Tag Archive for Glaciares

Pascua Lama en la mira

pascua lama

El polémico proyecto minero Pascua Lama, que hasta el día de hoy tiene a los ecologistas enronchados, cumplió ayer un nuevo hito. En los últimos días, el Gobierno instaló dos refugios para monitorear el comportamiento de los glaciares ubicados en los valles del Huasco y Copiapó. Uno se construyó justo en el campamento de la empresa Barrick en las cercanías de los glaciares Esperanza, Toro I y Toro II, que pueden ser afectados por las faenas mineras.

El proyecto minero Pascua Lama mantiene enfrentados a grupos ciudadanos con la empresa Barrick Gold, tanto en Chile como en Argentina. El mayor temor es que los glaciares desaparezcan o se vean visiblemente afectados, pero esta acción del Gobierno permitirá fiscalizar la labor de la minera sobre estas masas de hielo. “Nos parece razonable que se empiece a invertir, en términos públicos, para monitorear los glaciares y evaluar el daño que se les está produciendo, tanto por cambio climático como por acción directa de algunas actividades humanas como la gran minería pública y privada”, opina Eduardo Giesen, vicepresidente del Comité Pro Defensa de la Fauna y Flora (Codeff) y miembro de la Alianza por la Justicia Climática. Aun así, advirtió que éste es un pequeño paso ante todo lo que queda por hacer en torno a la preservación de los glaciares. “Estas medidas están orientadas a mejorar el monitoreo y la evaluación del daño, y a esta altura, a nosotros nos parece insuficiente. Hay suficiente evidencia que muestra la desprotección de estos glaciares como para tomar medidas mucho mayores en el sentido de su protección. Creemos que el Gobierno claramente se ha quedado atrás, la gran minería le ha doblado la mano”, expresó Giesen.

Los refugios, que forman parte del Plan de Acción de Cambio Climático del Gobierno, quedarán bajo el control de la Dirección General de Aguas (DGA). “Se cumple así con el compromiso presidencial asumido en marzo de 2007 de instalar dos refugios para el control y estudio de glaciares en los valles de Huasco y Copiapó, con el fin de conocer a cabalidad el comportamiento de estas masas de hielo y buscar su preservación”, indicó Rodrigo Weisner, director general de Aguas. Las instalaciones todavía no están listas, por lo que iniciarán sus labores de monitoreo el segundo semestre de este año.

Estudio del MOP revela que 92% de glaciares está en retroceso

Chile, Canadá y Argentina poseen las mayores reservas de agua dulce depositada en glaciares de todo el planeta. Asimismo, Campos de Hielo (Sur y Norte) es la tercera reserva de agua más importante del planeta, la más significativa del hemisferio sur y la mayor de Latinoamérica. No obstante, el país no cuenta con un registro nacional de hielos y menos con una política institucionalizada de protección de los hielos milenarios en territorio nacional.

GlaciaresTras su llegada como ministro de Obras Públicas que Sergio Bitar decidió poner el tema de las reservas de agua como uno de los ejes de su gestión. Así, junto al director nacional de Aguas, Rodrigo Weisner, dispusieron, en enero del año pasado, un aumento significativo del presupuesto ministerial dedicado a la exploración y medición de los glaciares que en Chile abarcan desde el norte grande hasta la zona austral.

Así, se aumentó de sólo $ 10 millones el presupuesto anual de la unidad de glaciología a más de US$ 1,5 millones de dólares. Así, también, la cartera suscribió un convenio con el Centro de Estudios Científico (Cecs) de Valdivia para iniciar un gran catastro general de hielos y crear las bases científicas para el gran estudio de glaciares que este año realizarán expertos de la OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos) en Chile.

Pese a que las indagaciones científicas tomarán varios meses para que los chilenos conozcan los reales alcances de las reservas de agua dulce contenidas en las cumbres nacionales, los expertos ya entregaron al MOP los primeros antecedentes de la situación.

Los números
Las primeras indagaciones de los científicos revelan que el país cuenta con 1.720 glaciares que han sido catastrados desde la III Región hasta Puerto Williams, pero aún falta verificar los hielos cubiertos de roca.

De ellos, se ha estudiado un centenar de glaciares que, en total suman una superficie total de 16.860 kilómetros cuadrados, siendo el sector más prolífico la zona central del país con unas 1.500 concentraciones de hielo. Pero según estas mismas mediciones, el 92% de ellos está en retroceso, el 7% del total se mantiene y sólo el 1% del total nacional ha avanzado.

Lo anterior, a juicio de Weisner, es un fenómeno que ya se había previsto como efecto del calentamiento global y a estas alturas es prácticamente inevitable. No obstante, añadió, “sí se pueden tomar decisiones que nos permitan conocer el ritmo del derretimiento, estudiar su comportamiento y prevenir sus efectos”.

Weisner agregó que será de gran ayuda para esta labor saber cuánta agua hay depositada en estos hielos y para cuánto tiempo alcanza como reserva.

Según el ministro Bitar, “el estudio de los glaciares nos permitirá contar con una proyección respecto de las reservas con que cuenta Chile y una materia muy relevante para el futuro que no se ha explorado: los glaciares fundidos con roca”.

Los Pelambres en la mira por glaciares rocosos

Glaciares Rocosos

Glaciares Rocosos

Informe dice que entre 2000 y 2006 la minera intervino hielo rocoso equivalente a 2,84 millones de metros cúbicos de agua, pérdida que para una zona semiárida resulta de “importancia crítica”. La empresa rebate todo.

Sea por remoción de glaciares rocosos, por depositación de roca estéril sobre ellos o por construcción de caminos, entre 2000 y 2006 la minera Los Pelambres (MLP) ha afectado reservorios permanentes de agua fosilizada equivalentes a un máximo de 2,84 millones de metros cúbicos del vital elemento, pérdida que según un estudio de la Universidad de Waterloo, fue producida por intervenciones “no anunciadas por ninguno de los estudios ambientales presentados a la autoridad entre 1997 y 2004”.

Fechado el 1 de octubre pasado, el informe realizado por el geógrafo canadiense Alexander Brenning y el chileno Guillermo Azócar, enfatiza que las “intervenciones” del recurso se producen en una zona de alta radiación solar y escasas precipitaciones de la Región de Coquimbo, donde, por cierto, el valor del agua es aún más sensible.

“La remoción o alteración de glaciares rocosos en zonas semiáridas implica la pérdida de importantes reservorios naturales de agua fósil en estado congelado”, detalla el documento, agregando que, como en el área donde se emplaza Los Pelambres no hay glaciares convencionales o blancos, “los glaciares rocosos y el permafrost de montaña son los únicos reservorios permanentes de hielo en esta zona y, por lo tanto, de importancia crítica para el sistema hidrológico”.

Los resultados del informe fueron obtenidos en base al estudio de fotos satelitales tomadas por diversas fuentes en 1997, 2000 y 2006, donde identificaron que de los 15 glaciares de roca existentes en el entorno de la mina, cuatro “han desaparecido casi completamente por el avance de botaderos de material estéril”, y otros dos “sólo han sido intervenidos por la construcción de caminos”, degradando en total un área de entre 0,11 y 0,14 killómetros cuadrados del recurso rocoso compuesto por entre 40% y 60% de hielo.

El estudio acusa que minera Los Pelambres no anunció intervención de estos poco estudiados glaciares, aún cuando “conocían de su existencia” debido a que durante 1998 se encargó a la consultora Geoestudios “la identificación y evaluación del conjunto de glaciares rocosos” en dicha área de la Región de Coquimbo. “Por causa que desconocemos se omitió esta información en los posteriores estudios, por lo que, a nuestro entender, no cuentan con la aprobación de parte de autoridades ambientales y sectoriales”.

Pelambres responde

Consultada por este diario, la minera rebate todo amparada principalmente en un estudio de 2002 elaborado por la consultora Dissam Securité que “determinó que no existen glaciares de roca” en la zona aludida, “sino óvulos o lentes de hielo aislados que corresponden a antiguos depósitos de avalanchas”, recursos que se encuentran “completamente aislados de la nieve invernal” y bajo constante monitoreo, afirma la firma.

En voz del gerente de Medio Ambiente, Oscar Leal, los “lentes de hielo identificados en MLP no forman parte del Registro Provisorio de Glaciares” establecido en el proyecto de ley aún en discusión.

Respecto de la entrega de información a la autoridad, Leal indica que “en todos los procesos de aprobación medioambiental” la empresa “ha informado absolutamente todo lo que exige la normativa vigente, además de obtener los permisos sectoriales” que incluyen, entre otros, la “autorización de Sernageomin” para la operación del botadero del material estéril. El organismo aludido confirmó ayer que tales permisos fueron entregados en mayo de 1998 y en junio de 2004 tras aprobación de la Corema.

Con todo, entre sus conclusiones, Brenning y Azócar recomiendan “establecer un programa de monitoreo científico independiente cuyos resultados son puestos continuamente a disposición pública”. La discusión no está congelada.

CODELCO Y ANGLOAMERICAN

Minera Los Pelambres del holding Antofagasta Minerals no es la primera firma cuestionada por Brenning y la U. de Waterloo. En junio pasado, otro informe advirtió la destrucción del equivalente a más de 20 millones de metros cúbicos de agua en la cordillera central de Chile, esta vez, por faenas de la División Andina de Codelco y la mina Los Bronces de Angloamerican.Ambas compañías manifestaron contar “con todas las autorizaciones legales y ambientales para operar”, pero destapando otro problema: en Chile “no existe una legislación ambiental especial que proteja los glaciares en Chile o que norme su manejo”, precisó Codelco, empresa que, no obstante lo anterior, igualmente aplicó consideraciones ambientales internas “más estrictas” y “mucho antes de que fueran exigibles por ley”, por lo que “todas las acciones de protección, estudios y monitoreos” de los glaciares rocosos “desarrollados por Codelco han sido voluntarios”, sostuvo la cuprífera.

Preocupación en zona de glaciares por llegada masiva de industria salmonera

Los empresarios locales y organismos ciudadanos de Puerto Natales, en la Región de Magallanes, están sumamente preocupados por los efectos que la expansión de la industria salmonera tendría en la estabilidad y desarrollo económico y cultural de la zona, reconocida mundialmente por sus Torres del Paine y sus innumerables fiordos y glaciares.

La industria salmonera está solicitando en la Región más de 900 concesiones salmoneras que se instalarían en senos y fiordos marinos de pocas corrientes y escaso recambio de aguas, pero también en toda la zona costera donde existen numerosos glaciares que son de alto interés para el desarrollo turístico de los empresarios locales.

Los motores de la economía y cultura de la zona los mueven las actividades de turismo, pesca artesanal y ganadería que entregan productos y servicios de alta calidad. Estos sectores han brindado estabilidad y tienen un enorme potencial de desarrollo a futuro, especialmente el turismo que busca nuevas rutas de explotación y la pesca artesanal que se encuentra en un momento clave de fortalecimiento y decisiones sobre la opción de desarrollo que tomará.

Frente a esto, los empresarios locales, las organizaciones de la pesca artesanal y demás sectores ciudadanos se enfrentan a la amenaza de la instalación de jaulas salmoneras. Este fin de semana hubo un masivo encuentro ciudadano donde se entregó información y se discutió acerca de los impactos de la industria del salmón en la provincia de Ultima Esperanza.

Fuente: www.ecoceanos.cl

Lago Cachet 2 que se vació en abril pasado ha vuelto a llenarse

Foto aérea de la fractura del hielo en el frente del glaciar Colonia, provocada por la evacuación súbita de miles de millones de litros de agua tras el vaciamiento del Lago Cahet 2.

La evidencia del llenado del lago -que evacuó millones de litros de agua en menos de 12 horas- se obtuvo a partir de mediciones efectuadas el 28 de mayo pasado desde un helicóptero.

El pasado 6 y 7 de abril el río Baker -el más caudaloso de nuestro país- sufrió los estragos del vaciamiento del lago Cachet 2, recibiendo 200.000 millones de litros de agua en menos de 12 horas.

Incluso el agua que escurrió por el túnel de ocho kilómetros de largo que se abrió bajo el glaciar Colonia -que represaba el lago- provocó que se invirtiera el curso del caudal arrastrando piedras, trozos de hielo y troncos.

Sin embargo, poco más de dos meses después, el lago Cachet 2, ubicado en el sector oriental de Campo de Hielo Norte, ha vuelto a llenarse.

Así lo indican las modernas mediciones realizadas desde un helicóptero, por los científicos del CECS (Centro de Estudios Científicos, de Valdivia) con la colaboración de los expertos de la Dirección General de Aguas (DGA), los que pudieron establecer que poco a poco, el Lago Cachet 2 se está volviendo a llenar.

Esto, después de que el túnel por donde inicialmente se evacuó el agua, de unos 8 kilómetros de largo, se cerrara de nuevo.

La evidencia de su llenado se obtuvo a partir de mediciones efectuadas el 28 de mayo pasado desde un helicóptero, por el geodesta Jens Wendt, del Centro de de Estudios Científicos de Valdivia (CECS), mediante un moderno equipo de altimetría aérea láser.

Se estableció que el nivel actual del lago está actualmente en unos 5 metros por debajo de su nivel normal previo al vaciamiento, y unos 50 metros por sobre el nivel mínimo que alcanzó el lago inmediatamente después de su vaciamiento.

Este hallazgo confirma la hipótesis inicial de los glaciólogos Andrés Rivera y Gino Casassa, ambos del CECS, y del descubridor del evento, Jonathan Leidich, de la empresa de Aysén Patagonia Adventure Expeditions (PAEX), quienes sostuvieron que el vaciamiento es un fenómeno natural en glaciares donde, durante el verano, predominan los procesos de fusión, pero que claramente está siendo amplificado por el calentamiento reciente observado en la zona, particularmente durante el último verano cuando las temperaturas locales sobrepasaron los 35º C.

El doctor Wendt, comentó que “fue impresionante observar desde el aire las fracturas en el hielo, aún claramente visibles en el frente del glaciar Colonia por donde emergió violentamente el agua del lago Cachet 2, luego de atravesar en forma subterránea el glaciar Colonia a través de un túnel de un largo de 8 km”.

Los glaciólogos del CECS indican que dicho túnel se habría cerrado poco tiempo después de ocurrido el vaciamiento debido a la deformación del hielo producida por el propio peso del glaciar.

El CECS está actualmente procesando los datos obtenidos, que suman 200 km de recorrido aéreo, incluyendo imágenes digitales, datos de navegación inercial y GPS, y datos altimétricos, los que permitirán establecer en forma precisa la geometría y características de este notable vaciamiento.