Archive for June 30, 2008

Ongs Ganan Espacio en CBI y piden modernizacion, transparencia y participacion

Barbara Galleti del Centro de Conservación Cetácea, fue elegida como representantes de las ONGs para dirigirse a los delegados, y dijo que “resulta difícil concebir la modernización de la CBI sin que se considere prioritariamente superar sus prácticas restrictivas de participación pública, así como la necesidad de transparencia en sus reglas de procedimiento”.

Las Organizaciones ciudadanas que participan en la Comisión Ballenera Internacional lograron este miércoles, después de muchos años, que un representante de la sociedad civil hable en la reunión plenaria de este foro donde solicitaron modernización de este organismo y fortalecimiento de participación e información pública.

En la ocasión, Barbara Galleti del Centro de Conservación Cetácea, que fue elegida como representantes de las ONGs para dirigirse a los delegados, dijo que “resulta difícil concebir la modernización de la CBI sin que se considere prioritariamente superar sus prácticas restrictivas de participación pública, así como la necesidad de transparencia en sus reglas de procedimiento”.

Agregó que “proponemos que la Comisión constituya un grupo de trabajo, compuesto por Comisionados y representantes de ONGs, el cual redacte las propuestas de enmiendas necesarias a la reglas de procedimiento, que posibiliten la apertura de la CBI a la participación pública”.

Galleti habló en representación de organizaciones no gubernamentales de México, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Colombia, Ecuador, Perú, Guatemala, Brasil, Chile, Uruguay y Argentina.

Los votos de los países latinoamericanos corresponden al 40 por ciento de la fuerza del bloque conservacionista y la región es la más importante en cuanto a potenciar el uso no letal de los cetáceos, vinculado al desarrollo y fortalecimiento de las comunidades costeras.

“Esperamos que la Comisión avance hacia el reconocimiento de nuestro derecho inaliebale de utilizar las poblaciones de cetáceos mediante metodologías no letales”, afirmó Barbara Galleti.

Las Ongs además valoraron las palabras del Ministro de Exteriores chileno, Alejandro Foxley que en la inauguración de la reunión el lunes instó a la CBI a incrementar la participación de la sociedad civil y de los científicos de países en desarrollo. “Hacemos el llamado para que ello se traduzca en acciones concretas en todos los ámbitos de la CBI” dijo Galleti.

Las ONGs además llamaron a la CBI a reafirmar su compromiso contraído en 2001 con el Principio 10 de la Declaración de Río, que llamó a los Estados “a facilitar y alentar la conciencia y la participación pública haciendo la información pública ampliamente disponible”.

A su vez la resolución enfatiza la importancia de “adherirse a los requisitos de la buena fe y la transparencia en todas las actividades llevadas a cabo por la CBI” respaldando finalmente, el principio de la completa independencia y soberanía de los estados para decidir sus políticas, y participar libremente en este foro, sin la indebida interferencia ni la presión con medidas económicas de otros Estados.

SANTUARIOS Y USO NO LETAL
Para nuestra región, el creciente desarrollo de la industria de turismo de avistaje responsable y de alta calidad es de gran importancia por sus beneficios sociales, culturales, ambientales, educativos y económicos.

“Estos beneficios contribuyen directamente con el desarrollo equitativo y sustentable las comunidades costeras, por lo que el uso no letal y la conservación de los cetáceos representan las legítimas demandas de los ciudadanos latinoamericanos”, dice la declaración leída por la representante de las ONGs.

“La creación de Santuarios, en particular del Santuario Ballenero del Atlántico Sur, y la eliminación de las operaciones de caza en el Hemisferio Sur, donde vive el 80% de las ballenas del mundo, permitirá proteger los intereses de nuestra región y conservar a los grandes cetáceos, que al ser especies altamente migratorias, son un recurso compartido de nuestras naciones que han optado por su utilización no letal”, afirmó Galleti.

Según un informe del estado del avistamiento de cetáceos en América Latina, la región ha mostrado un fuerte y constante crecimiento desde 1998, incrementándose desde 56 comunidades en 8 países a 91 comunidades en 18 países en 2008. Esta tendencia corresponde a una tasa promedio de crecimiento de 11.3% anual alcanzando más de 270 millones de dólares.

Fuente: Ecoceanos News

Las ballenas pierden, Japón gana al cierre de reunión internacional en Chile

SANTIAGO. – Las ballenas fueron las grandes perdedoras en la reunión de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) que culminó el viernes en Chile, dijeron grupos defensores de los animales, frustrados porque las naciones conservacionistas no pudieron detener la cacería de Japón.

Las naciones que se oponen a la matanza de las ballenas, lideradas por Australia, expresaron su profunda preocupación por que Japón continuará cazando cientos de ballenas cada año con argumento “científico”, pese a la moratoria mundial que existe desde 1986.

Japón afirma que no está feliz con la moratoria y quiere que se reanude una cacería de ballenas bajo el control internacional, aunque sus detractores dicen que ya lo hace pero con otro nombre.

Ante un acuerdo para que la reunión no tuviera un carácter confrontacional, los países de los distintos bloques declinaron votar propuestas en temas espinosos como las cacerías de Japón o la creación de un Santuario en el Atlántico Sur.

Como resultado, poco hubo en concreto.

“Creo que fue una semana decepcionante para las ballenas”, dijo Ralf Sonntag, del Fondo Internacional para la Protección de los Animales y su Hábitat.

“Japón vuelve a casa sin ningún voto o resolución en su contra (…) Islandia inició una nueva ronda de cacería comercial de ballenas justo antes de esta conferencia. Así que no se lo están tomando muy seriamente. Nada se ha logrado en favor de las ballenas”, dijo Sonntag.

Japón se ha autoasignado un permiso especial para cazar unas 1.000 ballenas cada año a pesar de la moratoria, mientras que Noruega e Islandia continúan cazando ballenas en desafío a la moratoria.

“Es un tema complicado pero lo que esperamos, por lo menos nosotros, es que al terminar el proceso de modernización de la Comisión se reduzca el número de ballenas capturadas”, dijo Miguel Iñíguez, delegado argentino ante la CBI.

Grupos de aborígenes de Groenlandia, Rusia y Alaska tienen concesiones especiales para continuar cazando ballenas para su subsistencia.

NEGOCIACION ENTRE ESTADOS

Japón ha dicho que no cederá a la presión del bloque contrario a la matanza de ballenas y tampoco ha descartado la posibilidad de dejar la CBI, aunque se mantiene partidario de dar una oportunidad al diálogo.

“Los grupos conservacionistas podrían estar decepcionados con el resultado de esta reunión, pero la negociación real tiene que hacerse entre los estados”, dijo Ryotaro Suzuki, coordinador sénior de la división océano del Ministerio de Relaciones Exteriores de Japón.

“No estoy diciendo que vamos a frenar la investigación científica. Todo tipo de resoluciones y negociaciones en contra de Japón en el pasado (…) no nos detuvieron. Esa es una realidad y los grupos conservacionistas necesitan enfrentarlo”, agregó.
Las agrupaciones conservacionistas se alegraron cuando los países contrarios a la caza de ballenas bloquearon una propuesta de Groenlandia -la única que se votó en la reunión en Chile-, para aumentar la cuota de cacería que hacen sus aborígenes en 10 ballenas jorobadas más.

“Los países balleneros todavía tienen la cacería que denominan científica, que no es regulada y que continuarán expandiendo a su antojo”, dijo Mick McIntyre, director del grupo de conservación Ballenas Vivas.

Australia, que se opuso firmemente a las matanzas de ballenas y ha propuesto reformas como investigación conjunta no letal de ballenas con Japón y gestión de conservación, no quedó completamente conforme con el desenlace de la reunión en Chile, que duró toda la semana.

“Hay actividades potenciales significativas que los países pueden desarrollar en términos de investigación de cetáceos y uso de las ballenas, que no requieren que se les mate”, dijo el ministro australiano de Medio Ambiente y ex rockero, Peter Garrett.

Turismo ballenero deja 280 millones en América Latina

Los avistamientos de cetáceos constituyen prácticas comerciales en 18 países latinoamericanos, detalló la investigación presentada en la 60 reunión de la Comisión Ballenera Internacional, que se realiza en Santiago.

El turismo ballenero deja 280 millones de dólares anuales en América Latina, reveló un estudio conocido hoy martes en Chile, durante la 60 reunión de la Comisión Ballenera Internacional, que se realiza en Santiago.

Los avistamientos de cetáceos constituyen prácticas comerciales en 91 comunidades de 18 países latinoamericanos, detalló la investigación, titulada “Estado de la Observación de Ballenas”.

El texto, financiado por Internacional Fund for Animal Welfare, Global Ocean y Whale and Dolphin Conservation Society, agregó que este comercio creció un 11,3 por ciento promedio entre 1998 y 2006.

Dicha expansión quintuplicó el ritmo de aumento del turismo en la región, aunque con serias diferencias, entre países. En Costa Rica, el incremento fue de 74 por ciento, mientras que en Chile, Ecuador, Colombia y Argentina osciló entre 19 y 15 por ciento.

En total, el turismo de avistamientos de ballenas generó el último año uno 80 millones de dólares en ingresos directos para las comunidades costeras beneficiarias.

“Pero este crecimiento está planteado problemas al manejo de esta actividad”, planteó el investigador argentino Miguel Iñiguez, uno de los autores del documento.

Sólo en Argentina, más de 245.000 personas practican este tipo de actividad, principalmente en la Patagonia. Otros 230.000 lo hacen en Brasil, seguido de México (170.000), Costa Rica (105.000) y Ecuador (43.000).

El estudio concluyó que aún es posible diversificar la actividad, toda vez que en la región está presente el 75 por ciento de todas las especies de cetáceos conocidas.

Ambientalistas piden aclaraciones a Ramsar

En una carta enviada ayer al secretario general de la Convención Ramsar, Anada Tiega, Acción por los Cisnes solicitó un pronunciamiento sobre la forma en que el Gobierno ha cumplido los compromisos en la protección del río Cruces. “Las medidas de fondo han sido mal llevadas, los plazos no cumplidos y los objetivos son confusos” explica Claudia Sepúlveda, vocera de Acción por los Cisnes. En la carta se detalla la polémica desatada por el estudio de Víctor Marín, de la Universidad de Chile, en el marco del plan para la recuperación del santuario, del cual Ramsar es garante, que dio pie a una nueva hipótesis que exculpa a Celco. “Esto podría poner en entredicho la autonomía de la convención y la manera de despejar las dudas es que ellos se pronuncien”, concluye Sepúlveda.