¿Por qué el precio de la palta está por las nubes?

¿La palta vale más que el oro? ?  Ey palteros? nos deben una explicación: ¿por qué si producen con agua gratis nos cobran una fortuna a los consumidores chilenos?

La industria de la palta requiere una demanda enorme de AGUA ? Cada kilo de producto necesita unos 2.000 litros de agua. Para tener una idea eso es 4 veces más que las naranjas y 10 veces más que los tomates. La palta producida en Petorca, está dentro de los 5 cultivos que más agua consumen en el mundo.

Para cultivar palta, los empresarios deforestan bosques nativos e instalan plantaciones y monocultivos a gran escala en suelos no aptos. Esto hace que se libere una gran cantidad de gases de efecto invernadero, antes capturada en ese bosque, contribuyendo al calentamiento global.

Además, los cultivos se riegan con agua extraída de napas subterráneas de ríos como el Petorca y La Ligua (zonas de escasez hídrica), y cuando los paltos mueren se convierten nuevamente en emisores de gases de efecto invernadero a la atmósfera.

Esta industria se da el lujo de decidir en qué se usa el agua sin importar que implique la destrucción de ecosistemas y transgredir el derecho humano al agua. ¿Por qué? Porque son dueños del agua. En Chile, un árbol de palta tiene más derecho al agua que una persona ?

Y como dueños del agua también deciden que las paltas de mayor calidad se exporten principalmente a Europa, Estados Unidos y China. No tenemos soberanía alimentaria, es más barata la palta para un extranjero que para chilenos. 

Pero ¿qué pasa cuando el agua empieza a escasear? ? Los palteros se desentienden de su responsabilidad en la falta de agua y señalan que la situación de sequía se debe exclusivamente al cambio climático y falencias de infraestructura hídrica. 

¿Y entonces? Hay menos producción de palta. Pero como la demanda interna se mantiene alta el precio sube. La industria es tan sinvergüenza que pretende sacar provecho por todos lados. No le basta con secar la tierra sino que además traslada ese costo al pueblo chileno.

Mientras tanto nuestro país sigue siendo la 18va nación con mayor riesgo hídrico del mundo, y el 1° en toda América, Y  el único en el mundo que mantiene legalmente privatizada el agua. 

Hoy existe mayor protección al derecho de aprovechamiento de agua (como propiedad privada) que la obligación de priorizar sus uso para las personas: el agua que utiliza un palto está protegido por la constitución y no así las personas y los ecosistemas que dependen de su acceso.

Por eso exigimos que se suelte el agua, que es fundamental para la producción de alimentos, y que debe estar disponible para personas, ecosistemas y pequeños productores sustentables, no para grandes industrias que ponen en riesgo la seguridad hídrica

Go to Source
Author: Lau Colombo

Greenpeace advierte: Chile está a punto de entrar en “extremo estrés hídrico”

La organización ambientalista Greenpeace alertó sobre las conclusiones del estudio de la Universidad de Chile “Actualización del Balance Hídrico Nacional”, que reveló que habrá una fuerte baja en la disponibilidad de agua dentro de 10 años, de hasta un 50%, debido a que disminuirán los caudales de los ríos y se incrementarán las temperaturas. 

Sin embargo, Greenpeace advirtió que la crítica situación ya se está apreciando en los diferentes ríos y embalses del país, lo que lleva a Chile a estar en el lugar 18, a nivel mundial, a punto de entrar en extremo estrés hídrico, según un informe del Water Resource Institute.

Estefanía González, coordinadora de Campañas en Greenpeace, recordó que la escasez de agua afecta a casi un millón de chilenos que hoy no tienen su acceso asegurado. “Hoy lo que vemos es que el otorgamiento de derechos sigue aumentando exponencialmente, donde 98% del agua es utilizada para usos industriales, agrícolas, forestales y mineros, mientras el 2% restante del agua es para el consumo de la población. Aún con este panorama, la política pública ha ido en la dirección contraria a la realidad climática e hidrológica que considera el estudio de la Universidad de Chile: mientras las lluvias disminuyen y la disponibilidad de agua sigue reduciéndose, entre 2016 y 2020 el número de derechos de agua otorgados aumentó en todas las cuencas. Eso es incomprensible”, denunció.

Añadió que todas las proyecciones científicas apuntan a que el escenario que vivimos actualmente se agudizará, lo que hace más urgente priorizar el agua y garantizarla como derecho. Por ello, Greenpeace Chile hizo un llamado a los futuros constituyentes -convocados a redactar un nuevo contrato social- a poner fin al modelo de gestión actual que no solo le entrega derechos de agua a grandes empresas, poniendo en riesgo el suministro de personas y ecosistemas, sino que entrega hasta tres veces más agua que la disponible, y en regiones como la de Valparaíso, este número aumenta a siete. Algo que quedó reflejado en la última encuesta realizada por la organización, donde el 97% de los encuestados se manifestó a favor de que el derecho al agua para consumo humano esté contemplado en la nueva Carta Fundamental.

“Hoy tenemos la oportunidad de saldar esta deuda y asegurar el acceso al agua para miles de personas, así como para valiosos ecosistemas que se secan. Es incomprensible que a la luz de los datos y las proyecciones, que hace más de una década solo empeoran, no se haga nada. El problema del agua es nacional, histórico y colectivo. Por eso, debemos resolverlo en conjunto y qué mejor que hacerlo en el marco de una nueva Constitución”, recalcó Estefanía González. 

“El agua en Chile se compra como ‘títulos de propiedad’, por lo que empresas transnacionales son dueñas de ríos completos. Dado que es cada vez más escasa debido al cambio climático, la competencia es feroz y los ‘dueños’ están tentados a hacer negocios con ella. El agua en el mundo vale tanto que ahora en otros países se cotiza en la bolsa de Wall Street. Y Chile es el epicentro de la apropiación de las aguas en manos de unos pocos”, destacó.

El estudio “Actualización del Balance Hídrico Nacional”, hecho por la Universidad de Chile para la Dirección de Aguas (DGA) del Ministerio de Obras Públicas, se extendió por cinco años y analizó 174 cuencas hidrográficas a lo largo del país. En sus principales conclusiones advirtió una fuerte reducción del agua en el país para el período 2030-2060. Las precipitaciones podrían caer hasta 25% en la zona centro y hasta 40% en la zona sur, según sus estimaciones. 

Go to Source
Author: rholzman

Greenpeace: “Que el agua deje de ser propiedad de los grandes empresarios está en manos de los constituyentes”

La organización además señaló que el anuncio del ex ministro de Agricultura, Antonio Walker, para ser candidato en la Convención Constituyente “no se ajusta a la línea de constituyentes que buscan avanzar a favor de las demandas ambientales”.

Santiago, 08 de enero de 2021 – La organización ambientalista Greenpeace, hizo un llamado a los candidatos de la Convención Constituyente “a proponer cambios reales para la redacción de una nueva Carta Magna y no perpetuar los intereses particulares que distintos sectores políticos y gobiernos han tenido durante décadas frente a la emergencia climática y en particular la crisis hídrica que hoy afecta al país”.

Actualmente, Chile es el 18vo país con mayor riesgo hídrico del mundo, y el 1° en toda América, según el World Resources Institute, donde el 98% del agua es para usos industriales, agrícolas, forestales y mineros y el 2% restante del agua es para el consumo de la población.

El llamado es a pocos días de conocer nuevos candidatos a la Convención Constituyente y justo cuando se cumple un año desde que el Senado desechara asegurar el agua para las personas y los ecosistemas en la Constitución, contabilizando 24 votos a favor y 12 en contra, pero que al no cumplirse la regla de los dos tercios necesarios para su aprobación (29 votos a favor), la idea de legislar fue rechazada.

En este contexto y ante los nuevos anuncios de candidatos para la Convención Constituyente, como el realizado ayer por el ex ministro de Agricultura, Antonio Walker, Greenpeace aseguró que “una persona que tiene conflictos de interés por los más de 300 litros en derechos de agua que él mismo ha reconocido, hace cuestionar su candidatura y su posición frente a la situación hídrica que hoy vive Chile, donde el agua está en manos de grandes empresarios, los mismos responsables de tener al país completamente seco. Alguien con este historial no se ajusta a la línea de constituyentes que buscan avanzar a favor de las demandas ambientales”.

“Haber votado la Convención Constitucional implica elegir a aquellos constituyentes que se encarguen de los temas que la actual Carta Magna no ha permitido avanzar, como los más de nueve años que llevan estancadas las conversaciones por el Código de Aguas y los más de 15 años para la protección de glaciares, ambas normativas fundamentales para la vida y los ecosistemas. Que el agua deje de ser un problema entre grandes empresas, está en manos de los constituyentes, por eso es fundamental que la ciudadanía priorice en la votación de abril próximo a quienes demuestran compromiso con los derechos fundamentales para todos los chilenos y chilenas”, enfatizó Matías Asun, director de Greenpeace en Chile.

La organización además destacó los resultados de su estudio “Chile Gota a Gota: pandemia, desafíos y percepciones de la crisis hídrica”, donde 97% de los encuestados dice que el agua para consumo humano debe estar garantizada en la nueva Constitución y 76% identificó que el responsable de la falta de agua en Chile, entre otros factores, son las leyes que no priorizan el agua para el consumo humano ni reconocen este bien común como un derecho.

Greenpeace inició en 2020 la campaña Suelta el Agua para recuperar y priorizar el agua para las personas y el medioambiente, evidenciando la gravísima situación de crisis hídrica que afecta al país producto de la privatización de facto de las aguas y las graves consecuencias que ello está generando, agravadas además, por la crisis climática y la pandemia de Covid-19. Actualmente más de 100.000 personas ya se han sumado a la petición. 

Go to Source
Author: rholzman

Greenpeace y su llamado de fin de año: “Que la fiesta no pare aquí”

Santiago, 29 de diciembre de 2020 – Con el fin de concientizar a la población y a las corporaciones, Greenpeace lanzó un video en el que muestra dónde va a parar el plástico que usamos en estas fiestas, revelando el daño que este material genera en los ecosistemas.

Este llamado de la organización ambientalista tiene por finalidad poner una alerta respecto a la importancia de suprimir el cotillón y los plásticos de un solo uso durante las celebraciones de fin de año.

Este final de año será una celebración distinta. Muchas personas no podrán ver a sus seres queridos. Además, producto de la pandemia por Covid 19, varias comunas del país determinaron suspender los shows de fin de año.  ¿Y si este año le hacemos un regalo al planeta? Greenpeace nos invita a cambiar nuestras pautas de consumo.  

Desde Greenpeace, su vocera, Soledad Acuña, nos dice “este año ha sido sin duda un año que nos ha golpeado fuerte y nos ha hecho reflexionar. Reflexionar respecto a qué vale la pena,  fundamental a la hora de arriesgarnos a comprar, compartir con personas o cualquier cosa que nos ponga en riesgo a la hora de exponernos al Covid. Sin duda, desde Greenpeace estamos convencidos que disminuir el consumo excesivo y rechazar todos los elementos que vamos a utilizar solo una vez es clave para combatir la pandemia de plásticos que año con año exacerba su toxicidad en nuestros ecosistemas y organismo”.

Y agrega: ” El plástico es invisible cuando está microfragmentado, se introduce en nuestros pulmones, en nuestra comida y en nuestras aguas… Bien sabemos que  determina hoy en día un paso de la vida a la muerte”. 

Más de mil toneladas de basura se generan entre pascua y año nuevo por eso reciclar no es suficiente. La manera que los ciudadanos podemos influir sobre el impacto de los plásticos de un solo uso en el planeta es reduciendo la generación de basura plástica. 

Greenpeace, en su constante preocupación por el cuidado de los ecosistemas, entrega tips simples y fáciles de seguir, para unas fiestas más sostenibles, ¡el mejor regalo para el planeta! 

Para las cenas de navidad y año nuevo

  • Los alimentos, cuanto más cercanos, mejor, menos transporte y menos emisiones de CO2.  
  • Apuesta por el producto fresco, natural y de temporada. Y si puedes, ecológico.
  • Evita los productos elaborados y sobre envasados y compra a granel siempre que puedas.
  • Reduce el consumo de carne y pescado y apuesta por menús ricos en verduras, legumbres y frutas.
  • Si quieres introducir carne en tu comida, ¿por qué no sorprendes a tus comensales con carne ecológica? Busca el etiquetado de certificación de tu comunidad autónoma.
  • No olvides llevar bolsa de tela o carrito para tus compras. Así no tienes que utilizar bolsas de plástico.
  • No se nos pueden olvidar que hay que empezar bien el año. Para tus uvas elígelas a granel, sin empaquetado.
  • Si celebrarás estas fiestas con muchas personas, no uses vasos, platos y cubiertos de plástico. No faltará el invitado que puede colaborar con vajilla y cubiertos.
  • Elimina el uso de bombillas plásticas para cocktails, jugos y cualquier tipo de bebestible para adultos y niños. Elige bombillas reutilizables o bebe directamente del vaso.
  • Compra tu comida a granel y evita el exceso de envoltorio, como por ejemplo bandejas.
  • En estas celebraciones, puedes preparar jugos naturales con agua de la llave, no con agua embotellada.
  • Para las bebidas y líquidos de estas fiestas, elige aquellos  cuyos envases sean retornables, como el vidrio, en lugar de brik y botellas de plástico.
  • Y por último: piensa siempre antes de adquirir: ¿Lo necesito realmente?, ¿podré reutilizarlo o regalarlo una vez que lo use? y ¿a dónde irá a parar una vez que ya no tenga utilidad?

Go to Source
Author: Prensa Chile

Greenpeace por cierre de termoeléctricas en Quintero – Puchuncaví: “Nada de este anuncio repara el daño hecho a las personas ni a los ecosistemas”

La organización además cuestionó la efectividad de esta medida, argumentando que las centrales ya tenían su vida útil cumplida, por lo que los episodios críticos de contaminación, las intoxicaciones en la población y los varamientos de carbón, no dejarán de ocurrir a futuro.

Santiago, 29 de diciembre de 2020 – Como una medida tardía calificó Greenpeace el anuncio realizado por la norteamericana AES Gener, sobre el cierre de dos de las cuatro centrales a carbón, que operan hace 50 años sin autorización ambiental,  instaladas en el cordón industrial de Quintero – Puchuncaví, hecho que se concretaría en los próximos cinco años.

“Lo que realmente vemos acá es la impunidad con la que esta empresa ha intoxicado sistemáticamente a generaciones enteras a su alrededor. Que hoy hayan tomado esta tardía decisión es un avance hacia lo que deben hacer las grandes transnacionales de la energía para enfrentar el escenario climático, que es tener un plan ambicioso lejos de fuentes obsoletas. Nada de este anuncio repara la grave vulneración de derechos humanos que se ha efectuado con el daño a la salud de las personas ni a los ecosistemas en ese lugar. Plantearlo como un triunfo con fuegos artificiales, bombos y platillos es continuar riéndose en la cara de la gente, la naturaleza y la justicia, luego de todos estos años de indiferencia”, indicó Matías Asun, director en Greenpeace Chile.

La organización además cuestionó la efectividad que esta medida tenga a futuro respecto a la calidad del aire en el lugar, el daño a las personas y los ecosistemas marinos, argumentando que ambas centrales que dejará de operar (Ventanas 1 y 2), tenían su vida útil cumplida, por lo que esto no generará un cambio mayor en el impacto que se evidencia en el lugar.

“La verdadera pregunta que debemos hacernos es si el cierre de estas centrales evitará en adelante que la población deje de ver los varamientos de carbón diarios; las intoxicaciones; la presencia de metales pesados en el techo de las casas; el daño al fondo marino y los ecosistemas; las enfermedades respiratorias; los más de 520 episodios críticos de contaminación en los últimos dos años y por último, los acuerdos de silencio patrocinados por la misma empresa ofrecidos a los pescadores del lugar. La respuesta es que nada de esto dejará de pasar a futuro”, indicó Asun.

Greenpeace además apuntó al Estado como el principal responsable de avanzar en el camino a un país con mayor ambición climática y cuyo llamado a las empresas debe apuntar a la verdadera responsabilidad social, a través de medidas que apunten al compromiso con el medioambiente y las personas.

“El llamado es que el gobierno deje de promocionar, subsidiar y aplaudir lo que consideramos es una responsabilidad y un deber de las mismas empresas, dejar atrás de una vez por todas fuentes de energía tóxicas y peligrosas como el carbón y que hoy mantiene cinco zonas de sacrificio en Chile activas. Desde la organización mantenemos nuestra convicción de que la descarbonización total debe ocurrir a más tardar el año 2030”, agregó Asun.

Finalmente la organización advierte que, conforme a este plan de descarbonización acordado entre generadora y el gobierno,  el cierre definitivo de ambas centrales se concretará recién en el año 2025 de forma definitiva, y que para ello se realizó un cambio regulatorio que subsidiará los costos del cierre de estas industrias de más de 50 años, sin destinar hasta la fecha presupuesto para restablecer los derechos de las personas y de los ecosistemas,  lo que está lejos de considerarse dentro de una agenda centrada en los derechos humano y ambiciosa en términos climáticos.

Go to Source
Author: Prensa Chile

A %d blogueros les gusta esto: