Archive for July 31, 2008

Agrupación de Ingenieros Forestales firma acuerdo para Sistema de Acreditación de Profesionales.

Contribuir al manejo sustentable de los bosques nativos de Chile, a través de la acreditación de profesionales que demuestren conocimientos y competencias pertinentes es el objetivo del Sistema de Acreditación de Profesionales que se constituyó el 11 de julio.

El Presidente Honorario de la Agrupación de Ingenieros Forestales por el Bosque Nativo, Claudio Donoso (representado por el Vicepresidente René Reyes), firmó el acuerdo que crea el Sistema de Acreditación para los profesionales que trabajarán en el manejo de los bosques nativos en una reunión realizada en Santiago el viernes 11 de julio, con la participación de representantes de instituciones académicas y el Colegio de Ingenieros Forestales.

La acreditación es el proceso a través del cual se verificará formal y voluntariamente que un profesional posea las mejores competencias para manejar en forma sustentable los bosques nativos de Chile, de acuerdo a un estándar previamente establecido. Esto, debido a que en el artículo séptimo de la Ley de Bosque Nativo se establece que “quienes podrán elaborar planes de manejo forestal son todos los ingenieros forestales, ingenieros agrónomos especializados u otros profesionales relacionados con las ciencias forestales que acrediten, además, estar en posesión de un postítulo o postgrado en dichas ciencias”.

Dentro de los acuerdos sobre los que trabajará el sistema se contempla la creación de grupos de trabajo, denominados Comités del Sistema de Acreditación, de acuerdo a los objetivos específicos planteados para el Sistema. Asimismo, los grupos trabajaran en definir los conocimientos y habilidades que un profesional debe tener para el manejo sustentable del bosque nativo; generar e implementar un Sistema de Acreditación para profesionales autorizados por ley para presentar y calificar planes de manejo forestal; posicionar a los profesionales acreditados en la comunidad; promover el perfeccionamiento permanente de los profesionales autorizados por ley para presentar y calificar planes de manejo forestal y promover el reconocimiento del Sistema de Acreditación por parte de las instituciones públicas y sus instrumentos de regulación y fomento.

Las demás instituciones firmantes fueron la Facultad de Ciencias Forestales de la Universidad de Chile, representada por su Decano Javier González, la Facultad de Ciencias Forestales de la Universidad de Concepción, representada por su Decano Miguel Ángel Espinosa, la Facultad de Ciencias Forestales de la Universidad Austral de Chile, representada por su Decano Antonio Lara y el Colegio de Ingenieros Forestales A.G., representado por Jaime Salas, Presidente.

Liberan lechuzas blancas para controlar hanta en Región del Maule

Con el objeto de reinsertar la especie y de controlar de forma natural el ratón colilarga, portador del virus hanta, la Ministra de Agricultura, Marigen Hornkohl, encabezó el lanzamiento de Proyecto de Reinserción de la Lechuza Blanca en el sector de San Clemente, Región del Maule.

La actividad, a cargo del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), primero contempló el anillado de varios ejemplares que se encontraban en el Centro de Rehabilitación “Casa Noé” de Linares, hasta donde fueron derivadas debido a que estaban heridas o habían sido atacadas por actividades humanas.

Posteriormente, la secretaria de Estado se trasladó con funcionarios del SAG hasta San Clemente para concretar la liberación de una lechuza blanca, la que pudo ser monitoreada a través de equipos de radio telemetría. Para ello, la Ministra también participó de la instalación de un collar telemétrico en el ejemplar, con el que se espera evaluar el comportamiento de las aves tras su liberación.

En el lugar, Hornkohl destacó que este programa busca principalmente “enfrentar la pérdida de biodiversidad y enfermedades emergentes como el síndrome cardiopulmonar producido por hantavirus”. De esta forma, indicó la autoridad, “rescatamos una especie que producto del deterioro del paisaje ha visto fuertemente dañado su hábitat, por lo que este control natural del ratón colilarga es escaso”.

El programa desarrollado en la Región del Maule contempla la liberación de un total de 10 lechuzas blancas adultas, que serán reinsertadas en su hábitat con collares telemétricos para su seguimiento.

Las actividades comprendidas en este proyecto incluyen un plan de manejo de hábitat, que implica la construcción e implementación de casas anideras, perchas y comederos, y el desarrollo de un plan de educación y comunicación a escuelas rurales y postas de salud rural sobre conservación de aves rapaces.

La Ministra destacó que este control biológico de hantavirus con aves rapaces y con la participación de las comunidades locales, a partir de escuelas y postas rurales, no tiene precedentes en Sudamérica.

Por ello, concluyó la autoridad, “sus componentes, educación, salud, prevención y biodiversidad, constituyen un enfoque atractivo y efectivo para abordar la conservación de aves rapaces vinculándolo a problemáticas cotidianas”.

Lanzan en Chile auto 100% eléctrico

No usa cambios y se conecta a cualquier enchufe. En dos horas y media carga el 80% de la batería. El pequeño modelo costará $ 6,7 millones y estará a la venta en 2009.

Tal como ocurre en Londres, Roma, Oslo o Nueva Delhi, el ya saturado mercado automotor de Santiago -con un 1,2 millón de vehículos livianos colapsando el aire, calles y autopistas-, contará a partir de 2009 con un inédito modelo ciento por ciento eléctrico y, por tanto, de cero emisión de monóxido de carbono y otros tóxicos gases que contaminan la ciudad. Es decir, mejor que los híbridos.

Reva Chile Auto Electrico

Si bien antes de salir a la venta debe ser homologado por el Ministerio de Transportes, su valor bordeará los seis millones y medio de pesos, en tiempos en que el costo de la bencina está por las nubes. Con una carga de 900 pesos, el usuario del pequeño y silencioso “City Car Reva” puede recorrer 60 kilómetros, asegura la empresa importadora, filial de la multinacional Endesa.

El auto eléctrico -que pese a su diminuto tamaño, poco podrá hacer para reducir la congestión vehicular, el polvo resuspendido o la contaminación por desgaste de neumáticos y frenos- no usa embrague ni cambios, funciona con acelerador y freno, alcanza una velocidad máxima de 70 km/h y su batería se carga conectando el cable a cualquier enchufe de la casa. Para cargar el 100% se necesitan ocho horas, y para el 80% de capacidad sólo dos horas y media.

Por su diminuto tamaño y su limitada autonomía (80 kilómetros con carga completa), el auto está diseñado especialmente para viajes cortos en urbes como Santiago (de Quilicura al centro hay unos quince kilómetros). El pequeño auto de ciudad es todo un éxito en Londres, por ejemplo, donde no pagan tarificación vial para ingresar al centro y cuentan con cargas gratuitas.

El auto de fabricación india fue elegido City Car del año en 2006 y 2007, consta de dos puertas y tiene capacidad para dos personas adultas de contextura razonable y dos niños (227 kilos en total), en siete segundos alcanza los 40 kilómetros por hora (y una máxima de 80 kilómetros por hora). Mide 2,5 metros de largo, 1,3 de ancho y un metro y medio de alto. Aunque parece de juguete, posee una estructura reforzada con barras de acero. El motor no requiere mantenimiento especial.

Codelco apunta a las energías renovables

La minera proyecta dos parques eólicos en el norte con una generación de 40 MW. No es todo: explora el uso de paneles solares e incluso aventurarse con la energía mareomotriz. Por otra parte, la estatal busca mediante licitación internacional asegurar el abastecimiento de divisiones que dependen del SIC.

Dos años es el plazo que estima Codelco para comenzar a operar dos parques eólicos en el norte del país, lo que sería el punto de partida en la apuesta de la minera estatal por las Energías Renovables No Convencionales (ERNC). Uno de los parques se ubicará cerca de Calama y se prevé una inversión de dos millones de dólares por megawatt producido, esto es, 40 millones de dólares por los 20 MW y 80 millones de dólares si se llega a los 40 MW. Un segundo parque, de similares proyecciones, se ubicará en las cercanías de la mina Gabriela Mistral, ex Gaby.

“Estamos trabajando con la empresa Seawind y ya tenemos ubicada el área para realizar las pruebas”, informó la ahora renunciada vicepresidenta corporativa de Sustentabilidad, Isabel Marshall. Ambos proyectos permitirían generar el 8% y el 3% del consumo de las operaciones de Codelco Norte y Gabriela Mistral, respectivamente. Codelco evalúa además aprovechar recursos eólicos en otras divisiones donde exista potencial.

