Enap deberá construir muelle de US $50 millones por derrame de petróleo en San Vicente

Hoy fueron formalizados los tres ejecutivos de Enap Refinerías Biobío, por el derrame de crudo que en mayo de 2007 afectó a la bahía de San Vicente, en la Octava Región.

El Ministerio Público, representado por la fiscal Ana María Aldana, ofreció a los imputados y a la firma, la suspensión condicional del procedimiento, siempre que Enap cumpla, en el plazo de tres años, con dos iniciativas que tienen como objetivo la protección del medioambiente y la minimización de los riesgos ante un eventual nuevo derrame.

“La primera de las condiciones es la construcción de un muelle pasarela, que minimice los riesgos de que una situación similar a la vivida el año pasado vuelva a ocurrir. La segunda, es la creación de un centro de observación y tratamiento de flora y fauna en Talcahuano”, explicó la fiscal Aldana.

COSTOS MILLONARIOS
Las condiciones para la suspensión del procedimiento, implican un elevado costo monetario. La edificación del muelle, tendrá un valor de 50 millones de dólares, mientras que el observatorio medioambiental, “deberá tener fondos aportados por Enap, por un total de 300 millones de pesos, pagaderos en a lo menos, $100 millones al año, a instituciones que ejecutarán el proyecto, como Codeff y la Universidad San Sebastián, a través de su facultad de Medicina Veterinaria”, sostuvo Aldana.

La fiscal que encabezó la investigación por el vertimiento de crudo, afirmó que ambas condiciones serán controladas por “empresas externas que van a informar al Ministerio Público que los hechos se están cumpliendo en el pazo estipulado de tres años”.

Si Enap Refinerías Biobío, dejara de cumplir cualquiera de las condiciones establecidas, “se revocaría la suspensión del proceso, se reabre el caso y seguimos camino a un eventual juicio”.

DERRAME
El 26 de mayo de 2007, debido a una fisura en el centro de un ducto submarino de la empresa Enap Refinerías S.A, se provocó el derrame de 350 metros cúbicos de petróleo -según indicó la empresa-, que afectó a la bahía de San Vicente, en la Octava Región.El accidente se originó cuando un buque desembarcaba el combustible en la terminal de la firma, generando una gran mancha de crudo en la caleta El Infiernillo.

Fuente: www.latercera.cl

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *