Las ballenas chilenas viajan a Praga

“Trempülkawe. Gigantes del mar”, es el nombre del documental que el biólogo marino Antonio Molina (30) realizó tras cuatro semanas de filmación en el Golfo de Corcovado, al sur de Chiloé. Un trabajo que muestra la enorme población de ballenas azules en la zona y con la que el realizador quiere crear conciencia sobre su preservación.

“La imagen es una herramienta muy valiosa y útil para crear conciencia en la población y ayudar a la conservación del patrimonio natural”, cuenta Antonio, quien hizo la filmación en febrero de 2006. Esta se presentará el próximo mes en la que fue su casa de estudios, la Universidad Austral de Valdivia. El documental luego se transmitirá por Chilevisión en noviembre, pero antes de eso participará en el Festival Ekofilm, en la República Checa, un reconocido certamen internacional del género ambiental y ecológico.

“La ballena es un símbolo de conservación, y a través de ella se quiere proteger a todas las especies endémicas existentes en la zona”, precisa Antonio, aludiendo al proyecto que busca implementar un área costera marina protegida y crear un santuario para su conservación.

Delfines australes y lobos de mar forman parte del relato -de 43 minutos de duración-, que combina la investigación científica con un cuento de la mitología mapuche (Trempülkawe, que habla de cuatro mujeres que se convierten en ballenas antes de morir) para dar cuenta de la relación del hombre con la naturaleza.

Molina realizó el documental con su productora Antártica Films, y con el apoyo del Fondo de Fomento Audiovisual, la UACh, la Universidad del Cine de Buenos Aires, Minera Escondida y la Armada de Chile.

Mientras espera conseguir el financiamiento para viajar a Praga, dedica su tiempo a una serie de cuatro documentales sobre el territorio antártico.

EN INTERNET
Sitio oficial: www.gigantesdelmar.org

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *