunque la ley se denomina ‘de bioseguridad’, de seguridad no tiene nada. Debería denominarse claramente Ley de Introducción de Transgénicos. En lugar de traer un avance tecnológico, proporcionará mano de obra barata local para las transnacionales, tanto a nivel de productores como de investigadores que trabajarán para ellas”, dice.

“La liberalización de los cultivos transgénicos, en las condiciones que presenta esa ley, dejará al país en total indefensión en cuanto a proteger la salud y el ambiente”, dice el diputado Enríquez-Ominami. Si se aprueba la ley las empresas podrán cuestionar las clausuras de salvaguardas. Francia, en febrero pasado, congeló los cultivos de maíz transgénicos. Polonia, Alemania y Hungría ya lo habían hecho. Las organizaciones ciudadanas advierten que, además de que el proyecto no incluye sanciones en caso de contaminación de cultivos por transgénicos, las empresas podrán apropiarse de los cultivos contaminados.

Tras haber sido aprobado el primer informe en la Comisión de Agricultura, el proyecto continúa en trámite. De aprobarse la ley, advierten, el maíz que se come en Chile podría contaminarse, por ejemplo, con maíz transgénico que exporta Limagrain -que tiene un alto contenido de lipasa gástrica de perro-. Señalan que la contaminación que se podría generar debido a la liberación de cultivos transgénicos sería completamente irreversible.

Agrotóxicos, transgénicos y precariedad laboral

En Chile, los temporeros agrícolas -250.000 son mujeres- padecen una de las peores condiciones de precariedad laboral. Más de un 60 por ciento no tiene contrato laboral y es “enganchado” por contratistas, sufriendo incontables abusos, y el riesgo de enfermedades y muerte por el uso intensivo e indiscriminado de agrotóxicos. Muchos de estos son los de mayor peligro según la Organización Mundial de la Salud (OMS). La mayoría de los agrotóxicos usados en Chile pueden ser causa de abortos, cáncer, daños neurológicos, alteraciones reproductivas y malformaciones congénitas.

En enero, 13 temporeros resultaron intoxicados -por insecticida Zero 5 EC, un piretroide de ANASAC-, en un maizal transgénico en Pelarco, VII Región, mientras el Ministerio de Salud daba a conocer las cifras de intoxicados en 2007. El maizal de la Sociedad Agrícola Beyce, produce semillas para Massai Agricultural Services que exporta semillas híbridas y transgénicas, cuya producción de maíz y soja proviene -entre otros- de semillas importadas de Monsanto y Syngenta. Los cultivos transgénicos no disminuyen el uso de agrotóxicos. “Los trabajadores están sometidos a riesgos, y además, los cultivos tradicionales y nativos próximos podrían contaminarse”, dice RAP-Chile. El predio se ubica en la misma comuna donde, el 2004, temporeras de San Clemente sufrieron graves quemaduras. “Ese incidente rompió el secreto oficial, develando uno de los muchos lugares del país en que se cultivan transgénicos destinados a la exportación. Hay una intensa campaña del empresariado y el gobierno a favor del proyecto de ley aprobado en primer trámite por el Senado, que pretende liberar los cultivos transgénicos en el país”, agrega RAP-Chile.

La mayoría de las intoxicaciones por agrotóxicos en la actividad agrícola y forestal se produce entre septiembre y marzo. El año 2007, según cifras del Departamento de Epidemiología del Ministerio de Salud, fueron notificados 710 casos de intoxicaciones por agrotóxicos. La VII Región concentró 60 casos. El 2006, tasa más alta de envenenamientos lo tuvo la VI Región.

“Hay un cierto progreso en la reacción de los servicios públicos ante este tipo de emergencias, ya que cuando se produjo la intoxicación masiva de 2004, los fiscalizadores concurrieron a terreno sólo once días después. Esta vez, la fiscalización se inició de inmediato. Por lo general los sumarios sanitarios son muy limitados en sus resultados, y el problema de fondo permanece: grandes empresas insertas en el mercado global que obtienen enormes utilidades, ocasionando serios daños a la salud de las personas y sometiendo a la mano de obra a pésimas condiciones laborales”, señala RAP-AL.

Bachelet durante su campaña presidencial prometió que no permitiría la entrada de cultivos transgénicos.

Los cultivos transgénicos y su paquete tecnológico asociado, aumentan el hambre y destruyen la agricultura campesina porque:

– Estimulan los monocultivos que eliminan la biodiversidad.

– Aumentan el uso de agrotóxicos altamente venenosos para la salud humana y animal.

– Aumentan la contaminación de todos los recursos naturales.

– Intensifican la deforestación.

– No contribuyen a la creación de nuevos empleos, ya que este tipo de cultivos requieren poca mano de obra, y genera concentración de la propiedad de la tierra.

– Aumentan la expulsión de campesinos y campesinas del campo.

El proyecto que pretende aprobarse apunta, entre otros, a hacer factible la producción subsidiada de agrocombustibles anunciada por Bachelet hace sólo unos meses.

Fuente: Argenpress —
C. Patricio Santa Cruz V.
Ingeniero Forestal – Proyectos de Desarrollo Local
Telefono: (09) 9780531 –
e-mail: patricio.santacruz@gmail.com , patosantacruz@hotmail.com

Ministra Hornkohl anuncia creación de Consejo de Cambio Climático y Agricultura

Grupo de trabajo, que reunirá a representantes del sector público, privado y académico, se constituirá en mayo.

La Ministra de Agricultura, Marigen Hornkohl, anunció hoy la próxima creación del Consejo de Cambio Climático y Agricultura, el que convocará a actores relevantes del mundo público, privado y académico para estructurar la respuesta de Chile ante los efectos del calentamiento global.

La secretaria de Estado dijo que el consejo, que se constituirá en mayo, es una iniciativa que se explica debido a que Chile “debe desplegar un esfuerzo importante en atender la producción y las necesidades de la población que ocupa ecosistemas deteriorados, de manera de enfrentar las condiciones de pobreza actual y promover actividades económicas sustentables”.

Marigen Hornkohl hizo este anuncio en la inauguración del seminario “Impacto Social y Económico de la Sequía”, organizado por la Facultad de Agronomía e Ingeniería Forestal de la Pontificia Universidad Católica, ubicada en el Campus San Joaquín de la capital.

En la oportunidad, la Ministra de Agricultura dijo que el país debe intensificar la investigación acerca de la vulnerabilidad de los diferentes cultivos a las condiciones del clima y al déficit hídrico, como así también en la introducción de especies y variedades resistentes a la sequía.

Marigen Hornkohl reiteró la voluntad del Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet de ir definiendo políticas más eficientes para reducir los riesgos de la sequía, a través del estímulo al uso de tecnologías y sistemas de producción adaptados a la variabilidad climática existente.

En este mismo sentido, enfatizó que si bien hay una preocupación por los efectos del cambio climático en el mediano y largo plazo, el Gobierno, a través del Ministerio de Agricultura y los servicios del Agro, han podido responder adecuadamente a la contingencia climática del déficit hídrico que afecta a gran parte del país, mediante la entrega de recursos extraordinarios a las 209 comunas más afectadas por esta situación.

“El Ministerio de Agricultura ha implementado un conjunto importante de instrumentos para paliar los efectos productivos de esta sequía, destinando para ello un monto cercano a los 25 mil millones de pesos”, explicó.

La Ministra dijo que los recursos “están yendo en ayuda para suplir las carencias de alimentación del ganado y a mantener o mejorar las fuentes de agua, tanto para la bebida como para la producción agrícola”.

“Además, el Gobierno, en su conjunto, ha dispuesto de medidas de ayuda tanto para aquellos habitantes rurales situados en la línea de pobreza que no pueden acreditar su condición de agricultores y, por ende, de beneficiarios del INDAP, y para aquellos agricultores que están sobre el nivel de atención de esta institución”, recordó la Secretaria de Estado.

El seminario “Impacto Social y Económico de la Sequía”, que contó con ponencias de representantes de dos servicios del Agro: INDAP e INIA; del Ministerio de Obras Públicas y la Dirección General de Aguas, así como con las de académicos de la Facultad de Agronomía e Ingeniería Forestal de la Pontificia Universidad Católica, fue inaugurado hoy en Santiago y tendrá otras dos jornadas, el 24 de abril en Chillán y 29 de abril en La Serena.

El objetivo de este encuentro es comprender las causas y características de la sequía, estimar los impactos productivos y socioeconómicos en el sector agrícola y entregar herramientas que permitan mitigar los efectos del déficit hídrico.

Fuente: www.lasegunda.com

 

Más de 40 organizaciones sociales exigen a Bachelet detener la invasión de trangénicos anunciada por el Ministerio de Agricultura.

Escrito por DonMatas 26 Abril 2007

Portando pancartas en las que se leía “Fuera Monsanto”, representantes de organizaciones campesinas, sociales y ambientales motivadas por la necesidad urgente de detener la invasión de cultivos transgénicos anunciada por el gobierno y esa transnacional, se manifestaron hoy frente a la estatua del Presidente Allende. Esta mañana entregaron en La Moneda y en el Ministerio de Agricultura una carta firmada por 49 redes y organizaciones de todo el país – que representan a más de diez mil chilenos y chilenas- dirigida a la presidenta Michele Bachelet. En ella solicitan una pronta entrevista para informarle de graves problemas actuales de contaminación de cultivos convencionales con transgénicos, así como de los peligros ambientales y de salud que una decisión de este tipo –sin vuelta atrás- acarreará para la agricultura chilena y la población en general. La iniciativa provino de la Alianza por una mejor Calidad de Vida integrada por ANAMURI, la Asociación Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas, CIAL, la Corporación de Investigación en Agricultura Alternativa, OLCA, el Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales y la Red de Acción en Plaguicidas RAP-Chile…

Entre las adhesiones campesinas a estos planteamientos destacan la Confederación Ranquil y la Federación Campesina O’Higgins, el Movimiento Agroecológico de América Latina y el Caribe MAELA, CET Sur, y diversas organizaciones del Valle del Huasco.Las adhesiones personales corresponden, entre otros, a tres concejales de la comuna nortina de Alto del Carmen, la del Presidente de la FECH Giorgio Boccardo, y la dirigente regional de la salud municipalizada Aurora Araos. Centros Culturales, Agrupaciones de mujeres y feministas de todo el país tales como CEDEM, Feministas Autónomas y el Foro de Mujeres Bío Bío, Ecoceanos así como varias coordinadoras ecológicas y centros culturales, Planeta Luchín, la Red Puentes y la Red de Justicia Ambiental figuran entre los firmantes.

Los impulsores de la campaña por la moratoria de los transgénicos señalaron que estas adhesiones se recogieron entre el 1º y el 23 de abril, pero esperan sumar muchas otras en adelante, pues su tarea de difusión de estos peligros está recién comenzando.

Fuente: www.elquintoinfierno.cl