Archive for Ballenas

Parque eolico afecta a ballenas en Chiloe

ballena.jpg

La instalación de un mega parque eólico en la costa del noroeste de Chiloé podría impactar negativamente a la población de ballena azul más importante del hemisferio sur por lo que CCC y Ecoceanos recomiendan la relocalización del proyecto y el desarrollo de un marco regulador para este tipo de energía en el país.
Santiago, 30 de noviembre 2010. (CCC/Ecoceanos News) – El Centro de Conservación Cetacea (CCC) y el Centro Ecoceanos entregaron al Servicio de Evaluación Ambiental un informe respecto a la instalación del proyecto parque eólico Chiloé.

Si bien la tramitación ambiental ingresó bajo una Declaración de Impacto Ambiental, donde no hay espacio de participación ciudadanahasta que el nuevo reglamento sea desarrollado, las organizaciones civiles decidieron de manera voluntaria entregar la información sobre los impactos negativos a las especies de cetáceos así como recomendaciones.

De acuerdo al reporte, para los próximos siete años se espera una inversión por 50 mil millones de dólares en el sector minero, que contrasta con la inversión de 18 mil millones del sector en los últimos 20 años. Así, las proyecciones de crecimiento hacen prever aumentos en el consumo total de energía eléctrica, cuyo principal consumidor es el sector minero. La incorporación de las energías renovables no convencionales (ERNC) a la matriz de generación eléctrica nacional es un proceso inevitable en el largo plazo.

En este sentido, en el documento se señala que el país tiene la responsabilidad de considerar la experiencia internacional con el fin de evitar replicar errores de otros países y recomienda consolidar una política de ordenamiento para el desarrollo de ERNC.

Durante los últimos diez años, la Unión Europea y EEUU han tenido un crecimiento significativo de ERNC, particularmente de parques eólicos. Los impactos asociados al nivel de ruido, impactos visuales, aspectos de seguridad, efectos en el paisaje, arqueología, patrimonio, biodiversidad, así como posible interferencia con la aviación o navegación ya han sido reconocidos. La mejor alternativa de mitigación planteada es evitar zonas sensibles o concentraciones de especies sensibles.

En 2010, la Comisión Euporea publicó lineamientos para el desarrollo de proyectos de energía eólica para la Unión Europea y elComité Científico de la Comisión Ballenera Internacional expresó que los países deben cooperar para mitigar el impacto sobre la vida marina asociado las ERNC, tales como la eólica. Los parques eólicos operativos producen bandas de ruido de baja frecuencia que son audibles para los cetáceos.

Perturbaciones, efecto barrera y degradación o pérdida del hábitat son algunos impactos adicionales de parques eólicos. Incluso en el caso de la ballena de aleta se ha registrado el desplazamiento de hasta 200km alrededor de parques eólicos.

La zona noroeste de la Isla de Chiloé es un refugio para una gran diversidad de vida marina y anualmente recibe la mayor concentración deballenas azul en el Hemisherio sur. Adicionalmente la ballena franca austral, clasificada en peligro crítico, el delfín austral y la nutria marina, por destacar algunas, son especies susceptibles a impactos del parque eólico Chiloé debido a su localización propuesta.

Al respecto, el documento recuerda que todas las especies de cetáceos se encuentran protegidas a nivel nacional por la Ley de Protección a los Cetáceos (Ley 20.293) adoptada en 2008 la campaña de CCC, Ecoceanos y Conapach “Chile 2008, Santuario de Ballenas”.

El documento indica que en el caso del parque eólico Chiloé, la alta concentración de especies vulnerables a impactos y la fragilidad de los ecosistemas heterogéneos incluidos en la zona propuesta, así como los perjuicios sociales y económicos, particularmente respecto a la actividad turística preponderante en la Comuna de Ancud y el archipiélago de Chiloé, hacen necesario trasladar el proyecto a una nueva localización en áreas alejadas de la costa, de menor impacto ambiental y social.

Fuente: Centro de Conservación Cetacea, Centro Ecoceanos

Población de ballenas jorobadas se duplica en aguas antárticas chilenas

De acuerdo con estimaciones realizadas por científicos del Inach y la Universidad de Valparaíso, las poblaciones observadas de esta especie de cetáceo aumentaron de aproximadamente 700 ejemplares en 2005 a 1.800 en la última expedición en 2007.

 

 

Se encuentra en casi todos los océanos del mundo, exceptuando la zona del Artico. Por eso los científicos afirman que es la más “cosmopolita” de las especies de ballenas. Se trata de la acrobática jorobada, cuya presencia y distribución migratoria en aguas antárticas ha sido registrada desde 1925. Hoy es estudiada en todo el planeta y, en especial, en el hemisferio sur donde más abunda.

Más de 40 años de protección mundial y prohibición de captura comercial parecen haber tenido un efecto positivo en su población, ya que a nivel global muestra signos de recuperación. Aunque esta especie todavía está lejos, advierten los científicos, de alcanzar las casi 100.000 ejemplares que habitaban los océanos del planeta antes de la explotación ballenera. 

ABUNDANTE ALIMENTO
Ese aumento de jorobadas fue advertido por científicos del Instituto Antártico Chileno (Inach) y la Universidad de Valparaíso, al comparar los avistamiento realizados específicamente en una de las zonas de alimentación más atractivas para esta especie: la Antártica. Específicamente en las aguas que comprenden la península Antártica y las Islas Shetland del Sur.

Anelio Aguayo, experto en Cetáceos del Inach y panelista en el IV Simposio Latinoamericano sobre Investigaciones Antárticas -que finaliza hoy en Valparaíso-, explica que en las primeras expediciones realizadas en el período 1994-1995 se efectuaban en promedio avistamientos de tres ejemplares. En 2007, en cambio, esa cifra de observaciones se había duplicado pues se veían a diario entre 5 y 6 ejemplares durantes las travesías.

Esto indica, a juicio del científico, que a esta zona de la Antártica    -que atrae a las jorobadas por la gran cantidad de alimento que existe-, están llegando poblaciones cada vez más grandes de esta especie. Lo que está en sintonía con una tendencia mundial observada por científicos: “Se han detectado aumento en las poblaciones de la costa occidental y oriental de Australia, Africa del sur, Nueva Zelandia y ahora en América del Sur”, asegura Aguayo.

JOROBADAS EN ALZA
El equipo dirigido por Aguayo estima que en 2005 sólo en la zona estudiada llegaban a alimentarse entre 700 y 1.000 ejemplares. En 2007, en cambio, fácilmente la población sobrepasaba los 1.800 individuos. “Hemos visto además una gran cantidad de ballenas con crías, lo que muestra la buena salud que tiene hoy la población de jorobadas”, dice el científico. La Comisión Ballenera Internacional calcula quen en el mundo la población de jorobadas fluctúa entre los 7.100 y 41.800 ejemplares.

La población de jorobadas que llega a la Antártica no es la misma que se alimenta en el Estrecho de Magallanes o el golfo de Corcovado (Chiloé). Dichas zonas y la península Antártica conforman los hábitat conocidos en Chile que utiliza esta especie para alimentarse.

Precisamente, indican los cientìficos, en estas áreas abundan pequeños crustáceos como el krill o cardúmenes de pequeños peces que constituyen el alimento de esta especie.

CONDUCTA CETÁCEA
De los 780 avistamientos reunidos por la bióloga Daniela Cortez para obtener su tesis de grado en la Universidad de Valparaíso, 120 correspondían a  madres que se encontraban acompañadas por sus crías.

“La alta biodiversidad presente en estas áreas de alimentación le permiten a las madres destetar a sus crías y enseñarles, al mismo tiempo, las técnicas necesarias para obtener alimento”, indica Anelio Aguayo.

El 73% de las observaciones correpondía a una madre con su cría y el 26% de la ballena su cría y un “escolta”. 

Generalmente las ballenas jorobadas navegan “acompañadas”, por eso no es de extrañar que de las 599 observaciones de ballenas sin crías realizadas, el 55% de ellas corresponde a grupos de dos y el 31% de ejemplares solitarios.

El peso medio de un ejemplar de ballena jorobada es de casi 40 toneladas y los ejemplares adultos miden entre 15 y 17 metros.
Un rasgo distintivo de los machos es que son capaces de emitir complejas “canciones”, que duran entre 10 y 20 minutos y que se pueden repetir a lo largo de horas.

Las ballenas pierden, Japón gana al cierre de reunión internacional en Chile

SANTIAGO. – Las ballenas fueron las grandes perdedoras en la reunión de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) que culminó el viernes en Chile, dijeron grupos defensores de los animales, frustrados porque las naciones conservacionistas no pudieron detener la cacería de Japón.

Las naciones que se oponen a la matanza de las ballenas, lideradas por Australia, expresaron su profunda preocupación por que Japón continuará cazando cientos de ballenas cada año con argumento “científico”, pese a la moratoria mundial que existe desde 1986.

Japón afirma que no está feliz con la moratoria y quiere que se reanude una cacería de ballenas bajo el control internacional, aunque sus detractores dicen que ya lo hace pero con otro nombre.

Ante un acuerdo para que la reunión no tuviera un carácter confrontacional, los países de los distintos bloques declinaron votar propuestas en temas espinosos como las cacerías de Japón o la creación de un Santuario en el Atlántico Sur.

Como resultado, poco hubo en concreto.

“Creo que fue una semana decepcionante para las ballenas”, dijo Ralf Sonntag, del Fondo Internacional para la Protección de los Animales y su Hábitat.

“Japón vuelve a casa sin ningún voto o resolución en su contra (…) Islandia inició una nueva ronda de cacería comercial de ballenas justo antes de esta conferencia. Así que no se lo están tomando muy seriamente. Nada se ha logrado en favor de las ballenas”, dijo Sonntag.

Japón se ha autoasignado un permiso especial para cazar unas 1.000 ballenas cada año a pesar de la moratoria, mientras que Noruega e Islandia continúan cazando ballenas en desafío a la moratoria.

“Es un tema complicado pero lo que esperamos, por lo menos nosotros, es que al terminar el proceso de modernización de la Comisión se reduzca el número de ballenas capturadas”, dijo Miguel Iñíguez, delegado argentino ante la CBI.

Grupos de aborígenes de Groenlandia, Rusia y Alaska tienen concesiones especiales para continuar cazando ballenas para su subsistencia.

NEGOCIACION ENTRE ESTADOS

Japón ha dicho que no cederá a la presión del bloque contrario a la matanza de ballenas y tampoco ha descartado la posibilidad de dejar la CBI, aunque se mantiene partidario de dar una oportunidad al diálogo.

“Los grupos conservacionistas podrían estar decepcionados con el resultado de esta reunión, pero la negociación real tiene que hacerse entre los estados”, dijo Ryotaro Suzuki, coordinador sénior de la división océano del Ministerio de Relaciones Exteriores de Japón.

“No estoy diciendo que vamos a frenar la investigación científica. Todo tipo de resoluciones y negociaciones en contra de Japón en el pasado (…) no nos detuvieron. Esa es una realidad y los grupos conservacionistas necesitan enfrentarlo”, agregó.
Las agrupaciones conservacionistas se alegraron cuando los países contrarios a la caza de ballenas bloquearon una propuesta de Groenlandia -la única que se votó en la reunión en Chile-, para aumentar la cuota de cacería que hacen sus aborígenes en 10 ballenas jorobadas más.

“Los países balleneros todavía tienen la cacería que denominan científica, que no es regulada y que continuarán expandiendo a su antojo”, dijo Mick McIntyre, director del grupo de conservación Ballenas Vivas.

Australia, que se opuso firmemente a las matanzas de ballenas y ha propuesto reformas como investigación conjunta no letal de ballenas con Japón y gestión de conservación, no quedó completamente conforme con el desenlace de la reunión en Chile, que duró toda la semana.

“Hay actividades potenciales significativas que los países pueden desarrollar en términos de investigación de cetáceos y uso de las ballenas, que no requieren que se les mate”, dijo el ministro australiano de Medio Ambiente y ex rockero, Peter Garrett.

Turismo ballenero deja 280 millones en América Latina

Los avistamientos de cetáceos constituyen prácticas comerciales en 18 países latinoamericanos, detalló la investigación presentada en la 60 reunión de la Comisión Ballenera Internacional, que se realiza en Santiago.

