Archive for February 25, 2009

Proyecto hidroeléctrico de Trayenko tropieza en la Conama de Valdivia

La tramitación de la central Maqueo fue declarada inadmisible por asuntos “formales”. La noruega SN Power reingresará la solicitud apenas corrija los datos deficientes.

Un nuevo traspié sufrió el proyecto Trayenko de la firma Noruega SN Power luego de que el viernes la Comisión de Medio Ambiente (Conama) de la Región de los Ríos declarara inadmisible el ingreso de la central Maqueo debido a “temas formales”, según especificaron en la repartición pública, aludiendo al primer trámite conducente al estudio de fondo de la millonaria inversión.

El tropiezo afecta a la central Maqueo, situado cerca de Futrono y del lago Maihue, Región de los Ríos, y se trata del mayor de los cuatro complejos hidroeléctricos de Trayenko que además tiene en carpeta inversiones en Pellaifa, Reyehuico y Liquiñe, enclavados en el sector cercano a los lagos Panguipulli y Calafquén.

Los trabajos en la Región de los Ríos ya habían sido postergados en 2007 para profundizar el diálogo con los habitantes que se oponen a la ejecución de las obras, entre ellas las comunidades mapuches.


Maqueo 400 MW

El proyecto Maqueo -ingresado el 18 de febrero pasado- pretende estar operativo en 2013 para la generación de 400 MW de electricidad mediante estanques de regulación con ocho bocatomas que inundarán 114 hectáreas. No se trata de una central de pasada, ni tampoco de un embalse.

Según la empresa, el diseño contempla la captación de aguas de los ríos Pillanleufú, Curriñe, Ipela, Huenteleufú, Hueinahue, Chaichayén, Correntoso y Rupumeica, para su conducción hacia una “casa de máquinas subterránea que a la vez minimiza el impacto visual y ambiental de las instalaciones ubicadas en la zona de Maqueo”, señala SN Power.

El proyecto global está siendo desarrollado desde 2006 “Hidroeléctrica Trayenko S.A.”, en la que SN Power participa con un 80% de la propiedad. El restante 20% está en manos de la sociedad Centinela, en manos del empresario chileno Gustavo Pavez.

Mientras Maqueo aumentó de 320 a 400 MW la energía a generar, las aún en estudios Liquiñe, Pellaifa y Reyehueico mantienen los 118, 108 y 38 MW proyectados, respectivamente.

hidroelectricas

Copiapó: Termoeléctrica Castilla amenaza con destrucción de ecosistemas únicos

Denunció el arquitecto y ambientalista, Gonzalo Domínguez, quien ha dedicado 40 años a la preservación de ese hábitat. Esta denuncia se suma a la oposición de otros grupos ambientalistas preocupados por el tema.

Una extraordinaria reserva de flora y fauna única en Chile inserta en playas vírgenes de la Región de Atacama se verá severamente amenazada en caso de concretarse el proyecto Central Termoeléctrica Castilla que planea construir el empresario brasileño Eike Batista, y que también incluye la instalación de un terminal marítimo para la descarga del carbón que abastecerá a la industria.

El gigantesco proyecto, emplazado en 600 hectáreas de la hacienda Castilla en el sector costero de Punta Cachos, a 80 kilómetros al sur-oeste de Copiapó, contempla la construcción de una central termoeléctrica compuesta por seis unidades de tecnología de carbón pulverizado de 350 megawatts (MW) de potencia cada una, lo que totaliza una capacidad de generación de 2100 MW cuando esté en completa operación, el año 2016. De acuerdo a esta capacidad, el proyecto sólo es superado por Hidroaysén, que proyecta una generación de 2700 MW.

Además, contempla la instalación de un depósito de cenizas de aproximadamente 125 hectáreas, y la construcción de un terminal portuario para abastecer de carbón a la industria, el que no fue incluido en el estudio de impacto ambiental del proyecto ingresado en diciembre a la CONAMA, y tendrá que ser presentado con posterioridad.

Rechazo por contaminación.

La iniciativa generó el inmediato rechazo de grupos y personas defensores del medio ambiente, entre quienes se cuenta el destacado arquitecto Gonzalo Domínguez, quien visita la zona junto a su familia hace cuatro décadas y desde hace algunos años se radicó definitivamente allí como propietario de parte de los terrenos de la hacienda Castilla. Su presencia en el lugar fue completamente omitida en el estudio de impacto ambiental de la empresa MPX, controlada por Batista.

“Me parece muy lamentable que cuando en el mundo la tendencia es disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero y se hacen grandes esfuerzos para ello, las autoridades nacionales estén siquiera evaluando la posibilidad de autorizar centrales que contemplan el uso de combustibles tan contaminantes como ésta, sin considerar que esta situación conllevará la destrucción inevitable de una magnífica reserva natural del país. Para quienes nos hemos dedicado a preservar este lugar, es una lástima que empresarios extranjeros, con exclusivo afán de lucro, pretendan instalar tecnología tan contaminante sin pensar en sus nefastas consecuencias para el ecosistema del país”, señaló el arquitecto.

Domínguez ha dedicado grandes esfuerzos a la conservación del medio ambiente, aspecto por el que es reconocido en la zona, y decidió oponerse seriamente al proyecto, por lo que reunió un equipo de profesionales del área legal y expertos medioambientales, con el fin de sustentar su posición.

Ecosistema amenazado

La zona de Punta Cachos, donde el empresario extranjero pretende levantar la central, cuenta con una extraordinaria biodiversidad, destacando por ejemplo una colonia de tortugas marinas que ha sido descrita en foros científicos como la más austral del mundo. Asimismo, existen poblaciones de pingüinos Humboldt y Guanay, que se encuentran en estado de conservación vulnerable y que residen en el islote Cima Cuadrada, frente al cual se instalará la central. A estas especies se suman lobos marinos, guanacos y diversas aves propias del lugar, entre otras.

Además, en este sector se produce el fenómeno de desierto florido, único en el mundo, que según el proyecto planteado será intervenido con el paso de líneas de alta tensión.

De ahí la preocupación por el daño irreversible que esta central provocará, toda vez que se considera que el uso del carbón como combustible es la opción más contaminante que existe para generar energía, debido a los desechos altamente tóxicos que produce, cuya magnitud en este caso resultaría catastrófica para la zona.

El proyecto se encuentra en etapa de evaluación del estudio de impacto ambiental presentado a la CONAMA de la Región de Atacama, organismo que se encuentra emitiendo el informe que recoge cientos de observaciones formuladas por parte de los diversos servicios públicos con competencia en materia ambiental.

A juicio del abogado Patricio Escobar, quien forma parte del equipo profesional reunido por Domínguez, el estudio de impacto ambiental adolece de graves falencias. “En primer término, constituye una exposición parcial realizada a la autoridad de un proyecto mayor que considera necesariamente un terminal portuario a través del cual se abastecerá de carbón a la central. En consecuencia, el proyecto en su totalidad involucra numerosos y variados impactos ambientales que no han sido considerados por el titular en el estudio de impacto ambiental presentado y que por tanto, no pueden ser aún evaluados por la autoridad”, expresó.

El profesional advierte también sobre la omisión que se hace de la presencia de personas en el área de la central. “El estudio presentado omite la existencia de ciertos residentes y propietarios en el área del proyecto, y presenta una visión incompleta de la situación de flora, fauna y, en general, del ecosistema existente.

Por todas estas deficiencias es que lo consideramos inviable y así lo hemos expuesto ante las autoridades de CONAMA Regional. Además, nos encontramos desarrollando estudios técnicos que servirán de base a las observaciones que presentaremos oportunamente con el objeto de evitar que el proyecto se apruebe, al menos en los términos que se ha planteado”, concluyó.

Conaf fortalecerá trabajo para hacer cumplir normas en parques

parque nacional conguillio

A cumplir las normas de los Parques Nacionales, las Reservas Nacionales y los Monumentos Naturales llamó Luis Duchens, Director Ejecutivo (s) de CONAF. Al respecto señaló que dichas normas permiten conservar y mantener las bellezas que caracterizan nuestras áreas protegidas y especialmente tener un agradable disfrute y vacaciones de todos los que conviven en esas áreas. La misión de controlar el cumplimiento de estas normas está a cargo del cuerpo de Guardaparques de Conaf con el activo apoyo de Carabineros de Chile

En este mismo sentido agradeció la preocupación y denuncia de algunos visitantes, especialmente en el Parque Nacional Pan de Azúcar, de la Región de Atacama, donde los reclamos se han centrado en jóvenes que han querido transformar los camping de esta unidad en zonas de “fiestas nocturnas”, lo que junto con alterar la tranquilidad de los visitantes, vulnera las normas establecidas en los Parques Nacionales respecto de su uso público. Por lo mismo, se acordó un trabajo especial con Carabineros y con la empresa concesionaria de los camping, Gran Atacama, para intensificar las inspecciones y detener el bullicio nocturno y la posible ingesta de alcohol por jóvenes.

En informaciones de estos últimos días, se ha constatado que los guardaparques del Parque Nacional Pan de Azúcar, en conjunto con Carabineros, han debido desalojar a algunos visitantes por no respetar las normas de comportamiento que se les han dado a conocer al ingreso a la unidad. Uno de los aspectos que destacó Luis Duchens es que estas medidas no son sólo en este Parque, sino que a nivel nacional, destacando el efectivo trabajo conjunto con Carabineros y las empresas concesionarias, quienes están conscientes que una de las principales atracciones de estos lugares es la tranquilidad que ofrecen estos sitios que son un patrimonio natural y cultural a nivel mundial.

Cabe destacar que los Parques Nacionales, Reservas Nacionales y Monumentos Naturales son un polo de atracción turística nacional e internacional. Sólo el año pasado, estas unidades fueron visitadas por 1.762.255 personas, de las cuales 685.432 fueron extranjeros. En este mismo sentido, la Conaf ha reforzado en este último tiempo el Cuerpo de Guardaparques, incorporando el mes pasado 19 nuevos guardaparques entre las regiones de Antofagasta y Magallanes, destacando que todos ellos son profesionales y técnicos universitarios que se han incorporado a la labor de proteger los recursos naturales y culturales del país que se resguardan en estas unidades.

Sin embargo, pese a todos los resguardos que puede tomar Conaf, especialmente a través de sus guardaparques, el Director Ejecutivo (s), Luis Duchens, recalcó que ello no será posible si no se cuenta con la colaboración de la ciudadanía, primero respetando las normas existentes en estas unidades y segundo ayudando a denunciar a quienes no las respeten. En este aspecto, recordó que los 33 Parques Nacionales, 48 Reservas Nacionales y 15 Monumentos Naturales, que cubren el 19% del territorio continental, son administrados por Conaf y pertenecen a todos los chilenos y chilenas.

Pascua Lama en la mira

pascua lama

El polémico proyecto minero Pascua Lama, que hasta el día de hoy tiene a los ecologistas enronchados, cumplió ayer un nuevo hito. En los últimos días, el Gobierno instaló dos refugios para monitorear el comportamiento de los glaciares ubicados en los valles del Huasco y Copiapó. Uno se construyó justo en el campamento de la empresa Barrick en las cercanías de los glaciares Esperanza, Toro I y Toro II, que pueden ser afectados por las faenas mineras.

El proyecto minero Pascua Lama mantiene enfrentados a grupos ciudadanos con la empresa Barrick Gold, tanto en Chile como en Argentina. El mayor temor es que los glaciares desaparezcan o se vean visiblemente afectados, pero esta acción del Gobierno permitirá fiscalizar la labor de la minera sobre estas masas de hielo. “Nos parece razonable que se empiece a invertir, en términos públicos, para monitorear los glaciares y evaluar el daño que se les está produciendo, tanto por cambio climático como por acción directa de algunas actividades humanas como la gran minería pública y privada”, opina Eduardo Giesen, vicepresidente del Comité Pro Defensa de la Fauna y Flora (Codeff) y miembro de la Alianza por la Justicia Climática. Aun así, advirtió que éste es un pequeño paso ante todo lo que queda por hacer en torno a la preservación de los glaciares. “Estas medidas están orientadas a mejorar el monitoreo y la evaluación del daño, y a esta altura, a nosotros nos parece insuficiente. Hay suficiente evidencia que muestra la desprotección de estos glaciares como para tomar medidas mucho mayores en el sentido de su protección. Creemos que el Gobierno claramente se ha quedado atrás, la gran minería le ha doblado la mano”, expresó Giesen.

Los refugios, que forman parte del Plan de Acción de Cambio Climático del Gobierno, quedarán bajo el control de la Dirección General de Aguas (DGA). “Se cumple así con el compromiso presidencial asumido en marzo de 2007 de instalar dos refugios para el control y estudio de glaciares en los valles de Huasco y Copiapó, con el fin de conocer a cabalidad el comportamiento de estas masas de hielo y buscar su preservación”, indicó Rodrigo Weisner, director general de Aguas. Las instalaciones todavía no están listas, por lo que iniciarán sus labores de monitoreo el segundo semestre de este año.

El 2 de Febrero se celebró el dia Mundial de los Humedales

dia mundial del os humedales
Con la frase “Aguas arriba, aguas abajo, los humedales nos conectan a todos” se celebra este 2 de febrero el Día Mundial de los Humedales. La fecha fue instaurada para crear conciencia ciudadana sobre la importancia de preservar estas formaciones en las que se desarrolla la vida y gran parte de las actividades humanas.

