Archive for SantuarioAntártico

La Comisión del Océano Antártico vuelve a fracasar en su intento de protegerlo

Tras dos semanas de negociaciones en Tasmania, la Comisión del Océano Antártico fracasó una vez más en su intento por proteger la Antártida.

Capa de hielo en la Antártida
Paisaje de Paradise Harbour en la Antarctica. .

Esta falta de avances contrasta notablemente con la dinámica internacional positiva que dio lugar a que este año se acordara el Tratado Global de los Océanos. Más de 80 países firmaron el Tratado en la Asamblea General de las Naciones Unidas en septiembre, demostrando su compromiso con su ratificación (1).

Jehki Härkönen, asesor de política oceánica de Greenpeace Internacional sostuvo:

“Otro año, otra reunión fallida de la Comisión del Océano Antártico. La Comisión siempre puede acordar nuevas licencias de pesca, pero no puede acordar una vía concreta para avanzar en la protección. Nos llevan prometiendo nuevas zonas protegidas en la Antártida desde hace muchos años, pero no hemos visto ningún avance. Las presiones a las que se enfrenta la Antártida, uno de los últimos grandes espacios naturales de la Tierra, empeoran cada año. La dinámica disfuncional de la Comisión debe cambiar, antes de que sea demasiado tarde”. 

Pinguinos en la base Presidente Frei. Antártida

Además, debería celebrarse una reunión en junio de 2024 para debatir al mismo tiempo la pesca de krill en la Antártida Occidental y las áreas marinas protegidas.

“Es frustrante ver cómo la Comisión fija otra reunión para retrasar decisiones que deben tomarse urgentemente. La falta de progreso observada durante esta sesión no responde a los retos a los que se enfrenta la región”, agregó Jehki Härkönen. 

En los últimos meses, varios estudios científicos han documentado los riesgos en la región. Según un nuevo estudio publicado en octubre, el cambio climático provocado por la actividad humana hace “inevitable”  el deshielo de la plataforma de hielo de la Antártida Occidental (2).

A finales de septiembre, nuevas cifras preliminares alarmantes mostraron que el hielo marino de la Antártida ha alcanzado probablemente el mínimo invernal máximo, más de un millón de kilómetros cuadrados por debajo del récord anterior establecido en 1986, dejando al descubierto los daños causados por el cambio climático en una de las regiones más frágiles y a la vez cruciales de la Tierra (3).


Más información: 

(1) El Tratado sólo entrará en vigor 120 días después de que lo hayan ratificado 60 países.

(2) https://www.nature.com/articles/s41558-023-01818-x

(3) Aunque el Centro Nacional de Datos sobre la Nieve y el Hielo (NSIDC) de EE.UU. afirma que las cifras preliminares pueden cambiar ligeramente, desde los 16,96 millones de kilómetros cuadrados actuales, es probable que el nivel máximo de hielo marino invernal previsto sea el más bajo en 45 años de registros por satélite.

https://nsidc.org/news-analyses/news-stories/antarctic-sea-ice-hits-record-low-maximum-extent-2023

Go to Source
Author: Prensa Chile

Greenpeace logró la protección de 8 nuevos ecosistemas en el Océano Antártico pero la deuda con los santuarios marinos persiste

Pasó otro año y la Comisión del Océano Antártico (CCAMLR) no creó los prometidos santuarios marinos, otra vez. A pesar del abrumador apoyo de los gobiernos, no se logró consenso para proteger amplias áreas de la Península Antártica, Antártica Este y el Mar de Weddell. Así, la colonia de crianza de peces hielo más grande del mundo -donde hay 60.000 nidos aprox.- quedó sin protección alguna.

Detalle del fondo marino en la Isla Venga, Antártida.

A pesar de esto, hay que mirar el vaso medio lleno en el que Greenpeace tiene un gran mérito. Se nombraron 8 nuevos Ecosistemas Marinos Vulnerables, zonas de fondo marino antártico únicos de gran biodiversidad, donde desde ahora la pesca está prohibida. 

7 de estos sitios fueron documentados durante salidas de buceo hechas desde el barco de Greenpeace, Arctic Sunrise, y cubren 70 km2 en total. Su importancia radica en que la diversidad asombrosa de esponjas y corales que tienen en que son hogar de especies como pulpos y peces de hielo.  

La Dra Susanne Lockhart y John Hocevar, Director de la campaña Océanos de Greenpeace preaparándose para sumergirse en la isla Half Moon, Antártida.

La Dra. Susanne Lockhart, científica líder de la expedición de Greenpeace, dijo al respecto:

“Es preocupante que la Comisión no haya logrado el consenso. Sin embargo, la protección de estos 7 sitios propuestos por Greenpeace, y uno adicional, nos da esperanza. Porque así comunidades maduras no están amenazadas por las actividades de pesca en el fondo marino.”

Por su parte, la Dra. Laura Meller de la campaña Protege a los Océanos expresó estar contenta de haber conseguido protección para estos Ecosistemas Marinos Protegidos que son “pequeños universos que no se repiten en ningún otro lugar de la tierra”. 

Registro de una estrella pluma vista durante una inmersión en el Estrecho Bransfield, Antártida.

Meller aprovechó también para expresar que la Comisión falló al no poder tomar medidas en la medida en que lo necesitan los océanos y la crisis climática y remarcó que “billones de personas dependen de la salud de los océanos, que juegan un rol vital para pelear contra el colapso climático”.

Go to Source
Author: Meri Castro