CELCO PAGA 614 MILLONES DE PESOS PARA QUE ARMADORES DESISTAN DE QUERELLA

Los empresarios que más recibieron fueron Víctor Herrero Mediavilla, con $186.953.400; Christián Davis Castillo, con $62.798.400; y Juan Albornoz Robertson, con $53.453.400.-

La empresa Celulosa Arauco y Constitución (Celco) llegó a un acuerdo extrajudicial con nueve armadores turísticos fluviales de esta ciudad, para que retiren una querella criminal interpuesta ante el Juzgado de Garantía local, el 31 de mayo de 2005, contra quienes resulten responsables de los negativos efectos que ha tenido para su actividad el desastre ambiental que se produjo el año 2004 en el santuario de la naturaleza “Carlos Anwandter”, en el río Cruces.

El acuerdo estipula un pago de $614.100.000 a repartir entre los armadores, y fue firmado en una notaría de Santiago por los empresarios turísticos y, en representación de la empresa, por su gerente general, Matías Domeyko y el gerente del área celulosa, Jorge Garnham.

En el documento, Celco hace presente que “se encuentra acreditado que ni la empresa, como tampoco ninguno de sus ejecutivos, directores, funcionarios ni personal, tienen responsabilidad alguna en el cambio ambiental (…) que afectara al río Cruces y santuario de la naturaleza ‘Carlos Anwandter’ y sus afluentes”.

Asimismo, la empresa plantea que “ha desestimado y negado las imputaciones y pretensiones planteadas por los reclamantes” y que realiza este acuerdo para “contribuir y promocionar el turismo, especialmente el turismo fluvial”.

En este sentido, el acuerdo estipula además que los armadores y empresarios turísticos formarán una sociedad con personalidad jurídica destinada al desarrollo y fomento del turismo, a la que Celco contribuirá mensualmente con $2 millones por un plazo de tres años, además de otros aportes en la gestión y desarrollo de futuros proyectos turísticos que la asociación realice.

Los armadores habían denunciado en diversas oportunidades que luego del desastre en el santuario de la naturaleza -donde murieron cientos de cisnes de cuello negro y emigraron más de cuatro mil- las visitas a ese lugar y a otros destinos de la red fluvial de Valdivia disminuyeron en un 50 por ciento, provocándoles serias pérdidas económicas.

QUIENES RECIBIERON DINERO

De acuerdo a la escritura, los dineros no se entregaron a un fondo común, sino que se pagaron mediante vale vista a cada uno de los empresarios.

Los dineros se repartieron de la siguiente forma: Víctor Herrero Mediavilla, recibió $186.953.400; Christián Davis Castillo, $62.798.400; Juan Albornoz Robertson, $53.453.400; Julio Cárcamo Troncoso, $2.937.000; Gonzalo Léon Rivera, $6.408.000; José Marín Lancapichum, $62.798.400: Germán Silva Soto, $2.937.000; Miguel San Martín, $6.942.000; Fernando Liewald López, $83.464.2000; Jimmy Davis Castillo, $143.539.000; y Eladio Garcés Leiva, $1.869.000.

ARMADORES LAMENTAN ACUERDO

Como la querella nunca fue presentada como asociación, sino que a nivel individual, la firma pudo alcanzar acuerdos por separado, situación que lamenta Jaime Huito, uno de los fundadores de este grupo de empresarios turísticos que sólo se enteró la semana pasada de los montos involucrados.

“Yo siempre fui partidario de llegar hasta las últimas consecuencias, que había que demostrar primero que Celco contaminaba y después recibir las compensaciones que la ley estipule, pero después ¿por qué llegar a un avenimiento o desistirse ahora?”, dijo.

Huito entiende que la situación económica de los empresarios no era de la mejor, como argumentaron los firmantes en mayo, pero asegura que no habían razones para marginar a los otros miembros de los acuerdos que se pretendían alcanzar y traicionar el principio original de la querella.

Según explicó, de los 20 miembros de la institución, diez no firmaron el acuerdo, entre los cuales, además de Huito, se encuentran el secretario de la organización, Gustavo Sepúlveda, y la tesorera, Ana María Foxley.

En efecto, los términos del desistimiento indican que los empresarios que suscribieron el acuerdo consideran que hasta la fecha no hay antecedentes que vinculen a la celulosa, ni a ninguno de sus ejecutivos o trabajadores con el deterioro del río Cruces.

Finalmente, el afectado indicó que lo otro que causa molestia es que estos empresarios conformaran ahora otra asociación, que podrá recibir dos millones mensuales de pesos, según lo ofrecido por Celco.

CELCO DE DESMARCA

En tanto, el gerente de Asuntos Corporativos y Comerciales del grupo Arauco, Charles Kimber, indicó a El Mostrador.cl que no estaban al tanto de la polémica suscitada al interior de la organización, considerando que siempre las negociaciones se hicieron con particulares y no con la asociación.

“Creemos que una buena convivencia con los actores turísticos debería ser valorada”, sostuvo.

Kimber recalcó que el objetivo del convenio es ayudar a potenciar la actividad turística de la zona en lo que será la futura Región de los Ríos, y todo lo relativo a programas de recuperación comunal.

Fuentes: Emol y El Mostrador

Conozca el acuerdo:
http://www.elmostrador.cl/c_pais/imagenes/acuerdo_celco_armadores.pdf

One comment

  1. Suzanne says:

    It was hard for me to find your articles in google search results.

    I found it on 20 place, you have to build a lot of quality backlinks ,
    it will help you to increase traffic. I know how to help you, just search
    in google – k2 seo tips

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *