Conferencia sobre el mar

La creación de una Organización Regional de Pesca es indispensable, pues existe una creciente captura no regulada ni reglamentada.
 
 
Se ha iniciado en Reñaca una de las más importantes conferencias marítimas realizadas en Chile. Se trata de la creación de una Organización Regional de Pesca (ORP) para la alta mar de todo el Pacífico Sur, comprendidas sus dos cuencas. Asistirán los ribereños de ambas orillas, encabezados por Chile, Perú, Ecuador, Colombia, Australia y Nueva Zelandia, y las grandes naciones pesqueras del mundo: China, la UE, EE.UU., Rusia, Canadá, Japón, Corea.

Tras el éxito universal de la zona económica exclusiva de 200 millas, creada originalmente por Chile, los grandes problemas de la pesca se han trasladado a la alta mar, donde existe libertad para ejercerla. Ella ha pasado a estar regulada por estas organizaciones regionales de pesca, que conforman los países costeros y los que pescan en la alta mar de la región. Existen en la totalidad práctica de los mares y océanos. Sin embargo, hay un gran vacío en el Pacífico Sur, especialmente en el sudeste, luego de la paralización del Acuerdo de Galápagos. Ribereños de ambas orillas, Australia, Nueva Zelandia y Chile tomaron la iniciativa luego de reuniones en Wellington y Hobart, en 2006.

La creación de una ORP es indispensable, pues existe una creciente captura de diversas especies por flotas distantes, en forma no regulada ni reglamentada. Frente a nuestras costas se ha ido acentuando la pesca de recursos tales como el pez espada y, sobre todo, el jurel. No se están aplicando medidas conocidas de conservación, en tanto que los ribereños, y concretamente Chile, las aplican en forma estricta, y así han permitido la sustentabilidad de las poblaciones o “stocks”. Urge, por tanto, la puesta en vigor de una convención que dé forma a una ORP y, entretanto, la aplicación de medidas provisionales, que limiten el esfuerzo pesquero. Esos serán los grandes temas de la reunión de Reñaca.

Para Chile hay grandes intereses en juego. Su principal pesquería es la especie transzonal jurel -presente dentro y fuera de las 200 millas-, que corresponde a la mitad de la pesca tradicional chilena y es principal insumo de la industria del salmón. Compromete, por tanto, a toda nuestra pesca, tercera actividad económica del país.
 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *