Archive for Rio Mapocho

Río Mapocho ya no tendrá aguas servidas para el 2009

Un río limpio para el 2009. El ambicioso proyecto de la empresa Aguas Andinas, “Mapocho Urbano Limpio”, pretende cerrar las 21 descargas de aguas servidas que aún tiene el río de Santiago, construyendo un colector de alrededor de 28,5 kilómetros de largo.

El trabajo consiste en construir un colector que va entre los 2 a 4 metros de diámetro, de forma paralela al río, “ese colector se construye mediante piques de 500 metros, el tubo va a interceptar todas las descargas de aguas servidas, entonces en lugar de caer esas aguas al río, lo hacen en el colector y se trasladan hacia nuestras plantas en el sector poniente, en La Farfana y El Trebal”, explicó el jefe de comunicaciones de Aguas Andinas, Cristián Esquivel.

El conducto comenzará en la Rotonda Pérez Zujovic, atravesando nueve comunas de Santiago, para terminar en las plantas de Maipú y Padre Hurtado.

Este mismo tratamiento tuvieron las aguas del río Maipo y Zanjón de la Aguada, los que ya han aumentado el porcentaje de saneamiento de aguas en la capital. La empresa sanitaria, dentro de su plan de desarrollo tiene la meta de llegar a un 100% de saneamiento de las aguas servidas para el Bicentenario. En la actualidad hay un 70% completo, lo que aumentará a un 85% cuando termine este proyecto.

En cuanto a los posibles imprevistos con los que se podrían encontrar los trabajadores al construir el colector en el sector de Santiago Centro, Esquivel sostuvo a La Tercera.com, que “se ha hecho todo tipo de trabajo previo, esto tuvo una participación ciudadana previa, hubo un estudio de impacto ambiental, se están haciendo todo tipo de sondajes, donde están los piques, etc. Esta es una obra que no va a tener problemas para la ciudadanía en ningún caso”.

PLAZOS Y COSTOS
Para fines del 2009 comenzaría a funcionar el nuevo proyecto de Aguas Andinas. “Serán 18 meses de trabajo y el costo que tendrá serán de alrededor de 113 millones de dólares. El gasto que tendrá esta iniciativa para los usuarios serán de 15 pesos por metro cúbico. “Este es el cambio de historia, el río históricamente ha tenido aguas servidas y en el futuro no habrá”, dijo Esquivel.

Sin embargo, el color de las aguas no cambiará, debido a que su tono turbio es otorgado por el afluente que recibe del Maipo y de otras corrientes. “Los beneficios son que tendremos un río sin aguas servidas, no va a haber contaminación en niveles de fecas, el río solamente tendrá lo que son aguas naturales y no va a cambiar su color, porque éste se lo da el río Maipo y el canal San Carlos. Los olores van a disminuir ostensiblemente y se podrá recuperar la flora y fauna que hoy día está destruida”, sentenció Esquivel.

Se acaba basura y mal olor en el Mapocho y el Zanjón

El Zanjón de la Aguada y el río Mapocho han sido, históricamente, los principales receptores de los desperdicios humanos capitalinos. Por lo mismo, era impensado que en sus riberas -siempre llenas de basura- o en sus lechos -contaminados con aguas servidas- se pudiera alguna vez realizar un paseo en bote, un picnic, o simplemente jugar.

 

Dos proyectos echaron por tierra ese imposible: prometen crear un parque en el primero y sanear las aguas del segundo.

De la mano de la empresa sanitaria Aguas Andinas, las aguas del río que recibió a Pedro de Valdivia en su llegada al valle, pasearán por las laderas del cerro San Cristóbal sin una gota de fecas. Y el histórico Zanjón de la Aguada se hará famoso por ser el primer parque inundable de nuestro país, y no -como hasta ahora- por afectar con sus crecidas a las poblaciones aledañas en períodos de lluvias.

Parque La Aguada

Este proyecto está actualmente en evaluación ambiental, la que debería terminar en los próximos meses. “De ser así, tenemos financiamiento para iniciar la obras en el segundo semestre de este año. El presupuesto inicial es de 500 millones de pesos, y la primera etapa sería desde Santa Rosa, unos mil cien metros”, dice el subsecretario del Ministerio de Obras Públicas, Juan Eduardo Saldivia.

Respecto a la calidad del agua que correrá por este proyecto urbano, Milo Millán, de la Dirección de Obras Hidráulicas el Ministerio, es enfático en señalar que las aguas servidas dejaron de escurrir por este cauce, en 2004, mediante un colector que las lleva hasta la planta La Farfana. “Además lo canalizamos con hormigón en el 2004-2005 desde Tobalaba hasta Maipú y tiene capacidad para recibir una lluvia que ocurre una vez cada cien años”, dice. Por ello, el parque está destinado a ponerle fin a las inundaciones en época invernal, que se producen en la zona donde el afluente se convierte en una bóveda. “La capacidad de la bóveda es de 94 metros cúbicos y el Zanjón lleva 252 en una crecida muy grande. Por eso a fines de este año va a estar finalizada la reparación de la bóveda, que data de 1940. Serán 1.830 millones de pesos destinados a reparar el hormigón y a alisar su superficie, para dar mayor velocidad al agua, y por ende mayor capacidad de contención, pasando de 80m3 a 94 m3”, dice.

El excedente de aguas lluvias se irá directamente al Parque La Aguada, donde esas inundaciones serán controladas, generando lagunas en época de lluvias, y prados, en etapa estival. Además, tendrá ciclovías, parque, juegos, mobiliario urbano y un largo etcétera. “Evitar las inundaciones se podría hacer mediante la simple colocación de colectores de aguas lluvias, pero éstos se usan dos o tres veces al año, cuando hay grandes lluvias, y son inversiones muy cuantiosas. Los parque inundables, en cambio, además de dar utilidad para la evacuación de aguas lluvias, generan un beneficio urbano a comunas que casi no cuentan con áreas verdes”, dice Saldivia.

Mapocho urbano Limpio

En una etapa previa se encuentra el río Mapocho. El cauce capitalino dejará de recibir fecas provenientes de las 21 descargas de aguas servidas que caen desde Las Condes hasta el poniente, a fines de 2009. Para ello ya se iniciaron las obras de un colector que viajará a una profundidad de cuatro a doce metros y que correrá por 28,5 kilómetros, transportando inicialmente los desechos a las plantas de tratamiento de La Farfana y El Trebal, y luego, a la nueva planta de tratamiento Mapocho, ubicada cerca de El Trebal. Se trata de una inversión de 72 millones de dólares. “Mientras esta millonaria obra de concluye, tanto el Trebal como La Farfana asumirán esa tarea. Sólo con esto, se completará el 85% de las aguas servidas limpias en todo Santiago”, dice Felipe Larraín, gerente general de Aguas Andinas, quien especifica que esta tercera planta se encuentra actualmente en estudio de impacto ambiental. “Una vez que eso termine, comenzaremos la licitación, porque debería estar operando el 2010”, cuenta. Tras ese paso se abre la puerta para el sueño de muchos: proyecto urbanos en torno al río que cruza nuestra capital.

FOTO_01 W:583 H:401 55 kb

FOTO_02 W:583 H:424 63 kb