Los altos precios de la energía y su escasez en el norte del país tienen preocupadas a los autoridades de la minera. El suministro y las tarifas eléctricas revisten “la máxima prioridad” dado su impacto en la continuidad de marcha de los procesos y en los costos de producción. Por eso el plan de la minera estatal es ambicioso. Marshall agregó más datos: la empresa también estudia el uso de paneles solares en la refinería de Codelco Norte y en Gabriela Mistral para lo cual se buscan contactos con empresas nacionales e internacionales que produzcan los equipos para implementarla. Para Codelco Norte, además, se está empezando a ver la posibilidad de desarrollar la energía mareomotriz.

La estatal también ha dado pasos en geotermia. A principios de este mes la Comisión Regional del Medio Ambiente (Corema) de Antofagasta aprobó el proyecto “Perforación geotérmica profunda El Tatio, Fase I”, de la empresa Geotérmica del Norte, cuyos controladores son la Empresa Nacional de Petróleo (ENAP), la italiana ENEL, y minoritariamente Codelco (5%).

La ejecutiva se explayó también en el uso de combustibles alternativos al petróleo. En la División Andina se probó el uso de biodiésel y se comprobó que no contaminan como los equipos que usan petróleo. Por otra parte se está probando el biogás para la fundición en la División Ventana.

Farellones, a la espera

Estos proyectos energéticos son independientes al curso que sigue la Central Termoeléctrica Farellones. La minera ingresó el 7 de septiembre de 2007 el Estudio de Impacto Ambiental que actualmente está en evaluación en la Comisión Regional de Medio Ambiente de Coquimbo. Localizado en la comuna de La Higuera, IV Región, el proyecto ha generado resistencia por su cercanía con la turística localidad de Punta de Choros y con la reserva marina del lugar. Farellones busca abastecer con energía eléctrica a cuatro de las cinco divisiones de Codelco a partir del año 2012. La inversión está estimada en US$ 1.100 millones, con una generación de 800 MW.
Licitación de abastecimiento a largo plazo

Codelco realiza una licitación internacional en la búsqueda de asegurar el suministro de energía para sus divisiones que se abastecen del Sistema Interconectado Central (SIC). El concurso obliga a los participantes a proveer energía con nueva capacidad de generación.

Para este objetivo se ha buscado un modelo que incentive la competencia en el sistema y promueva la entrada de nuevos actores con el fin de obtener precios razonables.

El contrato será por un máximo de 30 años. Involucra el diseño, la construcción y la operación de plantas de energía que garanticen un suministro entre 450 MW y 900 MW, las que deben entrar en operación en abril de 2012, e implica además diseñar, construir y mantener un sistema de transmisión entre la central y el SIC.

Consumidor

*Codelco es el principal consumidor de energía tanto en el SIC como en el SING. Codelco consumió en 2007 en promedio 810 MW, lo que equivale al 15% de la energía total de Chile

*La energía eléctrica representa alrededor del 10% de sus costos de operación. El gasto total de Codelco en energía eléctrica fue de alrededor de US$ 400 millones el 2007.

Vacas contaminantes

La ganadería insume muchos kilogramos de alimento vegetal para producir cada kilo de carne y es una enorme fuente de gases invernadero en Latinoamérica.

La carestía alimentaria y el recalentamiento global han puesto en evidencia algunos males de la ganadería, como su elevado consumo de proteína vegetal para generar poca carne y su papel en la contaminación climática.

Por culpa de la ganadería bovina, Brasil está entre los mayores emisores mundiales de gases de efecto invernadero, pues la actividad penetra en la Amazonia y provoca la mayor parte de la deforestación. En 1994, la tala representaba el 75% de las emisiones brasileñas de gases que recalientan la atmósfera.

La destrucción de bosques, acelerada desde los años 80, coincide con la expansión ganadera. De 1994 a 2006, el rebaño vacuno creció de 158 a 205 millones de cabezas, y 82% de ese aumento se dio en la Amazonia, según el estudio “El reino del ganado” de la ONG Amigos de la Tierra-Amazonia Brasileña, divulgado en enero.

El ganado amazónico -73,7 millones de cabezas en 2006- ocupaba 74% de toda el área deforestada.

Pero la causa original de la deforestación no es la ganadería, sino la falta de estímulos para una producción sustentable en la Amazonia, alega Mario Menezes, director adjunto de Amigos de la Tierra y coautor del estudio. Sin ordenamiento agrario, control estatal y políticas de fomento productivo, la “expansión es desordenada”, dice.

La mayor parte de las tierras amazónicas son públicas, pero el Gobierno no las controla, y muchos ganaderos las ocupan ilegalmente y gastan muy poco en eliminar los bosques, corrobora Paulo Barreto, investigador del Instituto del Hombre y el Medio Ambiente de la Amazonia.

Mientras, recuperar pastizales degradados cuesta dos veces y media más, agrega.

Con una productividad de poco más de una cabeza por hectárea, la ganadería brasileña tiene hambre de tierras baratas. Deforestar casi sin riesgo de sanción es el camino lógico.

En la Amazonia, además, el vacuno encontró “sol, calor y agua todo el año”, lo que favorece una carne más barata, “competitiva pese a la distancia” de los centros industriales, dice el presidente de la Comisión de Medio Ambiente de la Confederación de Agricultura y Ganadería de Brasil, Assuero Veronez.

Atribuir tres cuartos de los gases invernadero a la deforestación es erróneo, considera Veronez, porque el cálculo incluye toda la biomasa del área, olvidando que antes de las “quemadas” (incendios forestales), se saca la madera útil y luego quedan muchos residuos, por lo que arde sólo “30 a 40% de la biomasa original”.

FIJAR CARBONO

Tito Díaz, oficial de Salud y Protección Animal de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en América Latina, también destaca que “los pastos fijan carbono en sus raíces” en un volumen “bastante considerable que no se toma en cuenta”.

La presión se intensifica. El Instituto Brasileño de Defensa del Consumidor (IDEC) inició en marzo la campaña “Cambia el consumo para no cambiar el clima”, exhortando al público y a los supermercados a exigir el rastreo de la carne y el rechazo de la proveniente de ganado que haya contribuido a la deforestación.

Según Lisa Gunn, gerenta de Información del IDEC, la carne vacuna “no es sustentable” porque resulta de la conversión de una cantidad mucho mayor de alimento y proteína vegetal, además de exigir demasiada tierra. Pero sólo es posible “cambiar hábitos gradualmente”, por eso “recomendamos reducir el consumo” en lugar de eliminarlo, dice.

En una ganadería pastoril como la sudamericana se produce un kilogramo de carne con 18 a 20 kilos de pastos, mientras en corral, usando granos, se necesitan seis a ocho kilos de alimento, apunta Francisco Santini, veterinario del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria de Argentina.

El ganado confinado ocupa menos espacio, pero también provoca deforestación, ya que se alimenta de soja, de la que Brasil y Argentina son grandes productores. Ese efecto se evidencia en el aumento del área deforestada en la Amazonia cada vez que sube el precio internacional de la soja.

Hay que sumar también el metano liberado por la fermentación intestinal de los rumiantes y el óxido nitroso de los excrementos, gases emitidos en menor cantidad, pero que tienen, respectivamente, 21 y 300 veces más efecto invernadero que el dióxido de carbono de los bosques quemados.

El ejemplo chileno

En Argentina la ganadería cedió a la agricultura 11 millones de hectáreas en los últimos 14 años, manteniendo un rebaño de 54 millones de cabezas. Las emisiones de metano se redujeron aumentando la alimentación con granos, observó Santini. Pero el dato más reciente indica que la agropecuaria genera 44% de las emisiones nacionales de gases invernadero, con mayor participación del metano de origen bovino.

En Uruguay, que tiene 10 millones de vacunos -tres veces la población humana- además de 15,2 millones de ovinos, la agropecuaria genera 91% de las emisiones nacionales de metano y es la segunda fuente de gases invernadero del país.

Un informe de la FAO de 2006 estimó que la ganadería genera 18% de los gases invernadero del mundo, superando al transporte. El cálculo suma la deforestación, el cultivo de alimentos y sus insumos químicos, los gases de los animales, el procesamiento de la carne y su transporte.

En casi toda América Latina se perdieron bosques por la ganadería y la soja, pero Chile y Uruguay ampliaron su cobertura arbórea, lo que indica que puede multiplicarse el ganado “sin necesidad de acabar con el bosque”, destaca Díaz.

La región tiene la ventaja de alimentar sus rebaños con pastos y forrajes, que no compiten con la alimentación humana, ante los altos precios de los cereales que Europa y Estados Unidos utilizan en su ganadería subsidiada, observa.

Pero, para no perder esa oportunidad, la región debe promover “sistemas ganaderos sostenibles” y recuperar pasturas degradadas, recomienda el experto de la FAO.