Ejecutivo de Celco asegura que limpieza tras nuevo derrame evitó impacto ambiental

Charles Kimber, gerente de asuntos corporativos y comerciales de Celco, sostuvo esta mañana que el bajo volumen de líquidos vertidos ayer en el Río Mataquito, junto con la limpieza oportuna, evitaron que se produjera un grave impacto ambiental en la zona tras el segundo derrame de desechos industriales desde la planta Licancel, en la Región del Maule, hecho que calificó como un “lamentable accidente”.

El ejecutivo indicó que “es un accidente industrial y tiene un impacto porque nosotros no deberíamos estar vertiendo ningún líquido al río, cumpla éste o no con la norma, y hay un incumplimiento. Pero el impacto ambiental no se va a producir, porque se hizo una limpieza en la zona donde se derramó, y porque la cantidad de efluente que cayó, producto del caudal del río, desaparece instantáneamente”.

En entrevista con radio Agricultura, Kimber manifestó que “hay que aclarar que son eventos muy distintos. Los eventos que sucedieron hace un par de semanas atrás tenían relación con la puesta de marcha de una planta de celulosa de Licancel, en la cual sucedió una serie de anomalías y se descubrió al mismo tiempo la mortandad de peces río abajo. Lo que ha sucedido ayer es un lamentable accidente en un momento totalmente inesperado y muy poco oportuno”.

El ejecutivo reiteró que la empresa decidió paralizar indefinidamente el funcionamiento de la planta Licancel, y que asumirán la responsabilidad que les cabe en ambos incidentes.

“La imagen nos preocupa mucho y tenemos que tomar medidas duras como lo fue detener el funcionamiento de la planta, el despido de tres ejecutivos o ahora el anuncio de la suspensión o cierre indefinido hasta que implementemos nuevas tecnologías”, señaló.

Señaló además que la planta estaba cumpliendo la prohibición de funcionar decretada por las autoridades y que hasta antes del segundo vertido, sólo se realizaban labores de tratamiento de líquidos para mantenerlos neutralizados.

Ante la posibilidad de nuevos derrames, Kimber indicó que “se ha trabajado junto con la autoridad, para que si hay exceso de lluvia que ponga en riesgo los niveles de estas lagunas se tomen medidas de emergencia a objeto de prevenir cualquier desastre al interior de la planta que pueda impactar al río”.

Fuente: www.latercera.cl

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *