Archive for Blog

Este fue el 2020

“Cuarentena” fue la palabra del año.

Cuando miremos hacia atrás, recordaremos al 2020 como el año que interrumpió nuestra vida: estuvimos en aislamiento durante meses, haciendo todo desde casa, sin poder ver a familiares y amistades, lavando nuestras manos constantemente y practicando la distancia social. Muchas veces nos preocupamos y sentimos ansiedad por las incertidumbres de la vida en el encierro. 

Pero en medio de una pandemia mundial, también enfrentamos una amenaza más grande. Mientras algunas personas se sentían seguras en sus casas, miles luchaban por sobrevivir en un clima extremo. 

El 2020 nos dio una peligrosa mezcla de incendios forestales, olas de calor, huracanes y tifones que resultaron en grandes inundaciones en varias partes del mundo. 

Esta colección de fotos es para aplaudir a activistas y profesionales de la fotografía y video que arriesgaron sus vidas durante la pandemia para ser testigos de estos incidentes y para asegurarse de que fueran documentados para que el mundo los viera. Llegamos a un punto de inflexión climático y debemos actuar ahora.

Incendios en Australia. © Kiran Ridley / Greenpeace

Australia enfrentó incendios devastadores que destruyeron casi 11 millones de hectáreas y causaron al menos 29 muertos. Se estima que más de mil millones de aves, mamíferos y reptiles, muchos exclusivos de Australia, murieron o sufrieron graves consecuencias. Bomberos voluntarios del Servicio Rural de Fuego fueron testigos de cómo el “mega” incendio de Nueva Gales del Sur se acercó a los límites del pequeño pueblo de Tumbarumba en las Montañas Nevadas.

Pingüinos de la Antártida. © Abbie Trayler-Smith / Greenpeace

Pingüinos de barbijo y pingüinos Gentoo pescan en un iceberg cerca de la isla Media Luna. Estuvimos en la Antártida en la última parte de la expedición para proteger los océanos, un viaje de un año de Polo a Polo. Nos unimos a un grupo de científicos para investigar y documentar los impactos de la crisis climática en la zona. 

Deforestación en el Gran Chaco argentino. © Martin Katz / Greenpeace

El gran Chaco es el segundo bosque más grande de América del Sur, después del Amazonas. En el área habitan 3.400 especies de plantas, 500 especies de aves, 150 mamíferos, 120 reptiles y comunidades indígenas. En los últimos 3 años, Argentina perdió 8 millones de hectáreas de bosques por la agricultura y la ganadería intensiva. La deforestación empeora el cambio climático y genera fenómenos extremos como sequías y fuertes tormentas. 

Decoloración del coral en la Gran Barrera de Coral. © Victor Huertas / Greenpeace

La gran barrera de coral de Australia enfrenta su tercera decoloración en 5 años. En isla Magnética, peces damisela (Neopomacentrus bankieri y Pomacentrus moluccensis) y peces mariposa dorada (Chaetodon aureofasciatus) nadan al lado de corales Acropoca decolorados. 

Nuevos incendios en el Amazonas. © Christian Braga / Greenpeace

Cada año, Greenpeace Brasil sobrevuela el Amazonas para monitorear la deforestación y los incendios forestales. En julio del 2020, se hicieron sobrevuelos en los puntos con Deter (un sistema de detección de la deforestación en tiempo real) y alertas de incendios del Inpe (Instituto Nacional de Investigación Espacial) en los estados de Pará y Mato Grosso. Este año, al igual que el año pasado, los incendios en el Amazonas no son un accidente. Son generados intencionalmente por agricultores y acaparadores de tierras para expandir la frontera agrícola-ganadera y son empeorados por la agenda anti-ambiental de Bolsonaro. Las comunidades indígenas corren el mayor riesgo, ya que el fuego amenaza sus casas, sustento y salud. 

Fuertes lluvias causan destrucción en Kyushu, Japón. © Masaya Noda / Greenpeace

La temporada de inundaciones más devastadora de la historia está causando estragos en muchos países: China, India, Nepal, Bangladesh, Japón, Indonesia, Pakistán, Tailandia, Corea del Sur, Kenia, Sudán, Nigeria y Yemen. Globalmente, más de 50 millones de personas sufrieron los impactos de estas inundaciones y este número va a seguir aumentando, sobre todo teniendo en cuenta las evidencias de que la crisis climática va a empeorar si no hacemos nada para reducir las emisiones globales.

Acciones en el océano. © Andrew McConnell / Greenpeace

Activistas de Greenpeace abordan el barco frigorífico Taganrogskiy Zaliv (vinculado a Laskaridis Shipping Ltd.), para realizar una inspección. El barco estaba camino a dejar su carga y el barco Esperanza de Greenpeace estaba en la última parte de la campaña “Protege los océanos”, navegando del Ártico a la Antártida. Esta expedición de casi un año, la más grande hasta el momento, mostró las amenazas que enfrentan los océanos y sirvió para exigir un Tratado Global para proteger las aguas internacionales. 

Agricultura ecológica en Kenia. © Paul Basweti /Greenpeace

Quema de las hojas de Paw Paw para tener una consistencia de ceniza. Agricultores de Kenia aplican prácticas ecológicas para lograr más resiliencia y lidiar con el cambio climático. El sistema alimentario del país está devastado y la agricultura industrial amenaza su seguridad. Estas prácticas no solo afectan el ambiente, sino también a los pequeños productores que actualmente alimentan Kenia.

California de rojo. © David McNew / Greenpeace

Árboles incendiados a lo largo de la autopista de Los Ángeles, mientras los fuegos superan las 40 mil hectáreas en la mañana del 21 de septiembre, cerca de Wrightwood, California. 

Los incendios destruyeron gran parte del bosque nacional Angeles y amenazaron los históricos observatorios del monte Wilson. Los fuegos superaron las 40 mil hectáreas, convirtiéndose en los más grandes de la historia de Los Angeles. 

Este es solo uno de los incendios que azotó California en 2020. Las temporadas de incendios son cada vez más largas e intensas. El aumento de temperatura causado por la crisis climática seca los bosques y otras áreas naturales, haciendo más probable que se incendien. Las personas están perdiendo sus vidas, su casas, sus pertenencias y sustento. Están muriendo especies nativas y los bosques de los que todos dependemos están desapareciendo. Este año, con el riesgo adicional del COVID-19, las personas enfrentan un riesgo más a su salud, ya que aumentan los fuegos y la contaminación del aire. 

Desastre ecológico en Rusia. © Elena Safronova / Greenpeace

Kamchatka sufrió un desastre ambiental: animales del fondo marino aparecieron muertos en la costa. Por el momento se consideran varias hipótesis, como el derrame de sustancias tóxicas de un basural pesticida, derrames de otros objetos y proliferación de algas nocivas. No hay conclusiones, la investigación continúa. La oficina del fiscal admitió que las acciones del gobierno para averiguar las razones fueron inoportunas, al mismo tiempo que reveló muchas otras violaciones ambientales en Kamchatka. El gobierno decidió cerrar el basural pesticida y establecer un sistema de monitoreo para revelar los problemas en el océano de manera temprana.

Consecuencias de los tifones. © Basilio H. Sepe / Greenpeace

Tifones consecutivos azotaron Filipinas en noviembre, causando inundaciones que dejaron más de 3 millones de personas desplazadas. Hasta el 17 de noviembre, los daños a la agricultura alcanzaron los $256 millones y los destrozos a la infraestructura llegaron a los $165 millones. El presidente Duterte declaró en estado de calamidad a toda la isla de Luzon, para permitir la movilización de fondos de apoyo y recuperación. De todos modos, la población utilizó las redes sociales para exigirle al gobierno que se responsabilice por su falta de preparación y para que persiga la justicia climática.

Maravillas bajo el mar. © Paul Hilton / Greenpeace

Los manglares de Raja Ampat, Papua, Indonesia, son hogar de muchas especies exóticas y son vitales para la supervivencia de peces jóvenes. Desafortunadamente, este bello ecosistema está amenazado por los daños a los arrecifes de coral y por la contaminación plástica. 

Go to Source
Author: Lau Colombo

Las mejores fotos de acciones de Greenpeace 2020

El 2020 fue un año difícil. Las cuarentenas sanitarias y el distanciamiento social se convirtieron en la “nueva normalidad”, cambiando nuestras vidas como si estuviéramos viviendo en una película de ciencia ficción. 

A pesar de todos los obstáculos que enfrentamos este año, nuestros valientes voluntarios, voluntarias y activistas nunca dudaron en llamar la atención sobre la crisis climática. Te compartimos algunas de las mejores imágenes de las acciones que realizaron nuestros equipos de acción en todo el mundo durante el 2020.

Foto: Javier Gallardo / Greenpeace

Greenpeace Chile, junto al artista visual Caiozzama, exhibieron una obra de 15 por 15 metros titulada “Soltemos el agua” que busca alertar sobre la situación de crisis hídrica que atraviesa el país y la necesidad de incorporar el tema del agua en el redacción de una nueva Constitución. La obra muestra el agua liberándose de los captores que la han retenido durante mucho tiempo, bajo la atenta mirada de los ángeles y una divinidad hindú.

© Robert Ormerod / Greenpeace

Activistas y donantes de Greenpeace Reino Unido se reunieron afuera del Tribunal de Sesión de Edimburgo el primer día del juicio de Transocean, el operador de la plataforma de la petrolera BP. Esta compañía pidió a los tribunales escoceses que encarcelen al jefe de Greenpeace y castiguen al grupo de campaña con enormes multas. En junio pasado, los activistas impidieron, durante 12 días, que una plataforma de BP perforara nuevos pozos de petróleo en el Mar del Norte. Transocean consiguió un interdicto provisional, con el consentimiento de BP, que Greenpeace fue acusado de violar al continuar su protesta.

© Jongjin Lim / Greenpeace

Los jóvenes hicieron oír su voz a través de una proyección holográfica en la Asamblea Nacional de Seúl, en Corea del Sur. La proyección muestra a 33 jóvenes pronunciando discursos emocionales para instar a los políticos a actuar de inmediato contra la crisis climática.

© Bernd Hartung / Greenpeace

Greenpeace Alemania celebra la destrucción de las dos torres de refrigeración de la central nuclear de Philippsburg con una proyección con el mensaje: “Haciendo espacio para el cambio de energía” y #NOMONEYFORYESTERDAY. La planta de energía nuclear será desmantelada.

© Vincent Chan / Greenpeace

Dos paracaidistas de Greenpeace Hong Kong vuelan sobre la isla Lantau para exigir al gobierno que no avance con el proyecto de recuperación “Lantau mañana”. Este proyecto costará al menos 68.3 billones de euros y no solamente destruirá la biodiversidad y los ecosistemas marinos del país, sino que vaciará sus reservas fiscales.  

© Adhi Wicaksono / Greenpeace

Protesta en Jakarta contra la esclavitud moderna de los pescadores de Indonesia. La unión de trabajadores migrantes (SBMI), acompañados de activistas de Greenpeace, realizaron una protesta pacífica frente al Palacio Presidencial para pedirle al presidente que ratifique el proyecto de protección de los pescadores migrantes. De acuerdo al reporte de investigación realizado por la SBMI y Greenpeace, hubo al menos 11 tripulantes indonesios que fueron forzados a trabajar y hasta murieron en buques extranjeros. No es poco común que arrojen sus cuerpos a aguas internacionales.  

© Andrew McConnell / Greenpeace

Activistas nadan hacia la plataforma petrolera Dan Bravo en Dinamarca, sosteniendo banners con el mensaje “Fósiles o nuestro futuro”. Los activistas de Greenpeace Dinamarca nadaron desde el barco Rainbow Warrior hacia el campo petrolero en el mar danés del norte para ocupar pacíficamente la plataforma y exigir la prohibición inmediata de toda explotación de gas y petróleo en el país, seguida por el abandono progresivo de la producción de combustibles fósiles para uso doméstico y la expansión a gran escala de la energía eólica. 

© Dmitry Sharomov / Greenpeace

Activistas de Greenpeace Rusia sostienen un banner con el mensaje “El mundo está cambiando, ustedes no”, con el paisaje industrial de Norilsk de fondo. Norilsk es la ciudad más al norte del mundo, tiene 150.000 habitantes y es la segunda más poblada del círculo Ártico. Es una de las tres ciudades en la zona de permafrost continuo y la más contaminada de Rusia. Sufre muchos problemas ecológicos (contaminación del aire y el agua, lluvia ácida, smog) debido a la minería y las plantas metalúrgicas, propiedad de Norilsk Nickel. 

© Josh Edelson / Greenpeace

Activistas de Greenpeace Estados Unidos navegan en la bahía de San Francisco con un mensaje para el Congreso y la industria del petróleo. En el banner aparece el mensaje “Basta de petróleo, el futuro depende de ustedes”, al lado del Amazon Flacon, uno de los tantos tanques de petróleo crudo atascado en la costa de California mientras la industria se detiene. Esta acción ocurrió mientras el Congreso iniciaba las negociaciones del nuevo paquete de estímulo post COVID-19 y los petroleros realizaban un feroz lobby para asegurarse dinero de los contribuyentes para mejorar su obsoleto modelo de negocio. 

Greenpeace Filipinas se unió a la amplia protesta multisectorial en la Universidad de las Filipinas antes del quinto discurso sobre el estado de la nación del presidente Rodrigo Duterte. Junto con otros grupos, nuestros activistas están denunciando a la administración de Duterte por no liderar un gobierno más inclusivo, centrado en las personas y responsable, sobre todo a la luz de su respuesta militarizada a la pandemia del COVID-19  y de su intento de silenciar críticas y opiniones disidentes. 

© Gordon Welters / Greenpeace

En apoyo a la primera huelga digital por el clima en Berlín (Alemania), organizada por Fridays for Future, un activista de Greenpeace realizó imágenes fantasma de una demostración climática a primera hora de la mañana en el espacio delante del Reichstag. Mostró a la activista Greta Thunberg y reflejó escenas de la última marcha por el clima usando imágenes traslúcidas. Usaron un pixel stick para generar estos mensajes durante las horas del alba. 

Go to Source
Author: Lau Colombo

Cuando las emergencias climáticas se convierten en nuestra realidad climática

Odiamos decirlo, pero cada año que pasa, las emergencias climáticas se vuelven más intensas, rompiendo récords y causando estragos en millones de personas, impactando los ecosistemas y la biodiversidad en casi todas partes del mundo.

Es nuestra realidad climática actual, una que desearíamos no tener que enfrentar nunca. Pero nuestros deseos no harán que desaparezca. No sin una acción colectiva, decisiva y ambiciosa.

Este año, se agregó una pandemia mundial. Durante unos pocos meses, los cielos del mundo se aclararon cuando se cerraron las fábricas y se detuvo el transporte aéreo y terrestre. 

Sin embargo, el 2020 sigue camino a ser el segundo año más caluroso registrado según reportes climáticos. Hemos vivido olas de calor, incendios forestales e incluso ciclones y tifones que afectan a las personas y a las economías de todo el mundo.

Aquí te mostramos algunas imágenes inolvidables de la emergencia climática que vivimos y que marcaron, para siempre, este 2020:

Incendios forestales en Australia. © SAEED KHAN / AFP via Getty Images

Los incendios forestales en Australia fueron de una escala sin precedentes, se destruyeron casi 11 millones de hectáreas y al menos 29 personas perdieron la vida. Se estima que más de mil millones de aves, mamíferos y reptiles, muchos de ellos exclusivos de Australia, resultaron afectados o muertos.

Inundaciones en Migori y Homa Bay en Kenya. © Bernard Ojwang / Greenpeace

Durante mayo y junio, Kenia fue testigo de inundaciones que dejaron a miles de personas desplazadas, cientos de vidas perdidas, cultivos destruidos y ganado muerto. Los patrones climáticos generales en África Oriental se han visto significativamente afectados por el cambio climático global.

Hitoyoshi city, Kumamoto Pref, Japan © Masaya Noda / Greenpeace

Las lluvias torrenciales devastaron gran parte de Kyushu, Japón. Las inundaciones y los deslizamientos de tierra causaron grandes daños, especialmente en la prefectura de Kumamoto. Han muerto decenas de personas y se ha ordenado la evacuación de más de un millón de personas.

La región de Kyushu también fue muy golpeada por la temporada de lluvias el año pasado, que causó grandes daños.

Inundación en China. © STR/AFP via Getty Images

Alrededor de 36 millones de personas se han visto afectadas, con 140 muertes, debido a una de las lluvias más fuertes en décadas, que resultó en inundaciones masivas en el centro de China.

Consecuencias de las inundaciones en  South Sulawesi. © Hariandi Hafid / Greenpeace

Las inundaciones repentinas y los deslaves en el norte de Luwu al sur de Sulawesi, Indonesia, se cobraron 32 vidas y muchas más personas siguen desaparecidas. Alrededor de 1.590 residentes se han visto afectados por las inundaciones.

Inundaciones en Corea del Sur. © Sungwoo Lee / Greenpeace

El monzón más largo de Corea del Sur en siete años ha estado causando graves daños por las fuertes lluvias. A medida que caían fuertes lluvias torrenciales, la mayoría de las ciudades y provincias sufrieron daños masivos en las propiedades, incluidas inundaciones en áreas urbanas y agrícolas, cortes de energía, deslizamientos de tierra y pérdida de instalaciones como carreteras. Al menos 31 personas murieron y 11 desaparecieron después de 54 días de lluvias intensas.

Huracán Laura en Louisiana. © Julie Dermansky / Greenpeace

El huracán Laura mató al menos a 14 personas, desplazó a miles y dejó a cientos de miles sin electricidad. Laura, uno de los huracanes más fuertes que jamás haya azotado Estados Unidos, atravesó Luisiana destruyendo techos en su camino. La velocidad máxima de los vientos del huracán fue de 241 kph (150 mph) y fue uno de los más fuertes registrados en Estados Unidos.

Incendios forestales en Siberia. © Julia Petrenko / Greenpeace

El verano en Siberia vio varias consecuencias del cambio climático: olas de calor, derrames de petróleo causados ??por el deshielo del permafrost e incendios forestales devastadores. Un equipo de Greenpeace Rusia ha documentado incendios forestales en la región de Krasnoyarsk. Es una clara evidencia de la emergencia climática. El paisaje del norte está siendo transformado por el calor y el fuego. Si bien las autoridades rusas no logran detener estos incendios, la valiosa taiga para el planeta continúa ardiendo con consecuencias para la población local y una gran contribución al cambio climático.

Incendios en el Amazonas. © Christian Braga / Greenpeace

El Amazonas ardía, de nuevo. Una realidad desgarradora donde el cambio climático y la codicia van de la mano, dejándonos horrorizados. Con más de 38 mil focos, el incendio no solo fue una amenaza para la selva tropical más grande del mundo, sino que también afectó directamente las temperaturas globales.

California. © David McNew / Greenpeace

Cada año, las temporadas de incendios se hacen más largas en California, con focos más intensos como resultado del aumento de las temperaturas. Esto afecta a las personas, ataca sus vidas, sus hogares y sus medios de subsistencia. La vida silvestre y los bosques de los que todos dependemos están desapareciendo.

Consecuencias del tifón Vamco en Manila. © Jilson Tiu

Los tifones consecutivos en Filipinas, incluida la tormenta más fuerte que tocó tierra en 2020, provocaron inundaciones y dejaron más de 3 millones de desplazados. Al 17 de noviembre, los daños a la agricultura por la secuencia del tifón ascendieron a $256 millones, mientras que los daños a la infraestructura ascendieron a $165 millones. En la actualidad, hay cada vez más llamamientos para que Filipinas declare una emergencia climática a raíz de los intensos desastres climáticos de este año.

Go to Source
Author: Lau Colombo

5 razones por las que comprar local es mejor que comprar en grandes tiendas

¿Te has cansado de las largas filas en supermercados y centros comerciales? ¿Te encuentras tratando de entender ingredientes complicados y desconocidos en tus alimentos o en los materiales de fabricación de tu ropa? ¿Sueñas con saber dónde se fabricaron los productos que usas y por quién? Tenemos buenas noticias para ti: comprar de manera local resuelve todos estos problemas y ayuda a salvar el planeta.

Comprar localmente es clave para redefinir el consumo y transformarlo en una práctica mejor y más segura. Llegó el momento de promover alternativas locales, ecológicas, sustentables y resilientes que puedan conectarnos con nuestros vecinos y con nuestra ciudad de una manera nueva y significativa.

Estos son 5 beneficios de comprar local:

  1. Menos kilómetros e intermediarios

Cuando le compras a agricultores o artesanos ecológicos y locales, sabes con seguridad que estás obteniendo productos directamente de las manos de quienes los cultivaron o fabricaron y que ese producto solo viajó unos pocos kilómetros. En este sistema, los productores ganan lo que merecen por su trabajo sin intermediarios, lo que además ayuda a reducir las emisiones de CO2: menos viajes en medios de transporte contaminantes significa menos emisiones contaminantes.

  1. Menos empaques innecesarios

Los comercios locales muestran menor resistencia para abandonar los plásticos de un solo uso que los supermercados. Muchos ofrecen productos a granel, empaques reutilizables o bolsas de papel reciclado o reutilizable. Y no olvides llevar tu propia bolsa de tela para los locales en los que no haya empaques ecológicos. 

  1. Ayudas a las economías y a los productores locales

La pandemia del COVID-19 afectó la economía global y particularmente a los pequeños negocios locales. Ahora importa más que nunca a quienes les compramos. Nuestra forma de consumir decidirá qué mundo vamos a liderar. Debemos reconocer que la reconstrucción económica también está en nuestras manos. Podemos reactivar las tiendas y productores de nuestros vecindarios eligiendo comprar ecológico y local y diciéndole NO a las grandes marcas, supermercados y centros comerciales. Ahora es cuando la comunidad es realmente importante.

  1. Llegas a conocer a las personas que fabrican los productos

Las cadenas  cortas de alimentos y productos también promueven las relaciones entre productores y consumidores, basadas en información precisa y lazos de confianza. ¿Qué es mejor que conocer personalmente a la persona que cosechó los vegetales que vas a utilizar en la cena o a la persona que confeccionó el vestido que vas a usar en una ocasión especial?

  1. Compras productos más frescos, más sanos y más justos.

La ecuación es simple: mientras más local es un alimento, más fresco va a ser cuando llegue a tu cocina. Con respecto a otros productos como vestimenta y decoración, por ejemplo, cuando compras local sabes con seguridad que es una transacción justa: el productor está obteniendo lo que merece, directamente de las manos del cliente.

———————————————————————————————————————

Antes de comprar, recuerda que la alegría de comprar algo hecho a mano, con esfuerzo y dedicación, sabiendo que ayudas a productores locales, no se compara con comprar una manzana cosechada al otro lado del mundo o una remera hecha en un sistema de producción a gran escala.

Reinventar el consumo en las ciudades es posible. Mira alrededor de tu ciudad. Compra ecológico y local, elige productos de segunda mano y cuida tus objetos para darles una vida más larga. Apoya las tiendas de tu vecindario y ten en mente los kilómetros que tienen que hacer los productos antes de llegar a tu casa. No olvides usar tu voz y hacer que las autoridades se responsabilicen para asegurarnos de que cumplan con su parte.

Salvar el planeta es la mejor oferta, y tú puedes hacerlo eligiendo comprar de manera local.

Go to Source
Author: Editor

Recetas favoritas de voluntarias y voluntarios para la Semana Mundial Sin Carne 2020

La Semana Mundial sin Carne es una reflexión de cambio de hábitos de consumo y de apoyo a un sistema
alimentario sostenible,
capaz de ofrecer alimentos sanos a todas las personas.

La mejor forma de que esta semana no te encuentre desprevenido/a es planificar tu menú semanal. Para que te sea más fácil, te dejamos este recetario con las recetas favoritas de nuestras voluntarias y voluntarios de Argentina, Chile y Colombia. Ahora solo tienes que conseguir los ingredientes y disfrutar con la elaboración de estos platos.

Puedes descargar el recetario haciendo click aquí

Entre las recetas podrás encontrar ideas para Desayunos, Almuerzos, Cenas y otras comidas.

Paso a paso, una comida a la vez junto con preferir productos locales, evitar el desperdicio de alimentos, reducir nuestro consumo de plástico, andar en bicicleta, etc. son acciones que nos ayudarán para que todas las personas podamos seguir viviendo de forma segura y sana, así como las demás especies.

Recordemos que cada vez que comemos tenemos la oportunidad de reafirmar lo que es importante para nosotros, nuestras familias, nuestras comunidades y el medio ambiente.

Go to Source
Author: Voluntarios Chile

A %d blogueros les gusta esto: