Tag Archive for reutilización

Estaciones de reciclaje

f300x0-15492_15510_15Desde hace ya varios meses funcionan en San Vicente las “estaciones de reciclaje”, que son puntos donde los vecinos deben llevar materiales como vidrios, cartón, papel, metal y plástico para que luego sean tratados y puedan ser reciclados.

Hay tres estaciones en el distrito: en San Vicente, está ubicada en el Paseo del Bicentenario, frente a la vieja estación del ferrocarril; en Alejandro Korn, queda en el Parque Urbano Viejo Casal; y en Domselaar está instalada sobre la Plaza de la Bandera.

“Es importante que los materiales que traigan estén secos y limpios, para que nosotros los podamos separar como corresponde”, advierte Belén Kässmann, la encargada del puesto en Korn. También agrega que “muchos vecinos ya están bien al tanto de cómo funciona el sistema, y vienen a dejar sus materiales para reciclar. Inclusive vienen de otros distritos”.

Entre los elementos, también hay algunas excepciones. Las estaciones no reciben aceites, baterías, pilas, telas y poliestireno expandido (comercialmente conocido como Telgopor). En rigor, esos materiales deben ser levantados por la recolección domiciliaria que lleva adelante el Municipio, para que luego sean tratados en la planta del CEAMSE en Burzaco. Para las preocupantes pilas y baterías, por caso, no existe un punto de referencia en el distrito adonde llevarlas.

Las estaciones fueron instaladas por la Autoridad ambiental de la Cuenca Matanza-Riachuelo (Acumar), en el marco del programa de Gestión Integral de los Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU). “El objetivo es acompañar los esfuerzos de la ciudadanía en la preclasificación de los residuos en sus hogares”, explican desde el ente.

Además, en la misma línea, instalaron en todas las escuelas del distrito cestos de residuos diferenciados para la basura (color negro) y para los elementos reciclables (color verde).

Al igual que con las estaciones, cada semana pasa un camión de Acumar para llevarse los elementos acumulados en los tachos.

Fuente: El diario sur

5 mitos sobre el reciclaje

Micro_PlasticoCon el reciclaje pasa algo curioso, muchas de las personas que no reciclan tienen maneras “convincentes” de expresar las razones por las cuales no se comprometen a esta tarea. Algunas de esas razones son:



1.- Cuando se recicla la calidad del producto disminuye
: esto es algo que muchas personas creen, pero la verdad es que no es así. El vidrio, muchos plásticos y el aluminio pueden reciclarse las veces que sean necesarias y su calidad permanecerá intacta gracias a los procesos utilizados.


Con respecto al papel, el cartón, los envases de otras composiciones serán reutilizados para otras industrias, como la fabricación de muebles, cajas para zapatos, cereales, chucherías, periódicos, libros, cartulinas, entre otros. Por estas razones la calidad no disminuye, sino que se renueva, dándole nueva vida a los productos que en otro momento se hubiesen desechado.



2.- El gasto energético y de agua del reciclaje no lo vale
: esto es absolutamente falso. Los gastos de energía eléctrica, agua y demás disminuyen significativamente al usar materias primas provenientes del reciclaje. Fabricar un producto desde cero constituye gastos mucho mayores. Empezando porque el gasto de transportar los residuos a una planta de reciclaje es el mismo que llevarlos a un vertedero de basura.



3.- La basura se mezcla en los camiones recolectores:
otros usan como excusa que no importa que las personas separen sus residuos, porque estos igual se mezclan entre sí en los camiones recolectores. Resulta que esto tampoco es verdad, aunque muchos se lo crean y usen esto como su excusa estrella para no hacer su parte en el reciclaje.


En la actualidad las empresas o municipios que se hacen cargo de la recolección tienen un compromiso ciudadano, si alguien detecta irregularidades pondrá el alerta, en sus inicios el sistema tenía muchos más problemas para reciclar que hoy.



4.-En los vertederos hay personas que separan: esto puede ser cierto, pero hay muchos de esos productos que no llegan a las plantas de reciclaje, lo que causa un importante impacto ambiental. Esto, tomando en cuenta que la mayoría de los plásticos, vidrio y aluminio no son biodegradables. Por otro lado, al reciclar, se crean nuevos empleos cada vez en estas empresas debido a la demanda de sus servicios.



5.- Solo ganan las empresas:
esto tampoco es cierto. Al reciclar hay un círculo donde todos los involucrados se benefician altamente. Empezando con que se beneficia al ambiente, a la madre tierra donde todos vivimos y nos desarrollamos. Sí se benefician las empresas, pero estas empresas ofrecen trabajo en sus comunidades, también se gasta menos agua y energía, lo que favorece tanto a la primera persona de la cadena, como a la última.



Reino Unido prohíbe los microplásticos en los cosméticos

Micro_PlasticoLas partículas suelen acabar en los océanos, donde causan daños a la fauna y flora, y en última instancia pueden ser ingeridas por humanos.

Reino Unido ha dado un importante paso en la lucha contra la contaminación de los ecosistemas marinos, al prohibir el uso de los altamente tóxicos microplásticos en la producción de cosméticos y productos de aseo personal. La medida, que entró en vigor el pasado martes, será completada con una prohibición de la comercialización de estos productos a partir del próximo mes de julio.

Estas minúsculas partículas de plástico, de menos de cinco milímetros de diámetro, se utilizan en la elaboración de productos como cremas exfoliantes, geles de ducha y pastas dentífricas. Toneladas de ellas acaban en los mares, donde causan daños a la fauna y flora, y llegan incluso, en última instancia, a ser ingeridos por seres humanos.

Estudios recientes han revelado que 269.000 toneladas de residuos de plástico flotan en la actualidad en los océanos. Las piezas grandes pueden asfixiar a animales como las focas, y las pequeñas son ingeridas por los peces y escalan por toda la cadena alimenticia hasta los humanos. Esto es peligroso, debido a los elementos químicos que contienen los plásticos, así como a las sustancias contaminantes que atraen cuando se encuentran ya flotando en el ecosistema marino. Los microplásticos constituyen una pequeña, aunque significativa, parte del problema global, y los activistas sostienen que son los residuos más fáciles de prevenir.

La preocupación generalizada sobre el impacto de los microplásticos en el medio ambiente ha llevado al Gobierno británico a actuar. Prometió por primera vez prohibirlos en septiembre de 2016, después de una medida semejante que entró en vigor en Estados Unidos en 2015, pero la norma no ha visto la luz hasta este martes.

“Los mares y océanos del mundo están entre nuestros activos naturales más valiosos y estoy decidida a actuar ahora para combatir el plástico que devasta nuestra preciada vida marina”, ha dicho la secretario de Estado de Medio Ambiente, Thérèse Coffey. “Los microplásticos son totalmente innecesarios, cuando existen tantas alternativas naturales disponibles, y estoy encantada de que, desde hoy, los fabricantes de cosméticos no podrán añadir estos plásticos dañinos a sus productos”.

“Confiamos en que esta medida marque el amanecer de una nueva era en la lucha por unos océanos más limpios y sanos, con Reino Unido liderando el camino y apoyando a otros países para asegurar que el plástico deja de llegar a nuestros océanos”, ha declarado Dilyana Mihaylova, de la ONG Fauna & Flora Internacional.

El Gobierno británico ya promovió en 2015, con mucho éxito, una norma que obliga a cobrar cinco peniques por las bolsas de plástico en los supermercados, que logró reducir su uso en Inglaterra en más de un 80% el primer año. La prohibición de los microplásticos constituye el inicio de un ambicioso plan gubernamental a largo plazo para el medio ambiente, que los más escépticos ven como una maniobra electoralista para atraer un voto joven que se le escapa al Partido Conservador. Otros problemas ambientales más graves, como las botellas de plástico o el sistemático incumplimiento de los niveles de polución en las principales ciudades del país, siguen sin visos de resolverse.

“En 2015 introdujimos la tasa de cinco peniques a las bolsas de plástico, ahora se utilizan 9.000 millones de bolsas menos. Eso marca una diferencia real. Queremos hacer lo mismo con todos los plásticos de un solo uso”, tuiteó el domingo la primera ministra, Theresa May, que planea pronunciar un discurso sobre medio ambiente a finales de esta semana.

Fuente: El país