Archive for Diciembre 31, 2017

Destacan altos niveles de Certificación Ambiental en planteles educativos de Aysén

Coyhaique-. Integración de contenidos ambientales en el currículo escolar, generación de iniciativas ligadas a la eficiencia energética, prácticas de vida saludable, manejo sustentable de residuos, difusión ambiental y campañas de vinculación con el entorno, son algunas de las prácticas evaluadas por el SNCAE, Sistema Nacional de Certificación Ambiental de Establecimientos Educacionales, que destaca a la región de Aysén en la incorporación de planes ambientales de educación, pasando de un 7% en el año 2014 a un 52%, al cerrar el año 2017.

Cifra exitosa que se determina a través del trabajo coordinado entre Ministerio de Medio Ambiente, el Ministerio de Educación, la Corporación Forestal Conaf, el Ministerio de Energía, la Agencia Chilena de Eficiencia Energética, la Dirección General de Aguas, y la Organización de Naciones Unidades para la Educación, Ciencia y Cultura (UNESCO), y  que consiste en una certificación voluntaria pública dirigida a establecimientos educacionales  que implementan estrategias de educacional ambiental al interior de los jardines y colegios, midiendo el componente ambiental en ámbitos como: Curricular Pedagógico, Gestión Escolar, y las Relaciones con el Entorno.

Un trabajo sostenido que ha permitido no solamente acercar la información a las unidades educativas, sino la vinculación en terreno con los actores principales de cada establecimiento, impulsado la articulación interna y especialmente la responsabilidad con el medio ambiente, donde han sido los docentes, centros de padres, centros de alumnos, directivos y educadoras (en el caso de los jardines infantiles), quienes han fortalecido e impulsado nuevas prácticas innovadoras en temas medio ambientales, que hoy determinan el éxito de este trabajo colaborativo.

Así lo indicó la Seremi de Medio Ambiente Susana Figueroa Meza, quien señaló “estamos muy contentos con este aumento de Certificación Ambiental de establecimientos educacionales. Cuando asumimos como Gobierno el 2014, habían 10 establecimientos educacionales y hoy, al terminar el Gobierno tenemos 74 certificados en toda la región, desde Raúl Marín Balmaceda hasta Villa O´Higgins, que dijeron sí a la Certificación Ambiental, involucrando sustentabilidad en sus procesos educativos, lo que tiene una gran repercusión entre los niños y niñas, y también en la comunidad y sus familias”.

Por su parte, la impronta de esta Certificación ha sido motivar a que cada vez las unidades educativas se comprometan aún más con la implementación de nuevas prácticas ambientales, promoviendo el compromiso de la institucionalidad pública, a fin de generar un impacto social directo en los ciudadanos. Caso concreto de esto ha sido la Junta Nacional de Jardines Infantiles Junji en la región de Aysén la Fundación Integra, quienes se propusieron certificar el 100% de sus Jardines Infantiles, compromiso que se ha visto reflejado en el testimonio de educadoras comprometidas con el medio ambiente.

“Esta certificación ha sido de gran ayuda para el trabajo pedagógico del jardín y sus familias, ya que logra afirmar un compromiso de cuidar y proteger nuestro entorno, priorizando en el trabajo educativo temas ambientales, donde se planifican actividades en contacto con la naturaleza, comprometiendo valores y el respeto por nuestro entorno”, enfatiza Yannia Pérez Cárdenas, Educadora del Jardín Infantil Futuro Austral.

Finalmente, cabe destacar que la Educación Ambiental es un proceso permanente destinado a promover valores y actitudes que permitan la protección ambiental y la toma de conciencia de las problemáticas ambientales, a fin de generar un entorno más sustentable y propicio para todos y todas, donde debemos seguir avanzo como región.

Fuente: El Divisadero

Reflexión: Me topé con una botella plástica!!!

ArticuloN11-Foto2La mire, la observe y desee recogerla como tantas veces, pero luego pensé ¡No puedo recoger cada botella o bolsa plástica que se cruza por mi camino! Si nos damos cuenta, no son tan solo bolsas y botellas plásticas, son envoltorios de todo tipo, latas, colillas de cigarro, desechos orgánicos, etc.

Así como no puedo andar por la vida recogiendo esa botella o bolsa plástica que se cruza en mi camino, porque a simple vista es una actitud pro y altruista, pero no viene a solucionar el problema de fondo, así creo que es la medida que desean tomar algunos diputados con el proyecto de ley “Eliminación de las Bolsas Plásticas”.

Necesitamos leyes que obliguen a las personas, al gobierno, a las empresas y a los municipios que se hagan responsable de la disposición final de la basura.

Desde un punto de vista positivo la medida es buena, pero ¿por qué solo puntualizamos un tema de moda y no damos una solución integral al problema que es a nivel nacional?. Debemos ser capaces de buscar soluciones que aporten al País y no tan solo a un área que creemos proteger, tanto las zonas naturales como las urbanas las vemos llenas de basura.

2014-01-30_10-48-45_795Nos estamos enfocando en un producto en particular, y nos se han incluyendo los envoltorios pequeños plásticos que son utilizados en el packaging.

¿Y tú que piensas cuando te topas con una botella o bolsa de plástico?

Web: http://www.ttalega.cl

Facebook: Ecoystyle Reutilizable


Twitter: @BolsaTTalega

Algunos consejos para cuidar el agua

AGUAEl agua es un elemento indispensable para la humanidad y para todos los seres vivos que viven en el planeta tierra, todos dependemos de ella para vivir. Por dichas razones, se hace tan necesario ser consciente de su uso.

  1. Asegúrate de que los grifos siempre estén cerrados y que las tuberías no tengan pérdidas.
  2. Date duchas rápidas.
  3. No dejes correr el agua mientras te lavas los dientes, te enjabonas las manos o estás lavando los platos.
  4. Elige alimentos locales y de temporada. Los productos procesados requieren para su elaboración mucha mayor cantidad de agua.
  5. Usa detergentes biodegradables. Si debes utilizar si o si el lavavajillas utilízalo con carga completa.
  6. Lava la loza en una bandeja con agua y no bajo la llave.
  7. No juegues con el agua.
  8. Al lavar ropa revise que el nivel del agua corresponda al tamaño de las prendas.
  9. Lave las frutas y las verduras en un recipiente con agua y no las limpie bajo el grifo.

Los 6 capítulos de la encíclica ecológica del Papa Francisco

La encíclica del Papa Francisco, titulada “Laudato si´, habla del cuidado de la casa común”, y  asuntos relacionados con la ecología y el desarrollo pleno del género humano. Mirado en sus 187 páginas, el texto cuenta con una introducción, seis capítulos y dos oraciones finales.

papa



En el documento, el Santo Padre propone una ecología integral, que incorpore claramente las dimensiones humanas y sociales, inseparablemente vinculadas con la situación medio ambiental.

1. Lo que le está pasando a nuestra casa
En el capítulo primero, dedicado a “Lo que le está pasando a nuestra casa”, el Santo Padre aborda la contaminación y el cambio climático; la cuestión del agua; la pérdida de la biodiversidad; el deterioro de la calidad de la vida humana y la degradación social; la inequidad planetaria; la debilidad de las reacciones; y la diversidad de opiniones que existen respecto a estas problemáticas.



2. El Evangelio de la creación
En el capítulo segundo, titulado “El Evangelio de la creación”, el Pontífice se refiere a la luz que ofrece la fe; la sabiduría de los relatos bíblicos; el misterio del universo; el mensaje de cada criatura en la armonía de todo lo creado; una comunión universal; el destino común de los bienes; y la mirada de Jesús.



3. Raíz humana de la crisis ecológica
En el capítulo tercero, que se ocupa de la “Raíz humana de la crisis ecológica”, Francisco trata sobre la tecnología: creatividad y poder; la globalización del paradigma tecnocrático; la crisis y consecuencias del antropocentrismo moderno.



4. Una ecología integral
En el capítulo cuarto, que trata sobre “Una ecología integral”, el Papa reflexiona sobre la ecología ambiental, económica y social; la ecología cultural; la ecología de la vida cotidiana; el principio del bien común; y la justicia entre las generaciones.



5. Algunas líneas de orientación y acción
En el capítulo quinto, titulado “Algunas líneas de orientación y acción”, el Santo Padre propone el diálogo sobre el medio ambiente en la política internacional; el diálogo hacia nuevas políticas nacionales y locales; el diálogo y transparencia en los procesos decisionales; la política y economía en diálogo para la plenitud humana; y las religiones en el diálogo con las ciencias.



6. Educación y espiritualidad ecológica
En el capítulo sexto, dedicado a la “Educación y espiritualidad ecológica”, el Pontífice invita a apostar por otro estilo de vida; por una educación para la alianza entre la humanidad y el ambiente; y por una conversión ecológica. Otros temas son: el gozo y la paz, el amor civil y político, los signos sacramentales y el descanso celebrativo, la trinidad y la relación entre las criaturas, la reina de todo lo creado y más allá del sol.



Dos oraciones
El texto concluye con dos oraciones, una que se ofrece para ser compartida con todos los que creen en “un Dios creador omnipotente”, y la otra propuesta a quienes profesan la fe en Jesucristo, que rima con el estribillo “Laudato si´”, que abre y cierra la encíclica.



El documento trata la cuestión medio ambiental desde un enfoque pastoral, teniendo en cuenta diferentes aspectos.

Fuente: Religión en Libertad

¿Qué es el Acuerdo de París?

FB_IMG_1514382059622[1]En diciembre de 2015, prácticamente todos los países del mundo —195 en total; Siria y Nicaragua son los únicos que no son parte— se sumaron al primer pacto global para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, que contribuyen a aumentar la temperatura global. Fue un logro diplomático histórico.

Los estudios científicos indican que si las emisiones de los gases de efecto invernadero continúan al paso actual, las temperaturas atmosféricas seguirán aumentando y podrían pasar el umbral de dos grados Celsius más respecto a la temperatura preindustrial. Eso significa que el mundo será más caliente, que los niveles del mar incrementarán, las tormentas e inundaciones serán más fuertes, al igual que las sequías, y que habrá escasez alimentaria y más condiciones extremas.


¿Qué hace el Acuerdo de París?


Con el pacto, todos los países que firmaron y lo han ratificado presentaron un plan individual para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero y acordaron reunirse de manera regular para revisar el progreso e impulsar a los demás a que aumentaran sus esfuerzos.

A diferencia del tratado anterior (el Protocolo de Kioto), el Acuerdo de París no es vinculante; así, los países pueden cambiar sus planes según la situación interna. No hay multas por quedar por debajo de las metas declaradas. La expectativa era que las políticas y las metas fueran reforzadas con el tiempo por medio de la diplomacia y de la presión social.

Estados Unidos, durante el gobierno de Barack Obama, prometió recortar para 2025 los gases de efecto invernadero en 26 a 28 por ciento en comparación a los niveles de 2005, así como repartir, para 2020, tres mil millones de dólares en ayuda para que los países menos desarrollados puedan reducir su dependencia de los combustibles fósiles. (Hasta la fecha ha repartido mil millones de dólares).

China prometió que para 2030 obtendría una quinta parte de su electricidad con fuentes libres de carbón e India que reduciría su intensidad de carbono, o la cantidad de emisiones de CO2 por unidad de actividad económica.

Aunque las promesas actuales no prevendrían que las temperaturas aumenten menos de dos grados Celsius sobre el nivel preindustrial –el umbral considerado altamente peligroso– hay evidencia de que la diplomacia suave del Acuerdo de París ha movilizado a algunos países a tomar acciones más completas. Un estudio del Instituto de Investigaciones Grantham halló que la existencia misma del acuerdo ya había llevado a decenas de países a emitir leyes para la utilización de energías limpias.

Fuente: The new York Times