Archive for PatagoniaSinSalmoneras

Tras impactantes imágenes de salmones muertos en Comau: Greenpeace presentará denuncia penal al Ministerio Público por salmones en el Fiordo Comau

Las impactantes imágenes desde el centro de cultivo de la empresa Camanchaca en el sector de Porcelana, en el Fiordo Comau. © @ Alvaro Vidal

A casi dos semanas del reporte de las primeras mortalidades por Floraciones algales nocivas en el Fiordo Comau en la Región de Los Lagos y días después otros episodios de mortalidades masivas en Aysén, las labores de retiro de mortalidad aún no han finalizado.

Las imágenes registradas este fin de semana con el vertido de aguas contaminadas sin ningún tipo de tratamiento directamente al mar son inaceptables, es un delito. Esta situación excede  el plazo máximo de 96 horas que contempla la ley para retirar mortalidades desde centros salmoneros. Es por ello que Greenpeace se encuentra recopilando todos los antecedentes y presentará una denuncia penal al Ministerio Público para que se investigue a fondo esta contaminación.  Los ecosistemas marinos y las comunidades que dependen de ellos no pueden seguir esperando que se siga afectando impunemente los ecosistemas”, aseguró, Estefanía González, Coordinadora de Campaña de Greenpeace. 

Para la organización ambientalista, Greenpeace, esta situación es recurrente desde la industria salmonera y enfatizan que  los ecosistemas marinos vuelven a ser utilizados como vertedero industrial por parte de las empresas. También se repite la falta de información respecto a la magnitud de la crisis por parte de los involucrados. Es urgente conocer cuáles son los lugares de destino de las mortalidades, y de los peces trasladados a otros centros. Incluso las cifras de mortalidad resultan contradictorias, como por ejemplo, en el caso de Camanchaca que el día 4 de abril informa más de 2.000 toneladas a sus accionistas, mientras que informa una cifra 50% inferior a las autoridades de pesca y medioambiente.

“Las impactantes imágenes desde el centro de cultivo de la empresa Camanchaca en el sector de Porcelana, en el Fiordo Comau, en donde se pueden presenciar los niveles de putrefacción que tienen los salmones muertos, y como en el proceso de aspirado de estos para su retiro, se vierten al mar, fuera de las jaulas, donde además se pueden ver  aguas contaminadas con restos biológicos con sangre, vísceras, restos de mortalidad en descomposición son imágenes que  suponen un peligro enorme para el ecosistema, especialmente dados los altos niveles de microalgas nocivas existentes en el fiordo en los últimos días”, agregó González. 

Desde la organización AIDA, que han llevado una exhaustivo trabajo denunciando la contaminación de las salmoneras, la abogada, Florencia Ortúzar  explica que: “ Van ya más de 5 mil toneladas de salmones muertos. Llenarían más de 400 camiones de basura. Las zonas de fiordos cerrados con poco recambio de agua en tiempos de cambio climático no pueden soportar la cantidad de materia orgánica que descargan las salmoneras al mar. Ya lo hemos visto antes. Lo único responsable que queda por hacer es poner freno a la industria.”.

Ver galería de fotos completa, aquí.

Go to Source
Author: rholzman

Greenpeace desmiente versión de salmoneros por bloom de algas: “Es innegable la influencia de la industria en esta crisis y una irresponsabilidad que se vuelva a escudar sólo en el Cambio Climático”

Mapa localizado de bloom de algas.

Ante el escenario actual de mortalidades de salmónidos que se están generando en las regiones de Los Lagos y de Aysén debido a floraciones de algas nocivas, el Consejo de Salmón (CDS) se refirió al asunto que ha afectado a algunas de sus empresas socias explicando que el fenómeno de bloom de algas se produce, en general, en esta época del año a causa de factores asociados  la abundante luz solar que reciben las aguas, entre otras condiciones. ”A esto se suma que los primeros meses de 2021 han sido de mucha sequía en el sur de Chile. Hay condiciones que generan estos fenómenos y uno de los más importantes en el último tiempo es el cambio climático. De hecho, en días calmos, con alta irradiación solar, se generan condiciones para que los blooms crezcan”.

Respecto a esta justificación por parte de la industria salmoneras, la organización ambientalista es enfática en deslegitimar este argumento explicando que: “Es innegable la influencia de la contaminación producida por la salmonicultura con el desarrollo de este tipo de crisis. Es una tremenda irresponsabilidad que la industria se vuelva a escudar sólo en el Cambio Climático. Existen evidencias de que la presencia de amonio y urea proveniente de cultivos de salmón en fiordos cerrados o con poca circulación, pueden exacerbar floraciones de la especie detectada en el Fiordo Comau. No se puede ignorar el rol que tienen los nutrientes que aportan de forma ininterrumpida las jaulas salmoneras, para la proliferación de algas potencialmente tóxicas. Ya hace más de 10 años existe consenso científico respecto a la relación que tiene la degradación de la calidad del agua en este tipo de blooms. En ese sentido, la única manera de afrontar este tipo de fenómenos que se hacen más frecuentes y peligrosos, es restringir la presencia de elementos altamente contaminantes de las columnas de agua como son las instalaciones de engorda de salmones”.

En esta zona, hay una concentración de 17 centros salmoneros operando, en donde se declaró una siembra de 14 millones de salmones para el periodo 2020 – 2022, y donde la autoridad pesquera ha informado la presencia de 24.000 toneladas de salmones a la fecha. Se ha informado oficialmente de mortalidades masivas en 6 centros, de los cuales sólo en tres de ellos, la empresa Camanchaca ha reportado la muerte de más de unas 2.250 toneladas de salmones.  La información que se reporta oficialmente da cuenta de niveles de floraciones de algas nocivas en al menos 9 centros, por lo que las estimaciones oficiales sobre la mortalidad puede estar subestimada,  explican desde la organización. 

“El Fiordo Comau, según las investigaciones científicas, es uno de los pocos lugares de esta región que alberga bancos de corales de agua fría, los que representan un hábitat muy sensible y que ya ha sido muy alterado por la industria acuícola. Esta alga causa una mortalidad de peces, no solamente salmones, sino que también puede afectar a especies silvestres como peces. Es urgente que haya transparencia respecto de la magnitud de lo que está ocurriendo en el fiordos. La alta presencia de algas tóxicas se están reportando también en otros sectores de las regiones de Los Lagos y Aysén, en esta  última Región, se reportaron al menos 2.000 toneladas de mortalidad provocadas, según la información oficial, por floraciones algales, y bajos niveles de oxígeno en las aguas, las que han afectado a 12 centros salmoneros”, enfatizó, Estefanía González, Coordinadora de Campañas de Greenpeace 

“Se habla mucho de los impactos que tienen las floraciones algales nocivas sobre los cultivos de salmones, pero es mucho más grave la afectación que puede tener sobre los recursos pesqueros y bentónicos de los que depende la comunidad en las áreas costeras de la zona austral. Sin duda se trata de una situación gravísima que guarda similitudes con el origen de la catástrofe medioambiental que sufrió la Región de Los Lagos en el otoño de 2016. Hoy, las medidas tomadas hasta el momento dan cuenta de la gravedad de la situación, Sernapesca ha autorizado el traslado y la cosecha temprana de salmones para evitar mayores pérdidas económicas a las empresas instaladas en el fiordo, sin embargo, resulta altamente riesgoso incrementar la circulación de barcos cisternas (wellboats) en condiciones en las que podrían estar esparciendo algas nocivas hacia otras zonas”, agregan desde Greenpeace. 

Notas al editor:
Respecto de los impactos a los ecosistemas, la científica de la Universidad San Sebastián Vreni Häussermann, especialista en invertebrados con enfoque en corales y anémonas señala “ Me preocupa la posible hipoxia que generalmente se genera posterior a una floración de algas, cuando ésta muere. Los corales de agua fría a lo largo de 15 km del fiordo Comau murieron en 2012, probablemente después de una floración de algas fuertes y la hipoxia que siguió. Puesto que los 3 fiordos de la Región de Los Lagos son los únicos que albergan bancos de corales, me preocupa mucho la situación de aquellos que sobrevivieron en el fiordo Comau. Es un hábitat muy sensible y ya observamos alteraciones graves entre 2003 y 2013”.
Por su parte; Yohana Coñuecar, integrante de las Comunidades indígenas del Territirio de Wualaywe y solicitantes del espacio costero Mañihueico – Huinay, indica que: “Queremos expresar nuestra preocupación por este  florecimiento masivo de algas en el fiordo Comau, que está generando una mortandad masiva en las empresas salmoneras insertas en el territorio, pero especialmente nos preocupa la falta de información que hay hasta el momento respecto de la afectación a las otras especies  especialmente los corales de agua fría, y hacemos un llamado a las autoridades a que entreguen un informe a la comunidad de la magnitud de este fenómeno y las consecuencias que tendrá sobre las especies nativas y las de consumo humano.

Go to Source
Author: rholzman

Magallanes: Informe señala que aprobación de salmoneras en Reserva Nacional Kawésqar es ilegal

El documento elaborado por organizaciones nacionales e internacionales, apunta a la incompatibilidad entre este tipo de industria y el objeto de protección de la zona, en la cual, aún sin contar con un plan de manejo establecido, ya existen 57 concesiones salmoneras, 113 en trámite y se han aprobado 6 resoluciones de calificación ambiental luego de la creación de la Reserva. 

Las comunidades Kawésqar, Atap, As Wal Lajep, Grupos Familiares Nómades del Mar, Residentes Río Primero e Inés Caro, entregaron a CONAF un informe técnico elaborado por las ONG FIMA, Greenpeace y AIDA, que busca aportar información respecto al grave impacto que la industria salmonera genera en los ecosistemas marinos, para ser considerado en el plan de manejo que la entidad de gobierno debe elaborar y ejecutar para dar cumplimiento a la protección de las aguas marinas que conforman la Reserva Nacional Kawésqar. 

“Hoy CONAF debe garantizar el cumplimiento de lo que se estableció en la Consulta Indígena y prohibir explícitamente la salmonicultura en el plan de manejo de la Reserva, esta definición es clave para la salud futura de los ecosistemas marinos patagónicos”, explica Estefanía González, Coordinadora de campañas de Greenpeace “La falta de regulación interna que existe sobre las áreas protegidas, ha permitido una interpretación que arbitrariamente le ha abierto la puerta a la instalación de 57 concesiones salmoneras dentro de esta área protegida y más de 1.000 en toda la zona austral, con desastrosas consecuencias expresadas en el daño ambiental provocado por esta industria, hoy la salmonicultura es completamente incompatible con la mantención de ecosistemas marinos sanos.” agrega. 

Proceso histórico para la protección de los mares australes 

La creación de la Reserva Nacional Kawésqar en 2018 fue un hito clave para la participación de las comunidades y personas de este pueblo originario en la decisión sobre los ecosistemas que componen su territorio ancestral. En esa oportunidad, a través de la consulta indígena se estableció expresamente la necesidad de proteger las aguas y de impedir el desarrollo de actividades como la salmonicultura, considerando la particular situación de fragilidad ecosistémica del área y el legado cultural Kawésqar, firmemente ligado al mar. 

En el informe, las organizaciones llegan a la conclusión de que la salmonicultura es una actividad incompatible con los objetivos de protección de las Reservas Nacionales, desde el punto de vista legal y ecosistémico, y en particular con la Reserva Nacional Kawésqar debido a la gran cantidad de riesgos que implica la actividad. Entre los daños que esta industria causa, se encuentran la contaminación biológica al introducir especies exóticas, el uso indiscriminado de antibióticos, las periódicas fugas masivas de salmones y los alimentos y fecas que se depositan en el fondo marino los cuales generan condiciones anaeróbicas y mareas rojas. Todo lo anterior pone en peligro un área marina con una diversidad única en el mundo y que el mismo Estado ha decidido proteger. 

“Permitir la salmonicultura en la Reserva Nacional Kawésqar haría inútil la protección entregada al área. Este punto ha sido reconocido incluso por la dirección nacional de CONAF que al ser consultada en 2019 por la contraloría sobre el cultivo de salmones dentro de áreas protegidas, señaló que de acuerdo con el marco legal vigente nacional e internacional, entre los que se encuentran la “Convención de Washington”, no sería admisible una actividad como la salmonicultura en un área que protege el ecosistema marino”, agrega Victoria Belemmi, abogada de ONG FIMA. 

Pronunciamiento de Contraloría 

Por su parte, la ONG AIDA presentó un escrito ante la Contraloría General de la República para que esta se pronuncie respecto de la aprobación de un proyecto de ampliación de biomasa de un centro de salmonicultura ubicado en la Reserva Alacalufes, hoy Reserva Nacional Kawésqar, que se encontraba operando en condiciones anaeróbicas. 

“La aprobación de este proyecto implicó que se autorizó aumentar la producción de salmones en una zona donde ya había evidencia de que la capacidad de carga del lugar estaba superada. El hecho que el centro estaba ubicado en las aguas bordeando la Reserva Alacalufes (hoy Kawésqar) lo hace aún más grave”, comenta Florencia Ortúzar abogada de la ONG AIDA. 

El bajo nivel de oxígeno que afectaba las aguas fue evidenciado por documentación oficial que reconoce la normativa para ese fin – la Caracterización Preliminar del Sitio que el titular del centro presentó para solicitar la ampliación y varios informes preliminares (INFA) que confirmaban la situación-. Con la aprobación, el centro adquirió autorización para casi triplicar su producción original. Subpesca había notado la situación, incluso interponiendo una observación al respecto dentro del proceso. Sin embargo, poco después emitió su pronunciamiento conforme al proyecto. Luego, el SEA aprobó el proyecto mediante RCA.

Go to Source
Author: rholzman

Querella del Consejo de Defensa del Estado contra Nova Austral: “Esta vez el nuevo fraude al Fisco es por $60 mil millones de pesos.

Cartografía Operaciones Nova Austral en Parque Nacional Alberto de Agostini y relocalización en Parque y Reserva Nacional Kawésqar, centros con denuncias y problemas ambientales.
  • El recurso judicial del organismo fiscal va dirigido contra  Arturo Schofield Muga, Drago Covacich McKay, Nicos Nicolaides Bussiemius, Rigoberto Garrido Arriagada e Isaac Aaron Ollivet-Besson Osorio, y en contra de todos quienes resulten responsables por su participación en los delitos reiterados de estafa especial de fraude de subvenciones.
  • Las organizaciones medioambientales Greenpeace, FIMA y AIDA, en apoyo a la comunidades Kawésqar, llevan adelante diferentes procesos judiciales y administrativos en la actualidad para detener estas operaciones irregulares por parte de la industria salmonera. 

Santiago, 4 de junio de 2020.- Esta semana el Consejo de Defensa del Estado (CDE)  presentó una querella en contra de la salmonera Nova Austral y de todos aquellos que resulten responsables por su participación, en cualquier calidad, de los delitos reiterados de estafa especial de fraude de subvenciones, previsto y sancionado en el artículo 470 n°8 del Código Penal, en relación con el artículo 467 del mismo cuerpo legal. El organismo fiscal cuantificó el perjuicio por las acciones fraudulentas de la salmonera de capitales noruegos en unos $60 mil millones. 

Para la organización ambientalista que ha estado trabajando en la zona para detener a las salmoneras: “El  problema de fondo es que resulta un sinsentido que el Estado bonifique a una industria que genera daños y perjuicios sobre el territorio, con recursos de todas las chilenas y chilenos que podrían ser destinados por ejemplo, a la construcción de hospitales. Hay un doble problema, por un lado la entrega de bienes comunes como el mar a este tipo de empresas y por otra, el incentivo estatal al desarrollo de actividades perjudiciales.”.

En la querella el Consejo de Defensa del Estado señala que Nova Austral, al menos desde el año 2016, ha percibido el beneficio de la bonificación del 20% de las ventas, no obstante no haber ceñido su actividad económica a los márgenes que la legislación exige para el otorgamiento de dicha bonificación, al no haber dado cumplimiento a la obligación de efectuar un uso racional de los recursos naturales de la región, preservando la naturaleza y el medioambiente, ya que en el desarrollo de su proceso productivo, entre los años 2016 a 2019, proporcionó información falsa a SERNAPESCA en relación a la mortandad, siembra, cosecha y abastecimiento del cultivo de salmones, generando una producción excesiva, que ha redundado en un impacto negativo al medio ambiente y que, a mayor abundamiento, ha procurado ocultar a través de la adulteración del lecho marino. Junto a lo anterior, ha percibido bonificación por volúmenes de venta superiores a los que lícitamente pudo haber generado, producto de que NOVA AUSTRAL ha adulterado su volumen de producción, sea con un subreporte de siembra o un sobrereporte de cosecha contabilizando especímenes que no correspondía dentro del volumen de venta y que comprenden peces que no procedía fueran bonificados. 

“Nos parece clave este paso que ha dado el Consejo de Defensa del estado al querellarse contra una empresa como Nova Austral que efectivamente atenta contra el país, ya que sistemáticamente realiza acciones fraudulentas afectando el medioambiente y comunidades. Existen 12 centros de la empresa en la zona que han reportado falta de oxígeno, lo que es muy dañino para el ecosistema. En este caso la gravedad está en que lo hacen dentro de un Parque Nacional de la Patagonia y con daño directo y malintencionado por alterar los fondos marinos de estos lugares protegidos con tal de buscar beneficios productivos. Además, Nova Austral  insiste en mover sus operaciones a otra zona protegida al sur del Estrecho de Magallanes para seguir gozando de beneficios tributarios a costa de todos los chilenos y el medio ambiente. El centro involucrado en la denuncia, junto a otros 4 de la misma empresa, buscan relocalizarse en el territorio indigena Kawésqar que hoy es parte de la Reserva y Parque Nacional Kawésqar, explicó Estefanía González, Coordinadora de la campaña Océanos de Greenpeace.

Esta vez .en las irregularidades de Nova Austral existe un elemento nuevo y que tiene que ver con el vertimiento de arena que hizo la empresa en los centros productivos ubicados al interior del Parque Nacional Alberto de Agostini.El daño a los recursos hidrobiológicos se verifica a consecuencia directa de la introducción en el agua de toneladas de arena -elemento contaminante físico-que fueron vertidas sobre el fondo del mar del CES Aracena 14, ubicado en el área de Isla Capitán Aracena ,entre los meses de marzo y mayo de 2019, alterando artificialmente las condiciones de los cuerpos de agua y ocasionando daño a los recursos hidrobiológicos, degradando el suelo marino, contaminando y generando la consecuente pérdida de biodiversidad del mar, las cuales serán precisadas durante el transcurso de la investigación a través de las diligencias que se solicitan.

Ezio Costa, director de la ONG FIMA que junto a Greenpeace y AIDA llevan acciones legales en la zona explica que: “Las razones del CDE para querellarse son gravísimas. No sólo por el fraude al fisco, sino porque también levanta antecedentes cruciales sobre el daño ambiental generado en el Parque Nacional Agostini. Nova Austral podría ser sancionada penalmente, pero, además, podría ser demandada por daño ambiental. Este es un antecedente que no se puede dejar de lado cuando se analiza su pretensión de relocalizar parte de sus concesiones en la recientemente declarada Reserva Nacional Kawésqar, cuestión que como hemos dicho, no corresponde legalmente”. 

Leticia Caro, representante de la comunidad Indígena Kawésqar Grupos Familiares Nómades del Mar señaló: “Creemos que este es el momento preciso para que el Servicio de Evaluación Ambiental detenga la Resolución de la Calificación Ambiental sobre las relocalizaciones que pretende Nova Austral, pues esta empresa ha demostrado primero, que no le importa el daño ambiental al fondo marino y a las especies que habitan en ella, y segundo que  no tiene respeto por los territorios, no respeta siquiera que este es un territorio indígena y han defraudado al fisco a través de la falsificación de documentación. Depositamos nuestra confianza en el consejo de defensa del Estado que se ha atrevido y ha demostrado que con los dineros fiscales no se puede jugar, esto sentaría un precedente en la región. Lo mínimo es que devuelvan el dinero y  que, no menos importante, se les caduquen las licencias de operación. Para ello estamos trabajando con el apoyo de estas 3 ONGs en diferentes causas”

El recurso judicial del organismo fiscal va dirigido contra  Arturo Schofield Muga, Drago Covacich McKay, Nicos Nicolaides Bussiemius, Rigoberto Garrido Arriagada e Isaac Aaron Ollivet-Besson Osorio, y en contra de todos quienes resulten responsables por su participación en los delitos reiterados de estafa especial de fraude de subvencion.


Comentarios al mapa

  • El mapa muestra todas las operaciones actuales de la compañía Nova Austral en la zona del Parque Alberto de Agostini. 
  • Las operaciones de la empresa presentan un nivel altísimo de falta de oxígeno (Centros anaeróbicos) lo que radica en una enorme afectación sobre los ecosistemas marinos
  • Al mismo tiempo, y dado que la ley obliga a que no hayan centros salmoneros en Parques Nacionales, la empresa planea mover buena parte de sus operaciones a la vecina Isla Clarence, dentro de la Reserva Nacional Kawésqar, colindante al Parque Nacional Kawésqar y territorio ancestral indígena, en la búsqueda de ecosistemas intactos para continuar sus operaciones que han generado desastres ecológicos y han redundado en un fraude al fisco como expone actualmente el CDE. Estos nuevos proyectos están en etapa de Evaluación ambiental, y las organizaciones ONG FIMA, ONG AIDA, Greenpeace han presentado diferentes acciones legales en apoyo a la comunidad Kawésqar para frenar la expansión y relocalización de la industria

Go to Source
Author: Prensa Chile

A %d blogueros les gusta esto: