Plan contra cambio climático verá luz en mayo

Sólo faltan algunos ajustes y el documento que entrega las acciones específicas para combatir los efectos del calentamiento global en los distintos sectores será realidad. La polémica por el estudio de impactos por áreas está zanjada: será parte del plan.
 
Pudo estar en la tabla de la reunión de abril del Consejo de Ministros que conforman la Comisión Nacional del Medio Ambiente (Conama), pero una vez más tuvo que esperar. La explicación es que se le están afinando los últimos detalles para ser visado por dicha instancia y la idea es que vea la luz este mes. Cuando eso ocurra, el mentado plan de acción para combatir los efectos del cambio climático en el país será realidad.

El documento aterriza la Estrategia Nacional del Cambio Climático, elaborado por un comité asesor de Conama compuesto por distintos ministerios y servicios, y dado a conocer en enero de 2006. El plan entregará los lineamientos para atacar los 16 objetivos que dejó como tarea esa estrategia en las áreas de adaptación, mitigación, y creación y fomento de capacidades con respecto al cambio climático.

Para eso, tiene objetiavos específicos, actividades, un cronograma y recursos involucrados en las diferentes áreas y sectores del aparato público. “El plan de acción no es de Conama, sino que involucra al sector público y tiene que salir con el aporte de todos los sectores”, explican en esa secretaría.

De acuerdo a los plazos que entregó la propia ministra de Medio Ambiente, Ana Lya Uriarte, en su cuenta pública del 5 de junio del año pasado -ocasión en que se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente- el plan de acción debió estar listo a fines de 2007. Más tarde, se dijo que su lanzamiento no pasaba de marzo. Sin embargo, mayo es finalmente la meta.

Estudio de impactos

Una de las críticas que debió enfrentar el plan de acción corrió por cuenta de uno de los encargados de elaborarlo, al menos en un principio. El geofísico Humberto Fuenzalida -coautores del “Estudio de variabilidad climática en Chile”, encargado por Conama a expertos de la Universidad de Chile en 2005- abrió fuego con esa secretaría por la ausencia de un estudio de los impactos del cambio climático por sector, lo que consideraba fundamental a la hora de definir las acciones a seguir en las área donde el calentamiento global podría provocar consecuencias. La respuesta en Conama es que ese trabajo se está haciendo, pero formará parte del plan de acción y no se hará para ser tomado en cuenta previamente a su elaboración.

Conama trabaja de la mano con los ministerios de Obras Públicas, a través de la Dirección General de Aguas, y de Agricultura para enfrentar la estrechez del recurso hídrico. Por otra parte, se firmó un convenio con el Fundación para la Innovación Agraria y con Oficina de Estudios y Políticas Agrarias para, con recursos del PNUD, levantar un estudio sobre los efectos del cambio climático en el sector silvoagropecuario.

La misma ministra de esa cartera, Marigen Hornkohl, anunció la creación del Consejo de Cambio Climático y Agricultura para intensificar la investigación acerca de la vulnerabilidad de los diferentes cultivos a las condiciones del clima y al déficit hídrico, como así también en la introducción de especies y variedades resistentes a la sequía.
Objetivos generales
 
-Adaptación:

Evaluación de los impactos ambientales y socioeconómicos del cambio climático (CC) en Chile.

-Mitigación:

Análisis de las opciones de mitigación de emisiones de gases de efecto invernadero en Chile.

-Creación y Fomento de Capacidades en CC:

Difundir el CC y crear conciencia, además de fomentar educación e investigación en CC

One comment

  1. Jorge Saba says:

    Si se le da rienda suelta al fundamentalismo ecologista del Norte, no se podría hacer nada en
    países como el nuestro, mientras ellos seguirán desarrollando tecnología nuclear, biotecnología y petroquímica.

    Nosotros viviremos en un jardín y con el aire puro,pero nuestros nietos, que serán pocos, serán pastores de vacas y cuando los pastores de vacas carecen de ciencia, de tecnología y de industria, son, en el mundo de hoy, inevitablemente esclavos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *