Valdivianos Rechazan represa y expulsan a ejecutivos de Colbun

VALDIVIANOS RECHAZARON REPRESA DE COLBUN Y EXPULSARON A EJECUTIVOS Y DIRECTOR REGIONAL DE CONAMA

Es la tercera reunión frustrada en una reacción intercomunal sin precedentes en la historia de la institucionalidad ambiental chilena. Ejecutivos de Colbún se retiraron sin presentar el proyecto.

Con la expulsión del gerente de asuntos corporativos de Colbún S.A., Carlos Urenda; el jefe del Area Ambiental de la empresa, Hernán Cuadro y el director de la Conama Región de Los Lagos, Nelson Bustos, del salón auditorio de la Dirección Provincial de Educación de Valdivia, en la que la empresa pretendía exponer el proyecto de la Central Hidroeléctrica San Pedro a la comunidad valdiviana, quedó sin término la actividad programada para ayer jueves a las 19.00 horas.

El cerrado rechazo de los valdivianos, que llenaron de lienzos, pifias y cánticos no permitió que los representantes de la empresa del Grupo Matte pudieran concluir la exposición de la iniciativa que pretende represar el río San Pedro con un muro.

PIFIAS Y CHIFLIDOS

La bienvenida, entre pifias y chiflidos, correspondió al director regional de la Conama, Nelson Bustos, quien explicó que la actividad era parte de la segunda etapa del proceso de Participación Ciudadana del Estudio de Impacto Ambiental “Central Hidroeléctrica San Pedro” de la empresa Colbún S.A. que pretende desarrollarse entre los días 7 y 13 de mayo y que concluiría este domingo, en la junta de vecinos de Ñancul.

La presentación de Carlos Urenda, en tanto, fue tanto o más interrumpida por preguntas, gritos y cuestionamientos de los valdivianos que ya comenzaban a llenar la sala.

Hernán Cuadro, intentó exponer detalles del proyecto, pero las interrupciones del público, que en algunos casos tenían profundo conocimiento del Estudio de Impacto Ambiental no permitieron la continuidad.

CARACTERISTICAS DE LA REPRESA

Según el resumen ejecutivo del proyecto, que se entregó en el acceso, la represa se ubicaría en el río San Pedro, a sólo 14,5 kilómetros aguas abajo del desagüe del lago Riñihue.

Su estructura será de hormigón armado y tendrá 56 metros de alto, desde su fundación hasta el punto más alto, que daría origen a un embalse de 12 kilómetros de largo, cuya cola, según la empresa, estaría a sólo 2 kilómetros aguas abajo del inicio del desagüe del lago Riñihue.

Operará con grupos turbo-generadores capaces de aprovechar las aguas del río resultando una potencia de eléctrica instalada de 155 MW, obteniendo una generación media anual estimada de 960 GWh.

DUROS CUESTIONAMIENTOS

El público asistente, salvo dos personas, que en un principio manifestaron su disposición a escuchar la charla, pero que luego se integraron a los cuestionamientos, fue categórico en rechazar la iniciativa, demostrando que tenían antecedentes del proyecto y en otros casos conocimiento cabal de este.

Eduardo Saldías, socio propietario de la empresa de turismo fluvial Pueblito Expediciones, uno de los principales afectados por la iniciativa, entregó argumentos en relación al empleo.

“Nosotros trabajamos en el río y nos veremos, al igual que muchas otras personas, afectados con el proyecto, si este se concreta. Nosotros con 20 millones le damos trabajo a 90 personas y Uds (Colbún) con 180 millones de dólares, le darán trabajo a 25 personas”, dijo, lo que generó aplausos entre los asistentes.

El concejal por Valdivia, Marcos Ilabaca, también se dirigió a la autoridad de la Conama y los representantes de Colbún, exigiendo que se respete la voluntad de la ciudadanía “que no quiere una represa”.

QUIEBRE DEFINITIVO

José Araya, vocero de Acción por los Cisnes y de la agrupación precursora Acción por los Ríos, también planteó su punto de vista.

“No vine a hacer preguntas sino a decir dos cosas, que a esta nueva Región de los Ríos le han hecho mucho daño y que esto finalmente es una pelea de principios. No solamente en temas ambientales, de la defensa de los ríos de la ciudad. Y lo segundo es que estando aquí estamos validando un proceso de participación ciudadana que a esta alturas es absolutamente cuestionable y no da ninguna garantía y que la gente tiene todo el derecho de manifestárselo a la gente del gobierno y de la empresa”, afirmó.

En ese momento gran parte del público se retiró y otra parte importante subió al escenario, desplegó lienzos y exigió el retiro del director de la Conama y de los representantes de la empresa, interrumpiéndose definitivamente la actividad.

En medio del caos que se generó, el ingeniero forestal, Gerardo Ojeda, se dirigió a la autoridad presente y los ejecutivos de Colbún, en voz alta.

“Aquí opera la política de los hechos consumados, como ocurrió con el Caso Celco, en el río Cruces y después ni el gobierno ni la empresa se hicieron responsables de la cagada que dejaron. Si aquí ocurre una tragedia, ni ustedes del Gobierno, ni ustedes de la empresa, se van a hacer responsables por lo que ocurra si pasa algo y eso no lo vamos a permitir”, apuntó el profesional, recibiendo el respaldo en aplausos de los presentes.

En tanto, a la salida, Renate Benner, insistía al jefe del Area Ambiental de Colbún, Hernán Cuadro que los valdivianos rechazan la iniciativa.

“Entiendan, no queremos represas ni centrales de paso, la ciudadanía no quiere”, exclamó al ejecutivo.

Además, afirmó a Valdivia Noticias que “una vez más quedó comprobado que la ciudadanía, al igual que Panguipulli, al igual que en Los Lagos, rechaza por unanimidad el proyecto de la Central en el río San Pedro”.

“Esperamos que la Conama finalmente no autorice el proyecto y tome en cuenta la voz de la ciudadanía que se ha manifestado en toda la región con un no a las represas”, dijo.

El director regional de Conama, Manuel Bustos, confirmó que realizarán un segundo intento para dar a conocer el proyecto a la ciudadanía.

Fuente: www.valdivianoticias.cl

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *