Archive for Clima y Energía

Un año de condiciones meteorológicas extremas sin precedentes

Por Sudhanshu Malhotra, editor multimedia en Greenpeace International.

Tal vez seas de los que piensa: “Escuché sobre eso pero lo ignoré”, “Lo vi venir, pero no presté atención”, “Vi que estaba sucediendo en Siberia. Pero nadie vive allí”, “Está pasando en otras partes del mundo, así que no me molesta”.

Pero ahora, de repente, está golpeando demasiado cerca de casa.

Así es exactamente como muchos de nosotros hemos reaccionado al cambio climático a lo largo de los años, hasta que de repente comenzamos a ver y sentir los impactos y las consecuencias muy próximas a nosotros y de donde habitamos.

Inundaciones en Lafayette, Luisiana, Estados Unidos, tras el huracán Ida – 2021

El calentamiento global y el aumento de las temperaturas no tienen fronteras. En 2021, los eventos climáticos extremos ocurrieron a nivel mundial en casi todos los meses del año y en todos los continentes sin excepción. Estas imágenes son un archivo que atestigua los impactos y las luchas que enfrentan millones de personas en 2021. 

Desde tormentas de nieve hasta inundaciones repentinas evidencian que nadie está a salvo y que ninguna economía está preparada para afrontar las pérdidas generadas por la emergencia climática.

El cambio climático ya no se puede ignorar ni negar. Estamos en un momento crucial de la historia. Nuestra supervivencia como especie depende en gran medida de lo que hagamos a partir de hoy. Las acciones individuales importan. 

Pero colectivamente podemos lograr más, en especial si los gobiernos abordan la crisis climática descarbonizando sus economías y haciendo la transición hacia energías renovables.

Ahora más que nunca debemos alzar la voz y hacer que los gobiernos y las empresas de combustibles fósiles rindan cuentas. ¿Te unes?

Vórtice polar

Una ola récord de frío y fuertes nevadas en Madrid, la capital española, que no había experimentado un fenómeno de este tipo desde 1917. 

Fuertes nevadas en la plaza Puerta del Sol en Madrid, España – enero 2021

Un mes después, la ciudad de Texas, en los Estados Unidos, fue golpeada por un poderoso vórtice polar con bajas temperaturas récord que cortaron las líneas eléctricas estatales y sistemas de agua, dejando a millones de personas en el frío.

Represa del lago Waco, en Waco, Texas – 2021
©Matthew Busch /AFP vía Getty Images

Ciclón en África

El ciclón Eloise, el tercer ciclón que azotó la costa de Mozambique desde 2019, afectó a más de 250 mil personas, desplazó al menos a 18 mil y destruyó escuelas, carreteras y otras infraestructuras vitales. Provocó al menos 27 muertes y daños en Madagascar, Mozambique, Zimbabwe, Botswana y Sudáfrica.

Una captura de imagen de programas de video de AFP TV. Postes de servicios públicos caídos en una calle de la ciudad portuaria de Beira después del ciclón tropical Eloise.- 2021
©AFPTV / AFP vía Getty Images

Tormentas de arena

Este año, Pekín, China, sufrió su peor tormenta de arena en una década. La ciudad estuvo envuelta en una bruma amarilla debido principalmente a la quema de combustibles fósiles.

Para proteger a las personas y evitar que respiren este aire venenoso, los gobiernos deben tomar medidas inmediatas para eliminar gradualmente los combustibles fósiles, incluidos el carbón, el petróleo y el gas, y recuperar los cielos azules en nuestras ciudades.

Tormenta de arena en Pekín, China – 2021

Inundaciones

Europa

Más de 100 personas murieron a causa de las graves inundaciones que devastaron partes del continente. Lugares de Alemania, Austria, Países Bajos, Luxemburgo, Bélgica y Francia se vieron gravemente afectados.

Asia

Las inundaciones repentinas continuaron causando estragos en Asia. Vimos imágenes dramáticas de China, donde la gente estaba atrapada en trenes subterráneos inundados. También se registraron inundaciones repentinas en Japón, Indonesia e India que desplazaron a millones de personas.

Australia 

Lluvias torrenciales e inundaciones repentinas azotaron Nueva Gales del Sur, en Australia. 

Estas inundaciones que llegaron hasta las propiedades, provocaron el cierre de escuelas y que muchas personas quedaran aisladas y sin servicios esenciales, como hospitales, se ven agravadas por la continua dependencia del carbón, el petróleo y el gas.

Lluvias torrenciales e inundaciones repentinas azotaron Nueva Gales del Sur, Australia – 2021 ©Dean Sewell

Incendios forestales

Patagonia – Argentina 

Los incendios forestales quemaron 30 mil hectáreas en Río Negro y Chubut, en la zona de la Patagonia. Las altas temperaturas se debieron al cambio climático. Además, los fuertes vientos promovieron la rápida propagación de las llamas, un patrón que se observa en diferentes partes del mundo.

Greenpeace Argentina documentó por aire y por tierra el impacto de los incendios forestales en Río Negro y Chubut, Argentina – 2021

Brasil

Cada año, Greenpeace Brasil sobrevuela el Amazonas para monitorear la deforestación y los incendios forestales. 

Del 12 al 14 de septiembre pasado se realizaron vuelos sobre puntos con avisos de incendio Deter (Sistema de Detección de Deforestación en Tiempo Real) y Prodes (Proyecto de Monitoreo Satelital de la Amazonia Brasileña), y en puntos de calor alertados por el Inpe (Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales), en Amazonas, Rondonia, Mato Grosso y Pará.

Incendio forestal en un área deforestada en Altamira, estado de Pará, Brasil – 2021

Siberia – Rusia 

A principios de este año, los incendios se extendieron por el este de Rusia, y la región de Yakutia, en Siberia, fue la más afectada. Los incendios que azotaron a Siberia fueron tan extremos que han enviado humo al Polo Norte.

Rusia ha experimentado condiciones climáticas secas y cálidas anormales que provocaron la extensión de los incendios a un ritmo alarmante. El personal de Greenpeace Rusia unió fuerzas con bomberos voluntarios, autoridades locales y residentes para contener el fuego.

Greenpeace y los bomberos voluntarios luchan contra los incendios de la turba en la región rusa de Leningrado. ©Maria Vasilieva / Greenpeace

Región del Mediterraneo 

Turquía experimentó sus peores incendios en al menos una década. Miles de personas lucharon contra casi 100 focos distintos en ciudades y pueblos de las costas mediterránea y egea del país.

Las llamas han sido alimentadas por las abrasadoras temperaturas del verano y las condiciones que, según los expertos, han empeorado por el cambio climático. Se informaron noticias similares de Grecia, Líbano, Marruecos e Israel.

California – Estados Unidos 

Una vez más, los incendios forestales se apoderaron de California, Estados Unidos, un estado que también se ha enfrentado a la sequía y a una ola de calor potencialmente mortal. 

El humo de los incendios forestales en el oeste ha sido visible, y ha disminuido la calidad del aire en todo el país, incluso tan al este como en la ciudad de Nueva York.

Más de 11,2 millones de personas en California tienen un riesgo elevado de sufrir incendios forestales. Para el 2050, se proyecta que el estado tendrá más de 140 días al año con un alto potencial de estos focos.

Tornados

Estados Unidos 

Ya sea que se trate de un aumento del nivel del mar debido a las inundaciones o de temperaturas oceánicas más cálidas que provocan vientos y lluvias más fuertes o tornados, las conexiones científicas entre el cambio climático y los fenómenos meteorológicos extremos son claras.

Al menos 88 personas murieron por el brote de tornados que destruyó un hogar de ancianos en Arkansas, además de causar estragos en otras partes de Tennessee, Illinois y Missouri.

Daños por tornados en Mayfield, Kentuchy.
©Ron Alvey / Greenpeace

Nuestros ecosistemas son muy frágiles, y cualquier cambio de temperatura, por muy pequeño que sea, puede generar grandes modificaciones. 

Si seguimos consumiendo y produciendo al ritmo actual, corremos el riesgo de elevar la temperatura de nuestro planeta en más de 1,5 grados. 
Hoy, el 55% de la población mundial vive en áreas urbanas y se espera que este número aumente al 68% para 2050.

Aumentar la resiliencia de nuestras zonas urbanas y sus habitantes frente a futuras posibles pandemias y desastres naturales puede ser posible si implementamos medidas efectivas para mitigar el cambio climático.

Go to Source
Author: Editor

En medio del carbón y tóxicos volátiles: Greenpeace realiza inédita exposición de surf en zona de sacrificio de Quintero Puchuncaví

En la década de 1960 comienza a levantarse el complejo industrial en las comunas de Quintero y Puchuncaví. Actualmente existen 19 empresas operando en la zona industrial, de las cuales 14 se encuentran localizadas en la comuna de Puchuncaví y cinco en la comuna de Quintero.

Como un “playicidio sin freno”, catalogó la organización el impacto de las industrias del carbón y otras contaminantes en la que fuera una de las cunas del surf nacional. En el torneo denominado El Sacrificio, participaron siete corredores nacionales para mostrar el impacto de las termoeléctricas en la costa.

Santiago, 10 de diciembre de 2021 – Siete reconocidos surfistas nacionales fueron los que participaron de “El Sacrificio, el campeonato más peligroso de surf”, realizado en la zona industrial de Quintero Puchuncaví. El torneo se desarrolló en medio de grandes tuberías incrustadas en el mar, restos de carbón, químicos de las empresas y gases tóxicos volátiles, donde exponentes de este deporte en Chile, buscaron obtener el primer lugar de la competencia.

La acción, explican desde Greenpeace, “busca visibilizar el deterioro que ha sufrido esta playa, reconocida como una de las principales cunas del surf en Chile, narrando la historia de Luis Tello e Isaac Tapia, ambos exponente históricos de este deporte en Chile y oriundos de la zona, quienes se iniciaron en esta disciplina en una playa que en ese entonces no estaba en las decadentes condiciones actuales”.

Entre el año 2009 y 2020, la zona de Quintero Puchuncaví registra 832 varamientos de carbón en la playa, reflejando el impacto que han tenido las termoeléctricas en la zona, propiedad de la norteamericana con filial en Chile AES Andes. “Nos han quitado el borde costero, nos han quitado la salud, el trabajo a los pescadores”, indicó Katta Alonso, habitante de la zona y vocera de la agrupación Mujeres en Zona de Sacrificio en Resistencia (Muzosare).

“Dado que el impacto de las industrias y el carbón se ha hecho costumbre y dejó de sorprendernos, quisimos ver cómo era la sensación de correr estas olas sumamente peligrosas, pero por su estado tóxico y gracias al avance indiscriminado de las industrias que componen este cordón de muerte en la bahía. En este campeonato no hubo ganadores, sino solo perdedores que han visto cómo la cuna del surf chileno, así como sus miles de habitantes, sufren día a día de un verdadero playicidio sin freno”, explica el director de Greenpeace, Matías Asun.

En los últimos años, Quintero Puchuncaví, arroja un registro de impactos sobre el medioambiente entre los que cuentan: Intoxicacio?n de alumnos y profesores en La Greda (2011), derrame de 38.700 litros de petro?leo en la bahi?a de Quintero (2014), varamientos múltiples y sucesivos de carbón, peaks de contaminante altamente tóxico, con los suelos sobre pasados hasta en 100 veces contaminantes como el arsénico.

“Recordemos que en septiembre del 2018 se decretó por primera vez emergencia ambiental por razones de contaminación en la zona de Quintero y Puchuncaví. En esta crisis sanitaria, niños, ancianos y embarazadas fueron los más afectados siendo hospitalizados por presentar diversas molestias cuyos diagnósticos han sido omitidos”, recuerda Asun.

En la competencia, participaron los surfistas Lander de Gaminiz, Oswald Moreno,
Daniel Tell, Rodrigo Donoso, Esteban Cross, Albert Baeza y Constanza Fredes.

Daniel Tello, hijo de la leyenda del surf en la zona, explica que :“En el futuro esto debería acabarse a muy corto plazo, porque la verdad es que Chile, el gran patrimonio que tiene son sus costas y sus montañas… Entendamos donde vivimos, disfrutemos lo que vivimos y aprendamos de donde vivimos, cuando eso suceda vamos a tener la posibilidad de proteger mucho más.”

Web – https://www.greenpeace.org/chile/tag/chaocarbon/

Go to Source
Author: Prensa Chile

Greenpeace sobrevuela el Cajón del Maipo post-lluvias: “El daño evidencia la fragilidad de Santiago ante estas catástrofes”

A horas de las intensas lluvias que provocaron deslizamientos de tierra en la cuenca del Río Maipo, Greenpeace sobrevoló la zona y documentó el daño en las distintas localidades afectadas.

“Lo que evidenciamos desde el aire, es muy distinto de lo que plantean autoridades y Aguas Andinas: mientras nos hablan sobre los planes de emergencia, vimos desde el aire con mucha claridad que Santiago no está preparado para este tipo de contingencias. En un contexto de crisis climática, donde episodios atmosféricos extremos podrían ser cada vez más frecuentes e intensos, es urgente frenar toda acción de las grandes empresas que hoy atentan contra el medioambiente y la seguridad de las personas e implementar políticas públicas adecuadas para prevenir estas situaciones”, indicó Estefanía González, coordinadora de Campañas en Greenpeace.

© Claudio Santana / Greenpeace. Registros obtenidos durante el sobrevuelo en el Cajón del Maipo post-lluvias.

Desde la organización explicaron que los aluviones y deslizamientos de tierra fueron agravados principalmente por la destrucción y tala del bosque nativo en las cuencas y la intervención de quebradas, ríos, laderas y montañas por las grandes empresas, afectando directamente la estabilidad de los ecosistemas y su capacidad de respuesta ante estos eventos, que funcionan como escudos naturales para resistir estas lluvias.

El sobrevuelo, que abarcó el río Maipo, San Alfonso, el embalse El Yeso, la zona del valle de Las Arenas y el valle de La Engorda, también mostró el daño de las operaciones de Alto Maipo en la cuenca, propiedad de la transnacional AES Gener, cuyas explosiones y operaciones de construcción han aumentado la probabilidad de deslizamientos frente a lluvias, amenazando la estabilidad del suministro de agua para las más de 6 millones de personas en la ciudad.

© Claudio Santana / Greenpeace. Registros obtenidos durante el sobrevuelo en el Cajón del Maipo post-lluvias.

“Tal como hemos denunciado hace más de una década junto a otros grupos ambientalistas, proyectos como el de Alto Maipo son una amenaza. Tener a toda la Región Metropolitana juntando agua por eventuales cortes, evidencia justamente la fragilidad hídrica que tiene la ciudad. Es un hecho que en el marco del acuerdo entre Aguas Andinas y AES Gener, ésta última pone obstáculos para la construcción y habilitación de obras que permitirían hacer llegar agua sin turbiedad, directo a las plantas de tratamiento de Aguas Andinas, evitándose así situaciones como las del fin de semana, agregó la vocera de Greenpeace.

Agregó “que no podemos prepararnos para escenarios de cortes antes de preocuparnos por proteger nuestras fuentes de agua. En este sentido, que el agua siga en manos de privados, que transan y hacen acuerdos de espalda a la ciudadanía y no con el foco en la seguridad hídrica, es algo que tenemos que frenar”.

Revisa la galería completa del sobrevuelo aquí

Revisa el video del sobrevuelo aquí

Go to Source
Author: rholzman

¿Por qué el precio de la palta está por las nubes?

¿La palta vale más que el oro? ?  Ey palteros? nos deben una explicación: ¿por qué si producen con agua gratis nos cobran una fortuna a los consumidores chilenos?

La industria de la palta requiere una demanda enorme de AGUA ? Cada kilo de producto necesita unos 2.000 litros de agua. Para tener una idea eso es 4 veces más que las naranjas y 10 veces más que los tomates. La palta producida en Petorca, está dentro de los 5 cultivos que más agua consumen en el mundo.

Para cultivar palta, los empresarios deforestan bosques nativos e instalan plantaciones y monocultivos a gran escala en suelos no aptos. Esto hace que se libere una gran cantidad de gases de efecto invernadero, antes capturada en ese bosque, contribuyendo al calentamiento global.

Además, los cultivos se riegan con agua extraída de napas subterráneas de ríos como el Petorca y La Ligua (zonas de escasez hídrica), y cuando los paltos mueren se convierten nuevamente en emisores de gases de efecto invernadero a la atmósfera.

Esta industria se da el lujo de decidir en qué se usa el agua sin importar que implique la destrucción de ecosistemas y transgredir el derecho humano al agua. ¿Por qué? Porque son dueños del agua. En Chile, un árbol de palta tiene más derecho al agua que una persona ?

Y como dueños del agua también deciden que las paltas de mayor calidad se exporten principalmente a Europa, Estados Unidos y China. No tenemos soberanía alimentaria, es más barata la palta para un extranjero que para chilenos. 

Pero ¿qué pasa cuando el agua empieza a escasear? ? Los palteros se desentienden de su responsabilidad en la falta de agua y señalan que la situación de sequía se debe exclusivamente al cambio climático y falencias de infraestructura hídrica. 

¿Y entonces? Hay menos producción de palta. Pero como la demanda interna se mantiene alta el precio sube. La industria es tan sinvergüenza que pretende sacar provecho por todos lados. No le basta con secar la tierra sino que además traslada ese costo al pueblo chileno.

Mientras tanto nuestro país sigue siendo la 18va nación con mayor riesgo hídrico del mundo, y el 1° en toda América, Y  el único en el mundo que mantiene legalmente privatizada el agua. 

Hoy existe mayor protección al derecho de aprovechamiento de agua (como propiedad privada) que la obligación de priorizar sus uso para las personas: el agua que utiliza un palto está protegido por la constitución y no así las personas y los ecosistemas que dependen de su acceso.

Por eso exigimos que se suelte el agua, que es fundamental para la producción de alimentos, y que debe estar disponible para personas, ecosistemas y pequeños productores sustentables, no para grandes industrias que ponen en riesgo la seguridad hídrica

Go to Source
Author: Lau Colombo

Greenpeace por cierre de termoeléctricas en Quintero – Puchuncaví: “Nada de este anuncio repara el daño hecho a las personas ni a los ecosistemas”

La organización además cuestionó la efectividad de esta medida, argumentando que las centrales ya tenían su vida útil cumplida, por lo que los episodios críticos de contaminación, las intoxicaciones en la población y los varamientos de carbón, no dejarán de ocurrir a futuro.

Santiago, 29 de diciembre de 2020 – Como una medida tardía calificó Greenpeace el anuncio realizado por la norteamericana AES Gener, sobre el cierre de dos de las cuatro centrales a carbón, que operan hace 50 años sin autorización ambiental,  instaladas en el cordón industrial de Quintero – Puchuncaví, hecho que se concretaría en los próximos cinco años.

“Lo que realmente vemos acá es la impunidad con la que esta empresa ha intoxicado sistemáticamente a generaciones enteras a su alrededor. Que hoy hayan tomado esta tardía decisión es un avance hacia lo que deben hacer las grandes transnacionales de la energía para enfrentar el escenario climático, que es tener un plan ambicioso lejos de fuentes obsoletas. Nada de este anuncio repara la grave vulneración de derechos humanos que se ha efectuado con el daño a la salud de las personas ni a los ecosistemas en ese lugar. Plantearlo como un triunfo con fuegos artificiales, bombos y platillos es continuar riéndose en la cara de la gente, la naturaleza y la justicia, luego de todos estos años de indiferencia”, indicó Matías Asun, director en Greenpeace Chile.

La organización además cuestionó la efectividad que esta medida tenga a futuro respecto a la calidad del aire en el lugar, el daño a las personas y los ecosistemas marinos, argumentando que ambas centrales que dejará de operar (Ventanas 1 y 2), tenían su vida útil cumplida, por lo que esto no generará un cambio mayor en el impacto que se evidencia en el lugar.

“La verdadera pregunta que debemos hacernos es si el cierre de estas centrales evitará en adelante que la población deje de ver los varamientos de carbón diarios; las intoxicaciones; la presencia de metales pesados en el techo de las casas; el daño al fondo marino y los ecosistemas; las enfermedades respiratorias; los más de 520 episodios críticos de contaminación en los últimos dos años y por último, los acuerdos de silencio patrocinados por la misma empresa ofrecidos a los pescadores del lugar. La respuesta es que nada de esto dejará de pasar a futuro”, indicó Asun.

Greenpeace además apuntó al Estado como el principal responsable de avanzar en el camino a un país con mayor ambición climática y cuyo llamado a las empresas debe apuntar a la verdadera responsabilidad social, a través de medidas que apunten al compromiso con el medioambiente y las personas.

“El llamado es que el gobierno deje de promocionar, subsidiar y aplaudir lo que consideramos es una responsabilidad y un deber de las mismas empresas, dejar atrás de una vez por todas fuentes de energía tóxicas y peligrosas como el carbón y que hoy mantiene cinco zonas de sacrificio en Chile activas. Desde la organización mantenemos nuestra convicción de que la descarbonización total debe ocurrir a más tardar el año 2030”, agregó Asun.

Finalmente la organización advierte que, conforme a este plan de descarbonización acordado entre generadora y el gobierno,  el cierre definitivo de ambas centrales se concretará recién en el año 2025 de forma definitiva, y que para ello se realizó un cambio regulatorio que subsidiará los costos del cierre de estas industrias de más de 50 años, sin destinar hasta la fecha presupuesto para restablecer los derechos de las personas y de los ecosistemas,  lo que está lejos de considerarse dentro de una agenda centrada en los derechos humano y ambiciosa en términos climáticos.

Go to Source
Author: Prensa Chile

A %d blogueros les gusta esto: