Dia de la Tierra

La celebración del Día de la Tierra se inició como una protesta ciudadana en 1970, y dio lugar al nacimiento de un movimiento planetario por la protección de la naturaleza y el medio ambiente. El Día de la Tierra se celebra en todo el mundo como expresión de la gente de crear sociedades más respetuosas de su entorno: sirve para educar y movilizar a personas en todo el mundo por la protección del medio ambiente, inspirando actos a nivel personal, comunitario, nacional e internacional.

Este compromiso debe ser de cada uno de nosotros, pensando cómo podemos contribuir a mejorar nuestro “hogar”, a conservar las especies vegetales, a proteger los animales domésticos y sus derechos, a los que están en vías de extinción, ayudar con posibles soluciones para disminuir la basura en el mundo, para hacer de este planeta un buen lugar para vivir.

Para celebrar el Día de la Tierra, a nivel internacional se ha propuesto como tema “Un ambiente más sano para nuestros niños” para proteger la tierra y nuestro futuro. En todo el mundo, grupos ambientalistas, educativos, vecinales, etc. celebrarán este 22 de Abril, llevando a cabo eventos para atraer la atención a problemas tales como “la desertificación”, “la deforestación”, “la contaminación”, “los problemas de agua”, y “la falta conciencia ambiental”, problemas que están enfrentando casi todas las comunidades del mundo.

Por eso comprometámonos con nuestra tierra permanentemente, hagamos de todos los días del año el día de la Tierra y organicemos actos para confirmar nuestro compromiso.

Realiza campañas y actividades en tu escuela relacionados con el cuidado de la tierra, piensa que es el día de nuestra madre tierra y merece ser celebrado en grande. Realiza una actividad entretenida invitando a tus compañeros a hacer un árbol de propósitos y compromisos de la siguiente manera:

¿Cómo podemos celebrar el día de la tierra?

Recorten en cartulina café un tronco de árbol de aproximadamente 1.5 metros y péguenlo en la sala.
Recorten en cartulina verde hojas de aproximadamente 20 cm.
Que cada alumno escriba un compromiso personal con la tierra y lo pegue en al árbol.
Consejos prácticos para cuidar todo el año la Tierra

Cuidemos y mantengamos limpio el aire, el suelo, las aguas, y la preocupémonos por la conservación de la flora y la fauna.
Mantengamos limpio el lugar en que vivimos, reduzcamos la basura que producimos, usemos elementos reciclables y biodegradables.
Conservemos los ecosistemas y los hábitats. Esta acción significa querernos a nosotros mismos y a los demás seres humanos.
Evitemos el uso de agroquímicos, pesticidas, insecticidas y muchos elementos químicos perjudiciales para los seres vivos.
Tenemos que luchar contra la deforestación, los bosques representan los pulmones de la tierra.

3 comments

  1. […] y el calentamiento global deben ser traspasados con correctos valores a los más pequeños, visita aquí un excelente ejemplo de como educar a los […]

  2. Hijo de la tierra says:

    Tierra buena, madre del hombre malo

    Vicente Herrera Márquez

    ¿Por qué siempre culpar al prójimo?
    ¿Por que no pensamos en lo que hacemos cada uno de nosotros?
    Es fácil pensar que yo soy el mejor.
    Si analizamos nuestra maldad es posible que lleguemos a ser buenos.

    Mi madre es la tierra, creo en ella y la quiero
    Soy hombre, soy arbusto, soy edificio de este barro,
    y por eso la quiero y no quiero que muera.
    Soy germen, flor, fruto y nuevamente semilla,
    soy hijo de la tierra, soy hijo de la Pachamama.
    Soy hombre, producto y resultado de aire, agua, polvo, fuego y arbitrio
    y como tal, con defectos y virtudes, y aún así, también creo en el hombre.
    Que saco con hablar de lo que hacen otros destruyendo
    Mejor reconozco mi culpa.
    Y la gran verdad es: yo soy culpable,
    de todo lo que hago para darle muerte y sepultura a esta tierra, nuestra madre.
    No soy ejemplo ni ser inmaculado.
    No cuido el árbol donde anidan las aves.
    No mantengo limpio el cauce de los ríos.
    Tiño y ensucio la brisa con nubes de aerosoles.
    Gasifico el aire con veneno de pulmones.
    Horado el firmamento dando paso a rayos infernales
    y le quito lo dulce al agua de la vida.

    Si la tierra me da el sustento ¿Por qué vierto inmundicia en sus arterias?
    Si la tierra me da la vida ¿Por qué derramo la muerte sobre ella?
    Si la tierra con su verde me regala endorfinas ¿Por que la coloreo con colores de cloaca?
    Si la tierra me da el perfume de una rosa ¿Por qué la riego con mierda?
    Si la tierra me da el ser ¿Por qué la destruyo en mi beneficio temporal?

    Y a los hijos, y a los nietos y a los hijos de los nietos de mis hijos ¿Qué les dejo?

    No llamo a los demás a cuidar de este bien que el tiempo nos legó,
    cada uno sabrá y hará lo que dicte su conciencia.
    Yo trataré de hacer en lo posible de mis fuerzas, el esfuerzo necesario,
    que mitigue el dolor de nuestra tierra, la sed de los desiertos que avanzan,
    la tristeza de las flores arrancadas y la ansiedad de verde de los bosques arrasados.

    Todos decimos el hombre es el culpable ¿Y quien es el hombre?
    El hombre eres tú, es él, somos nosotros, pero sobre todo soy yo, ser individual,
    sanguinario, cruel depredador, ilustrado destructor e inocente santurrón.
    Hagamos cada uno un examen interior, reconozcamos nuestras culpas.
    No critiquemos lo pequeño del vecino escondiendo nuestra montaña de maldad.
    Aremos con manos francas miles de surcos en el yermo y sembremos germen de bondad.
    Os aseguro que la tierra nos lo agradecerá.

  3. Carlos says:

    Estimados:
    Por coincidencia encontré este sitio web que nos parece muy interesante. Los felicitamos y los instamos a seguir adelante en la defensa del planeta.
    Carlos Contreras E.
    Ciclistas Ecológicos de Maipú

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *