En exclusiva: revivimos la travesía por la Patagonia junto a sus protagonistas

Por Luz Le Dantec, Coordinadora de Loyalty

Una vez más invitamos a los socios y las socias de Greenpeace a un encuentro único. Durante una hora pudieron conocer, charlar y hacer preguntas a parte del equipo que estuvo a bordo del barco Witness en la Patagonia chilena. 

Esta travesía por el sur fue posible gracias a nuestros donantes. Por eso, brindamos un espacio especial para mostrar resultados y avances de la campaña No más salmoneras. A través de su aporte pudimos llegar a zonas muy remotas, de difícil acceso incluso para el propio Estado. 

El encuentro

El pasado 1 de junio organizamos un evento por Zoom con nuestros socios y socias para compartir todos los detalles de lo que se vivió en la primera travesía del Witness en Chile.

Martín Benavidez, uno de los oradores del encuentro

Nuestro equipo navegó durante un mes por los fiordos y canales patagónicos para documentar y mostrar el impacto de la industria salmonera en el mar. 

El encuentro online convocó a decenas de personas. Nadie quiso perderse esta oportunidad de conocer a parte de los integrantes de Greenpeace que estuvieron a bordo. Durante el viaje además participaron especialistas ambientales y Roberttson, quien se unió en un tramo de la aventura.

Silvana Espinosa, vocera de Greenpeace, en la Reserva Nacional Kaweskar

En el evento participaron Silvana Espinosa, vocera de Greenpeace, Martín Benavides, voluntario de Greenpeace Chile y Jocelyn Arriagada, del departamento de Geografía de la Universidad de Chile.

Revive la reunión

A bordo del Witness, el barco más nuevo y ecológico de Greenpeace, pudieron estar cerca de los centros salmoneros que operan en Magallanes, documentar sus instalaciones, y obtener evidencias de la contaminación. 

Es importante recordar que nuestra organización tiene un convenio de colaboración con la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Chile. El objetivo es abordar problemáticas ambientales como la gestión hídrica, la protección de los océanos y el cambio climático, entre otros.

Los asistentes conocieron el trabajo que se hizo mar adentro y escucharon el relato sobre los desafíos y las sorpresas que vivieron en esos días en contacto con la naturaleza. Todos se mostraron muy interesados, hicieron preguntas y conversaron con los protagonistas

Tener este espacio es una forma de cerrar un ciclo que los mismos socios y socias hacen posible. Es que la travesía del Witness se realizó gracias a sus donaciones y su compromiso así que ¿qué mejor forma de agradecerles que mostrándoles todo lo conseguido? 

¿Qué objetivo tuvo la travesía del Witness por el sur de Chile? 

Reserva Nacional Kaweskar

Con la premisa de nuestra campaña  para poner un freno a las salmoneras, el recorrido del Witness partió desde el sur del país. La misión fue arribar a esas zonas remotas a donde nadie puede llegar, para constatar y denunciar junto a nuestros activistas los impactos de la salmonicultura en el mar.

Así, pudimos ver la inmensidad del entorno de la Patagonia chilena y registrar en terreno los ecosistemas y paisajes únicos que nos pertenecen y que debemos proteger de una industria que no para de expandirse y destruir todo el equilibrio a su paso.

Este trabajo se concretó a través del apoyo de nuestros socios y socias que nos permiten mantener nuestra independencia económica y política y levantar la voz por aquellas causas que muchos otros no pueden. 

¿Por qué pedimos un freno a la expansión salmonera? 

En nuestro país, uno de los mayores peligros para el mar patagónico es el avance de la industria salmonera. Esta forma de producción viene poniendo en riesgo, desde hace años, a los ecosistemas marinos de las regiones de Los Lagos, Aysén y Magallanes.

El daño se produce porque esta actividad introduce al salmón, que es una especie exótica invasora, y lo cultiva de manera intensiva y en altas densidades. Es decir, que los peces crecen hacinados en balsas jaula, que se instalan en el mar, en canales y fiordos.

En la actualidad, la industria continúa expandiéndose en la región de Magallanes, amenazando incluso a las áreas protegidas. Es el caso de la Reserva Nacional Kawésqar en la cual ya hay 68 centros salmoneros aprobados y otros 57 en trámite. Por eso, exigimos se frene la entrega de permisos de manera urgente.

La buena noticia es que el Tribunal Ambiental impidió por quinta vez la instalación de una nueva salmonera en el interior de la Reserva.

Esto nos demuestra una vez más que todo el trabajo que realizamos junto a las comunidades locales en defensa de sus territorios vale la pena.

Gracias por tu apoyo y por permitirnos seguir defendiendo y cuidando a nuestro planeta ??.

Go to Source
Author: Editor

Deja un comentario