Tag Archive for Hidroelectricas

Entregan cartas internacionales contra HidroAysén a Eleodoro Matte

Consejo de Defensa de la Patagonia recordó al líder del clan económico que controla Colbún, a mantener un compromiso asumido en 2003 de proteger el bosque nativo en sus terrenos.

220 misivas de 34 países piden a frenar la construcción de las megarepresas

“Le pedimos que reconozca el creciente compromiso para los consumidores internacionales de producción responsable y que mantenga su promesa como Grupo Matte de proteger los extraordinarios y únicos bosques nativos de Chile y no destruirlos. Grupo Matte por favor retírese del proyecto HidroAysén e inviertan en las energías renovables de bajo impacto lo mejor para Chile y el planeta”, dice Donna Jo Loeper desde Georgia, Estados Unidos.

Esta y unas 219 cartas más fueron entregadas ayer por el Consejo de Defensa de la Patagonia (CDP) al líder del Grupo Matte (CMPC-Colbún), Eleodoro Matte, en el edificio corporativo de Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones (CMPC), ubicado en Agustinas 1343, donde se solicitó al clan económico que desista de la construcción del proyecto hidroeléctrico HidroAysén en la Patagonia chilena.

“Son cartas que le dicen que el proyecto dejaría una huella imborrable en el patrimonio ambiental chileno, del cual la familia Matte sería cómplice de este daño histórico. No olvidemos que ellos como CMPC firmaron un acuerdo el año 2003, conocido como el acuerdo de Home Depot, donde se comprometían a que sus proyectos no iban a cortar ni eliminar bosque nativo y al contrario, lo iban a proteger. Aquí se estarían talando miles de hectáreas de bosque nativo, destruyendo importantes ecosistemas y por lo tanto le estamos pidiendo que cumpla su palabra”, dijo Patricio Rodrigo, secretario ejecutivo del CDP, quien llegó hasta el edificio ubicado en Agustinas 1343, junto a Bernardo Reyes, representante de International Rivers, grupo asociado al CDP.

Rodrigo explicó que las misivas están pidiendo que Matte “tenga el coraje de frenar el proyecto y lidere otros que no generen este tipo de gigantescos impactos”.

Organizaciones y personas de 34 países se sumaron a la protección de los ecosistemas sub-antárticos y en especial a los ríos prístinos de la zona, considerados hoy por hoy un patrimonio ecológico de la humanidad.

Calculan fuertes pérdidas en turismo por represas en Aysén

La merma en los visitantes a la región durante la fase de construcción del proyecto llevaría a pérdidas por 40 millones de dólares anuales.

Más de 22 millones de dólares anuales dejaría de percibir la actividad turística en la Región de Aysén si el proyecto de cinco represas hidroeléctricas llega a puerto. El escenario sería aún peor en el período de construcción de las mega represas: las pérdidas llegarían a casi 40 millones de dólares anuales replicados por los años que dure la fase de edificación del proyecto.

Esas son parte de las conclusiones del estudio Impacto de los Proyectos de Represas en Aysén en el Desarrollo del Turismo de la Región realizado por el Departamento de Sociología de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Chile -encargada por la Cámara de Turismo de Puerto Tranquilo- que fue presentado ayer en Coyhaique por el coordinador de la investigación, Rodolfo Sapiaíns.

Para llegar a esas cifras, el estudio le resta el 40% de quienes visitan la región y que admiten que no regresarían si existiesen represas a la cifra de visitantes entregada por Servicio Nacional de Turismo (Sernatur), lo que se traduciría en una pérdida de 44.142 visitantes anuales. En términos económicos, se puede estimar una pérdida de un 40% del total de ingresos: US$ 22.724.507.

El otro escenario considera la disminución del flujo de turistas durante la eventual construcción de las represas. La investigación estima esta baja en un 71% y proyecta una pérdida de 78.352 turistas cada año. En términos económicos, el impacto en este caso sería mucho mayor, llegando a un total de US$ 39.760.000 anuales, los que deben proyectarse por el tiempo que demore la construcción de las represas, entre 5 a 10 años. Es decir, las costos acumuladas durante este período fluctuarán entre 200 y 400 millones de dólares.

“La perdida económica para Chile va a ser monstruosa”, comenta Fernando Salamanca, sociólogo y economista que participó en la investigación. “La región puede perder un handicap turístico importante por una mala decisión. Si tengo que poner una torre de transmisión, no la voy a poner en el Vaticano”.

Más números rojos

Otra estrategia de análisis se desarrolló en base al cálculo del nivel de dinero gastado por los turistas en la región considerando el gasto promedio y la variable de si se trata de turistas nacionales o extranjeros, pues el mayor desembolso proviene de los foráneos. Se calculó la suma total de ingresos económicos que se espera que la región reciba durante año 2008, cuyo monto es de $ 30.439.077.063,32, es decir, 57.513.608 millones de dólares.

Para estimar la disminución potencial en el ingreso total económico, se consideró la proporción de turistas que señaló no estar dispuesto a volver a visitar Aysén en la eventualidad de que se construyan las mega represas. Al interior de este grupo de turistas, quienes no están dispuestos a visitar Aysén hacen un aporte de $ 12.696.598.000, por lo que la región dejaría de percibir 23.989.794 millones de dólares.

Finalmente, debido a que al interior de este mismo grupo un 71,5% de los turistas no estarían dispuestos a visitar la región durante el período de la construcción de las represas, se espera una disminución de $ 20.410.972.000 por cada año que dure la construcción de las represas, es decir, 38.565.843 millones de dólares.

Rentabilidad

La muestra se focalizó en 2.022 turistas encuestados -62,1% chilenos y 37,6% extranjeros- quienes reconocen el atractivo de la región en sus paisajes, la calidad del entorno, los parques nacionales, la tranquilidad y la seguridad de la zona. En 2001, Sernatur declaró zona de interés turístico (ZOIT) al lago General Carrera y existen otras 4 áreas en carpeta pasa ser declararlas ZOIT. Paula Roempler, directora regional de Sernatur, reconoce que el sector privado turístico está “bastante preocupado” y agrega un dato: las autoridades de la región definieron como estrategia de desarrollo el turismo, la acuicultura y la ganadería. Nada se dice de proyectos energéticos. Miriam Chible, directora de la Cámara de Turismo de Coyhaique, estuvo en la presentación del estudio. “Los gobiernos han hecho negocios con los empresarios de la región aplicando instrumentos de fomento con esta imagen de región prístina y de un momento nos cambiarían las condiciones. Las autoridades tienen que darnos cierta tranquilidad”.

Impacto turismo represas

Que prime el sentido comun, el buen criterio y la vision de largo plazo en tema de centrales hidroelectricas

QUE PRIME EL SENTIDO COMUN, EL BUEN CRITERIO Y LA VISION DE LARGO PLAZO EN
TEMA DE CENTRALES HIDROELECTRICAS

Por Eduardo Saldías, socio de Pueblito Expediciones.

Entre toda este cúmulo de información que nos llega día a día, referente
a la crisis energética, crisis que por lo demás tiene mas de una década, no
me termino de sorprender ante la escasa visión de futuro de las personas
encargadas de dirigir los destinos de nuestro país, particularmente en
nuestra nueva región de los ríos (región modelo creo que es el slogan).

Recuerdo hace unos meses atrás cuando la Sra. Ministra de medio ambiente nos
invitó a reunirnos con ella, entre todos los temas que se tocaron, estaba el
de los ríos y sus cuencas, nos informó que el gobierno realizaba un estudio
de cuencas para evaluar su uso, estado potencial etc.

Yo me pregunto: ¿Qué pasa con esto? ¿Para qué servirá un estudio sobre unos
ríos que ya no existirán? Si se concretan todos los proyectos
hidroeléctricos desaparecerá el río San Pedro, el río Fuy, se verá
gravemente alterado el río Bueno, el río Enco, etc.

Ya que estamos, según los políticos, en una gran crisis energética inédita
en Chile, por qué no hacen lo que se haría en cualquier país civilizado: se
destina el río que presente mejores condiciones para generar electricidad,
el que sea más rentable para las empresas; el que les guste más o cualquier
parámetro que quieran al fin y ahí realizan 2 ,3 10 o más represas y una
sola línea de transmisión.

Nosotros cerraremos los ojos y nos iremos a trabajar y vivir junto a los
otros ríos que nos darán empleo. Permitirán vivir a especies que están cerca
de la extinción y nos permitirán tener un país ordenado, decente y digno, y
de una vez por todas ocurrirá el milagro que los grandes no nos pongan el
pie encima, ayudados por pésimas decisiones políticas y oportunistas que se
venden a estas empresas sin siquiera pensar en el futuro de sus hijos y
nietos.

Si se llena de presas todos los ríos, seguro tendremos luz, para salir al
patio, para ver los programas de vida natural, pero sólo eso, dado que no
quedará nada para ver en vivo.

¿Donde quedó el turismo? Nadie vendrá de Europa a ver una presa o un
santuario muerto, necesitamos un país con energía, pero limpio, ordenado y
para todos.

Si se concreta la aberración de la gigantesca central hidroeléctrica San
Pedro y al poco andar una central de AES Gener en el mismo río, será en
principio del fin para toda la naturaleza y el turismo sustentable de la
Región de los Ríos.

Algunos ilusos creerán que los europeos vienen a ver los torreones de barro,
o a pasear alrededor de la isla teja, pero esto es falso, ellos tienen ríos
de sobra para pasear y ruinas, castillos, y obras de mas de miles de años de
antigüedad.

Ellos buscan naturaleza, aves, peces , tranquilidad.

Creo que aquí y por una vez debe primar el sentido común, el buen criterio y
la visión a largo plazo. Hasta un niño sabe que los grandes empresarios
durante toda la historia han creado y lucrado de las crisis energéticas,
alimentarias, laborales, no puede ser que mañana basados en una supuesta
crisis de la madera arrasen con todos los parques nacionales, como ahora con
la supuesta mayor crisis energética de la historia pretenden acabar con
todos los ríos que puedan encontrar.

Eduardo Saldias A.
www.pueblitoexpediciones.cl

Vidal: Si hidroeléctricas cumplen la ley “tienen que hacerse”

Ministro vocero de La Moneda sostuvo que existe la voluntad política y empresarial para aprovechar las capacidades hídricas del país en la generación energética. Dijo que si los proyectos de centrales en Aysén cumplen con la normativa legal deben levantarse a pesar de lo que denominó “complejos verdes”.

La escasez energética es una materia que preocupa al gobierno y en la que se están considerando todas las alternativas como posibles, realizando para ello estudios que van desde la instalación de fuentes generadoras alternativas hasta la evolución del uso de energía nuclear.

Pero en el medio de esos extremos se ubica una alternativa repelida por los movimientos ambientalistas, como “Patagonia sin represas”, y que es vista con buenos ojos por parte del Ejecutivo, en la medida que los proyectos estén acordes a la normativa legal para su instalación.

Así lo planteó el ministro secretario general de Gobierno, Francisco Vidal, quien sostuvo que “tenemos que resolver con coraje y decisión si Chile va a tener o no centrales hidroeléctricas. Si pasan las pruebas que exige la ley, las centrales de Aysén tienen que hacerse”.

Recalcó que en esta materia será la ley la que defina si las centrales tienen autorización o no para levantarse y que no se cederá ante las presiones en contra de parte de organismo ecológicos, ironizando que “si no vamos a andar de verde a oscuras”.

Para el gobierno, “en la medida que esas centrales cumplan con la ley y garanticen sustentabilidad ambiental, tienen que hacerse”. Vidal dijo que “la única forma que el país avance es sin complejos, y en este caso serían complejos verdes”.

El ministro planteó el tema en el marco del encuentro empresarial con que la Cámara Regional de Comercio de Valparaíso celebró sus 150 años de existencia, ocasión en la que se planteó la escasez energética como problema para la producción y el desarrollo económico.

“Chile tiene condiciones naturales, como es el agua. La condición es cumplir la ley”, precisó Vidal, argumentando que el proyecto de Hidroaysén implica la generación de unos 2100 megas, lo que el ministro dijo “es una inyección a la vena” en energía.

Asimismo dijo que están las puertas abiertas para evaluar todo otra posibilidad de generación. “Si hay posibilidad d expansión de la energía eólica, solar, póngale, por qué no, que aporten 2 o 3 o 4 megas, aportan”, puntualizó, agregando que también la energía nuclear es una materia a analizar.

Por ahora, planteó que “Quintero y Mejillones van a resolver en parte importante los problemas energéticos, no todos. Pero hay capacidad y suficiente voluntad política y empresarial para hacerlo”.