Derrame de petroleo llego a santuario natural

Ejecutivos de la Enap comprometieron esfuerzo para apresurar fases de proyecto de un nuevo y seguro terminal marítimo.

 El dinamismo del mar parece burlarse de los esfuerzos humanos para controlar el derrame. El crudo se escabulle entre las mangas de contención.

A Punta Hualpén y Lenga llegó ayer la mancha de petróleo que contamina bahía San Vicente. Lo constataron investigadores del Centro Regional de Estudios Ambientales de la Ucsc, que iniciaron la toma demuestras, alarmados por el evento en pleno Santuario de la Naturaleza.

El viento del noroeste que sopló desde la mañana hizo derivar el crudo hacia ese sector como alertaron que ocurriría los buzos y pescadores, el lunes.

El trabajo de limpieza continúa a cargo de no menos de 250 personas, informó la autoridad marítima mientras en playa Infiernillo, base de las operaciones, hubo manifestaciones de pescadores preocupados por el impacto del evento en su actividad. Los ecologistas se trasladaron a la intendencia exigiendo que se inicie el rescate de los animales afectados.

En Enap Refinerías Biobío, los directivos a cargo del proyecto de un nuevo terminal informaron que esta obra alejará los riesgos de accidentes como el que se produjo la noche del viernes cuando se descargaba crudo.

Adolfo Sabando, jefe Ingeniería de Plantas y Jorge Smith, director de proyectos, explicaron que el nuevo terminal costará US$ 30 millones y todo está programado para que entre en servicio el primer trimestre de 2009.
El plan se remonta a 1999 cuando, por instrucciones de la Presidencia de la República, se formó la comisión de ordenamiento de la bahía.

Ya en 2001 se acordó readecuar los terminales B y C, para crudo y productos limpios, a muelle tipo pasarela capaz de atender dos naves a la vez, con tendidos aéreos de todas las cañerías y áreas de maniobra para las naves. La primera etapa era trasladar el terminal gasero a un sector entre Muelle CAP y playa Lenga. Finalmente, como Abastible construyó un terminal de este tipo Enap contrató el servicio de carga y descarga.

En ese contexto se comprometió, en 2001, a terminar la construcción del nuevo terminal a diciembre de 2008.
Primero había que tener terminal gasero, indicaron acotando que mientras han avanzado etapas del proyecto.

FISCALIA ABRE CARPETA

Una investigación de oficio inició el Ministerio Público para determinar si hay delito en el derrame de petróleo y eventualmente, de ser así, determinar responsabilidades.

La causa fue asignada a la fiscal de Talcahuano Ana María Aldana Saavedra, la misma del caso radiactivo de Nueva Aldea. La fiscal solicitó un informe a la Brigada Investigadora de Delitos Medioambientales (Bidema) y a la Sección de Ecología y Medio Ambiente, ambas unidades especializadas de la Policía de Investigaciones de Santiago.

“Pedí esta diligencia con urgencia, así que debieran venir esta semana a la zona”, precisó Ana María Aldana. También pidió un informe a la autoridad marítima y solicitará otro a la autoridad sanitaria. Además, instruyó que un perito mecánico le informe sobre el ducto de Enap.
Fuente: El Sur

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *