Archive for microplástico

EL PLÁSTICO CONTAMINANTE NO ES SOLO BOLSAS PLÁSTICAS

microplastico2Actualmente en Chile se habla de las bolsas plásticas que contaminan el mar y el ambiente, pero te has preguntado ¿Qué pasa con la regulación del packaging plástico o mejor entendido como envoltorios plásticos?, cuando compramos en el supermercado o donde sea ¿en qué  están envueltos los productos?, ¿te das cuenta que todos los envoltorios paran en el tacho de la basura?.

Al realizar la reflexión y el ejercicio comentado, nos damos cuenta que no son tan sólo las bolsas plásticas lo que se debería regular. Porque nosotros como consumidores podríamos reciclar, pero muchos de esos plásticos que encontramos en pañuelos desechables, envoltorios de crema o etc.  no están catalogados y no sabemos dónde reciclarlos. Obviamente las empresas deberían preocuparse de la disposición final de esos plásticos que no tienen identificación y que no sabemos donde depositarlos para su reciclaje.

Otro de los grandes problemas es que nos estamos llenando de bolsas de tela TNT, que son plástico reciclado y su durabilidad dependerá del uso que le demos. En Chile no tenemos una red de reciclaje a lo largo de todo el país, solo son iniciativas locales, que se topan con todos los problemas posteriores de selección y disposición final.

Otro gran tema que como ciudadanos desconocemos ¿Qué son los micro-plásticos?

MicroPlastico1Los productos de plástico con un tamaño inferior a 5 mm entran en la categoría de microplásticos. Un ejemplo de ellos son las microperlas que forman parte de los productos de salud y belleza. Otro es el tamaño pequeño de los plásticos que se crean por la descomposición gradual del mayor tamaño de los plásticos. El peligro proviene del hecho de que el plástico contiene sustancias tóxicas como metales pesados y ftalatos (son un grupo de compuestos químicos principalmente empleados como plastificadores), y cuando las ballenas se tragan el agua, estos elementos no deseados ingresan a su sistema. Su consumo diario de agua puede ser de cientos a miles de metros cúbicos, lo que puede generar problemas de bienestar.

La exposición de los animales marinos a las toxinas asociadas al plástico amenaza su salud y puede tener efectos posteriores de gran alcance en sus funciones corporales.

Se puede concluir que el plástico se usa indiscriminadamente, para fabricar y envolver una amplia gama de productos desechables.

La directora de los océanos de la ONU, Lisa Svensson, ha dicho a la BBC que  la naturaleza de contaminación es calificada como una crisis planetaria
Un ejemplo es que la medusa es un alimento para las tortugas que no  pueden distinguir entre una bolsa de plástica y las medusas que es parecida, y la ingesta de estos artículos podría provocar bloqueos internos y acabar con la muerte. #mundo #Contaminacion de los oceanos

Es necesario crear CONCIENCIA  y que tomemos acciones prontas, para evitar que nuestro mar se convierta en un basurero marino. Si bien, en muchos municipios y localidades de Chile se han prohibido  el uso y la distribución de bolsas plásticas, nadie habla de los micro-plásticos y eso es verdaderamente un gran problema.

“Tenemos una tarea muy importante y gigantesca, solo tenemos que aportar cada uno como empresas, ciudadanos y gobierno, para que nuestro mar y naturaleza no se siga llenando de basura y en especial la plástica”

Fuente: Chile Ecológico

Océanos de plástico

El descubrimiento de grandes cantidades de microplástico en mares remotos sugiere que la polución marina se encuentra en niveles peores de lo que se pensaba.

Cuando la tripulación del barco de Greenpeace Esperanza recogió su red de un metro de la superficie del Atlántico, a 300 kilómetros al sur este de las islas Azores, su única sorpresa fue la cantidad encontrada. En la red había cerca de 700 fragmentos de plástico, minúsculos e inidentificables; 57 piezas de hilo sintético de pescar y restos de redes y cuerdas; algunos trozos de viejos maletines de plástico y una decena de pellets blancos, como granos de arroz, que son la materia prima de la industria empacadora.

Greenpeace oceanos

Todo este microplástico había sido recogido en sólo cuatro millas náuticas (7,4 km.) “No teníamos idea de que todo este plástico flotaba cerca del barco”, dijo Adam Walters, investigador del laboratorio de Greenpeace en Exeter, Inglaterra.

Pero no fue solamente en el océano Atlántico. Por doquiera que anduviera el Esperanza el año pasado, como parte de la campaña Defendamos nuestros océanos, de Greenpeace, sucedió lo mismo. Al recoger sus redes, hubo el mismo mosaico de microplástico que flotaba en la superficie. En el Pacífico Norte gira un gigantesco mar de basura, que podría contener 100 millones de toneladas de desperdicios flotantes. El Esperanza descubrió también una cantidad inesperadamente alta de partículas en el Atlántico, alrededor de las islas Canarias y de las Azores. El basural de microplástico continuaba por el Mediterráneo, el mar Rojo, el océano Índico, la bahía de Bengala y frente a Malasia y Filipinas. Sólo estaba ausente en las costas más lejanas del Pacífico Sur.

David Santillo, científico jefe del laboratorio de Exeter, dice: “Pienso que es la primera vez que alguien ha mirado realmente en el océano Índico, en partes del Pacífico y en el Atlántico Nos está dando una primera visión de la naturaleza del problema en otras áreas. Nos muestra que el problema no se limita al Pacífico Norte. Encontramos microplástico en casi todas las partes del mundo a las que hemos ido, incluso muy en alta mar”.

El plástico conforma entre el 60 y el 80% de la basura marítima y se sabe que al menos 267 especies, incluyendo el 44% de las aves marinas y 43% de los mamíferos marinos han sido afectados. De acuerdo al programa medioambiental de Naciones Unidas, hay alrededor de 13 mil piezas de desechos plásticos en cada kilómetro cuadrado de la superficie oceánica.

Invisible

El microplástico es invisible hasta que se le mira muy de cerca. Los siempre presentes pellets blancos, por ejemplo, son transportados a través del océano en grandes cantidades, para ser refundidos y vueltos a moldear para hacer envases plásticos. Un animal puede fácilmente confundirlos con huevos de pescado.

Richard Thompson, ecólogo marino de la Universidad de Plymouth, pudo seguir la pista histórica de la acumulación de micropartículas de plástico, utilizando muestras de plancton recogidas en forma regular durante más de 40 años en algunas rutas marítimas. En los años 60 y 70, la cantidad de partículas plásticas se mantuvo bastante estática, pero creció dramáticamente en las muestras tomadas durante los ’80 y los ’90, una tendencia que refleja la producción de plástico, de cerca de 5 millones de toneladas en los años 50 a 230 millones de toneladas en la actualidad. Thompson dice que “la cantidad de pequeños fragmentos y de microplástico probablemente aumentará y ese material sobrevivirá en el medio ambiente durante cientos y hasta miles de años.

Ítems diarios, como las bolsas y botellas de plástico, se están fragmentando y es difícil encontrar una playa que no tenga plásticos. No parece haber nada que impida que se fragmenten en las partículas microscópicas de las que estoy informando”.