El turismo ballenero deja 280 millones de dólares anuales en América Latina, reveló un estudio conocido hoy martes en Chile, durante la 60 reunión de la Comisión Ballenera Internacional, que se realiza en Santiago.

Los avistamientos de cetáceos constituyen prácticas comerciales en 91 comunidades de 18 países latinoamericanos, detalló la investigación, titulada “Estado de la Observación de Ballenas”.

El texto, financiado por Internacional Fund for Animal Welfare, Global Ocean y Whale and Dolphin Conservation Society, agregó que este comercio creció un 11,3 por ciento promedio entre 1998 y 2006.

Dicha expansión quintuplicó el ritmo de aumento del turismo en la región, aunque con serias diferencias, entre países. En Costa Rica, el incremento fue de 74 por ciento, mientras que en Chile, Ecuador, Colombia y Argentina osciló entre 19 y 15 por ciento.

En total, el turismo de avistamientos de ballenas generó el último año uno 80 millones de dólares en ingresos directos para las comunidades costeras beneficiarias.

“Pero este crecimiento está planteado problemas al manejo de esta actividad”, planteó el investigador argentino Miguel Iñiguez, uno de los autores del documento.

Sólo en Argentina, más de 245.000 personas practican este tipo de actividad, principalmente en la Patagonia. Otros 230.000 lo hacen en Brasil, seguido de México (170.000), Costa Rica (105.000) y Ecuador (43.000).

El estudio concluyó que aún es posible diversificar la actividad, toda vez que en la región está presente el 75 por ciento de todas las especies de cetáceos conocidas.

Hoy comienza la 60ª reunión de Comisión Ballenera Internacional

Bachelet firma hoy el compromiso presidencial con las ballenas
La ceremonia es un claro guiño a la posición conservacionista de nuestro país en la cita. El bloque que defiende la moratoria hará frente al lobby que viene realizando Japón para que se autorice la caza científica.

El mismo día en que se inaugura la 60ª reunión de Comisión Ballenera Internacional (CBI) eligió la Presidenta Michelle Bachelet para firmar hoy en Quintay el proyecto de ley que busca declarar el territorio nacional libre de captura, caza y comercialización de cetáceos, y dos decretos supremos: uno que declara a los cetáceos monumento nacional y otro que da el carácter de indefinida la moratoria de caza de ballenas, vigente en el país hasta 2025. “La posición conservacionista de nuestro país está claramente declarada”, comentó la ministra de Medio Ambiente, Ana Lya Uriarte.

De esa manera, Uriarte reiteró la posición de nuestro país en la cita internacional ante el lobby japonés que busca conseguir autorización para la caza científica de cetáceos, petición que formalizaría esta semana. “Podría surgir (esa petición), pero hay una clara manifestación de voluntad en el tiempo de Estados Unidos, Inglaterra, Australia, Nueva Zelandia y de los países de América del Sur. El bloque conservacionista es mayoritario”, agregó la ministra.

Steve Chadwick, ministra de Conservación de Nueva Zelandia, está en la misma línea: “Apoyamos fuertemente la moratoria y no vamos a abrir los espacios de comercio y matanza de ballenas”. Chadwick fijó además la posición de modernizar el proceso de la reunión ballenera privilegiando los consensos en vez de las votaciones de los temas más polémicos. Otras modificaciones sobre la mesa apuntan a incorporar la participación ciudadana y la consulta a los subcomités científicos.

Ballena humana

Uriarte y Chadwick coincidieron ayer en la convocatoria encabezada por la actriz Leonor Varela y The Whaleman Foundation -apoyada por Terram, Centro Ballena Azul y WWF Chile y que reunió a unas tres mil personas- para formar la figura de una ballena gigante que fue fotografiada desde el aire. “Las ballenas son un símbolo de nuestra conciencia y del deseo de cuidar nuestro ecosistemas”, comentó Varela. La actriz volverá al país en agosto para fortalecer su papel a favor del medio ambiente con la campaña denominada Suma Uno, donde buscará que los jóvenes del país sumen gente en pequeñas causas, como el desincentivo del uso del automóvil y hábitos de eficiencia energética.