Dicho lema recoge la idea de que todos están interconectados dentro de una cuenca hidrográfica, y que por ende las acciones que se desarrollen aguas arriba repercuten en quienes habitan debajo.

La meta es que el Día Mundial de los Humedales de este año, sirva de oportunidad a la gente para reflexionar sobre su propio humedal y las interconexiones que mantiene con el entorno que lo rodea, examinando cómo beneficia el humedal a su entorno y cómo pueden influir las actividades que se llevan a cabo en toda la cuenca hidrográfica.

También se busca difundir un mejor conocimiento de cómo funciona una cuenca hidrográfica, de las repercusiones a que dan lugar los usuarios – y quienes la usan indebidamente – y de los desafíos que entraña el buen manejo.

HUMEDALES EN CHILE
Chile posee cientos de zonas que responden al concepto de un humedal: extensiones de agua, de régimen natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas o corrientes, dulces, salobres o saladas, entre las que se incluyen marinos, estuarinos, lacustres, ribereños, palustres (ciénagas) y artificiales. Las vegas y bofedales del norte de Chile, por ejemplo, se denominan humedales altoandinos.

Sus funciones son tan diversas como relevantes, entre ellas destacan el control de inundaciones, recarga de napas subterráneas, estabilización de costas y protección contra marejadas, retención y exportación de sedimentos y nutrientes, mitigación del cambio climático, depuración de aguas, recreación y turismo, valor cultural, reservorio de diversidad biológica, entre otros.

La principal causa de destrucción de estos ambientes es la presión demográfica, o sea la extracción de agua y la contaminación.

En Chile se cuenta con 9 humedales que son parte de la Convención Ramsar (Irán, 1971, ratificada por Chile en 1981), identificados como ecosistemas únicos que es preciso preservar.

Por lo que diversas instituciones están a cargo de los Humedales, destacando el Ministerio de Relaciones Exteriores; la Comisión Nacional del Medio Ambiente, a cargo de la Estrategia Nacional de Humedales; Conaf, que actúa como punto focal del Convenio Ramsar en Chile, y la Dirección General de Aguas (DGA), encargada de proteger los humedales altoandinos en el norte grande.

VEGAS Y BOFEDALES
Las vegas y bofedales son un tipo de humedales ubicados en la zona norte del país que sirven como zonas de forraje y aguadero de valiosas especies animales, como la vicuña, el guanaco, la llama y la alpaca, entre otros. Son ecosistemas únicos, que deben ser estudiados en profundidad con el fin de reconocer la compleja interacción de sus componentes básicos como la tierra, el agua los animales y las plantas conn una gran importancia social, cultural, ambiental y económica, ya que constituyen el sustento para las comunidades aymará, quechua y atacameña.

Desde 1992 el Código de Aguas prohíbe la exploración y explotación de las aguas subterráneas en los acuíferos alimentadores de las vegas y bofedales del norte, la I y II región como una medida de protección de estos ecosistemas únicos y del manejo y uso ancestral que las comunidades habían hecho de ellos.

A partir de ese año la DGA ha realizado diversos estudios para identificar y ubicar áreas de vegas y bofedales y delimitar sus acuíferos alimentadores en dichas regiones.

Hoy se protegen en total 388 vegas y bofedales entre las regiones de Arica-Parinacota y Antofagasta, lo que significa un total de 5.640 km2. Además, en junio de 2005, con la modificación del Código de Aguas, se incorpora el establecimiento de un caudal mínimo ecológico en la constitución de derechos de aprovechamientos de agua con el fin de velar por la preservación de la naturaleza y la protección del medio ambiente.

INVENTARIO
El 2006 se determinó que los humedales menos representados dentro de los sitios prioritarios y sistema de áreas protegidas de Chile, corresponden a los de tipo costero, principalmente aquellos de intrusión salina, los que asimismo se encuentran con el mayor grado de amenaza actual.

En ese contexto, la Dirección General de Aguas llevó a cabo en enero de este año la primera actividad en terreno en conjunto con la U. de Chile, donde se monitorearon diversos y numerosos puntos dentro de los estuarios de Lebu en la región del Bío Bío y en el formado por la desembocadura del río Toltén en la región de la Aracucanía.

Del mismo modo, este estudio generará un importante avance respecto de la delimitación de estos cuerpos de agua, insumo fundamental para avanzar en un Inventario Nacional de Humedales, cuyo objetivo será impulsar un sistema de monitoreo y seguimiento ambiental de humedales que facilite prioridades en conservación, decisiones e intervención en el territorio, y apoyo a la gestión ambiental.