Ecologistas rompen pacto con el Gobierno

Tres veces la administración Bachelet negó el punto referido a no incluir la opción nuclear en la política energética, según los ambientalistas. Razón suficiente para desahuciar el compromiso de apoyar su gestión. Sus dardos apuntan a Marcelo Tokman.

La decisión estaba tomada desde hace días y sólo faltaba darle aviso al ministro secretario general de la Presidencia, José Antonio Viera-Gallo, lo que ocurrió ayer en la tarde en La Moneda. Las organizaciones ambientalistas y ecologistas desahuciaron el acuerdo que firmaron con la entonces candidata Michelle Bachelet el 21 de noviembre de 2005 en el Jardín Botánico Chagual, que contenía diez compromisos para un desarrollo sustentable, porque su administración no lo cumplió.

El principal argumento es la reiterada violación del punto 7 del decálogo: “No incluir la opción nuclear en la política energética nacional”. Según la carta que entregaron a Viera-Gallo, ese compromiso fue transgredido en más de una ocasión. Primero, con el decreto de marzo del año pasado del Ministerio de Minería que crea la comisión presidencial “Grupo de Trabajo en Núcleo-Electricidad” con fondos públicos superiores a los 100 millones de pesos para su trabajo, lo que fue reiterado en el envío al Parlamento del presupuesto de la nación para este año donde se incluye financiamiento para ese mismo grupo. Segundo, con la participación de Marcelo Tokman el pasado 27 de marzo en el seminario “Energía nuclear: una opción para Chile”, donde el ministro de Energía anunció dos millones de dólares para evaluar la incorporación de la energía nuclear en la matriz eléctrica del país que se repetirían el 2009. “Ese no era un seminario, sino un lobby de las empresas nucleares”, dice uno de los ambientalistas.

Viera-Gallo dijo que la Presidenta les responderá en los próximos y que planteará el tema en el comité político. El nombre de Tokman fue el que más se repitió en la media hora de reunión. “(Viera-Gallo) Nos dijo que los anuncios de Tokman se deben a la coyuntura energética y a las presiones de distintos sectores. Pero fue intencionalmente muy vago en sus dichos”, cuenta uno de los asistentes a la cita. Los ambientalistas plantearon que lo único que cambiaría su posición sería la renuncia del ministro de Energía. “Pero sabemos que eso no va a pasar”.

Los ambientalistas, sin embargo, reconocen que se avanzó en algunos puntos: la formulación de los proyectos de ley para la creación del Ministerio del Medio Ambiente y la Superintendencia de Fiscalización Ambiental, la creación del Servicio Nacional de Parques y la elaboración de la Estrategia Integral de Cuencas. Pero advierten que poco o nada se hizo en el establecimiento de un Sistema de Cuencas Ambientales y de líneas de política fiscal para la sustentabilidad ambiental; la ampliación del Fondo de Protección Ambiental; la protección de glaciares y no abrir paso a los cultivos transgénicos comerciales.

Hoy los representantes de las 23 organizaciones que firmaron el acuerdo de Chagual realizarán una conferencia de prensa (10:30 horas), en las oficinas de la Fiscalía del Medio Ambiente (FIMA) para entregar mayores detalles sobre las razones del fin del pacto ambiental con el Gobierno.

acuerdo de Chagual

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *